Obama fuma a escondidas

El presidente de EU confiesa que aún no ha dejado por completo el cigarro y qué en ocasiones fuma; el mandatario estadounidense ha impuesto una serie de agresivas reformas contra las tabacaleras.
WASHINGTON (CNN) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, puede haberle hecho la vida más difícil a algunos fabricantes de cigarrillos, pero confiesa que de vez en cuando fuma uno a escondidas.

Obama, que ha luchado públicamente por dejar el cigarrillo, dijo que aún no ha abandonado completamente el hábito aún después de haber firmado esta semana una ley que probablemente establezca nuevas normativas severas para la industria del tabaco.

"Como ex-fumador lucho constantemente contra él. ¿Alguna vez me he descarrilado? Sí. ¿Soy un fumador diario, un fumador constante? No", dijo Obama en una conferencia de prensa.

"No lo hago en frente de mis hijas. No lo hago en frente de mi familia. Diría que estoy un 95% curado, pero hay veces que meto la pata", agregó.

La nueva ley otorga a la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos el poder de limitar estrictamente la fabricación y el mercadeo de los productos de tabaco.

En una ceremonia de firma en la Casa Blanca el lunes, Obama afirmó que él estaba entre el 90% de los fumadores que adquirieron el hábito antes de su cumpleaños número 18.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Una vez que uno toma este camino es algo con lo que uno lucha continuamente, por lo que precisamente es tan importante la legislación que firmamos, porque no deseamos que los chicos tomen ese camino", sostuvo en la conferencia de prensa.

Cerca del 20% de los estadounidenses fuma y el consumo de tabaco causa la muerte de alrededor de 440,000 personas por año en Estados Unidos por cáncer, enfermedad cardíaca, enfisema y otros males.

Ahora ve
El pueblo ecuatoriano manda mensajes de aliento a México
No te pierdas
×