Irán registra nuevas protestas

Manifestantes protestaban frente del parlamento en Teherán para exigir nuevas elecciones en el país; la policía reprimió a los manifestantes con gases lacrimógenos y disparos al aire, según testigos.
EL CAIRO (AP) -

Manifestantes y policías antimotines chocaron en las calles en torno al parlamento iraní el miércoles, mientras centenares de personas convergían en una plaza de Teherán en desafío a una orden gubernamental de desistir del reclamo de nuevas elecciones, dijeron testigos.

La policía reprimió a los manifestantes en la Plaza Baharestán con bastones, gases lacrimógenos y disparos al aire, dijeron los testigos a The Associated Press. Algunos manifestantes enfrentaron a la policía, mientras otros se replegaban hacia la Plaza Sepá, unos 2,000 metros hacia el norte.

Un helicóptero revoloteaba sobre el centro de la capital, ocupado por cientos de policías que trataban de impedir cualquier reunión por breve que fuese, dijo un testigo a la AP. Miles de agentes de seguridad invadieron las calles aledañas, dijo el testigo, que se negó a dar su nombre por miedo a las represalias.

Videos de aficionados colocados en el sitio de Internet YouTube mostraban a jóvenes de ambos sexos arrojando piedras y atacando barricadas, una de ellas en llamas. Algunos coreaban, "Muerte al dictador". No se pudo verificar de inmediato la autenticidad del video debido a las restricciones impuestas a la prensa por el gobierno.

Debido a las fuertes restricciones, es casi imposible para la prensa independiente verificar los informes sobre manifestaciones, enfrentamientos y víctimas. Irán ha ordenado a las agencias de prensa internacionales que permanezcan en sus oficinas, prohibiéndoles informar desde las calles.

El líder supremo ayatolá Alí Jamenei se negó horas antes a ceder a los reclamos de los manifestantes, con lo cual cerró la puerta a cualquier acuerdo con la oposición.

La esposa del líder opositor Mir Hossein Mousavi comparó la situación con la ley marcial y dijo que los manifestantes se negaban a ceder.

La página de Internet de Mousavi había dicho que se planificaba un acto de protesta frente al parlamento, pero la página lo distanciaba de los hechos, declarando que eran independientes y no organizados por el candidato reformista.

La esposa de Mousavi, Zahra Rahnavard, una ex decana universitaria que participó junto a él en la campaña, dijo en otra página de la red que sus partidarios tenían derechos constitucionales y el gobierno no debería tratarlos "como si rigiera la ley marcial en las calles".

Reclamó la libertad de los activistas y todos los detenidos en las manifestaciones.

El ex primer ministro Mousavi vio cómo su campaña se transformaba en un movimiento de protesta cuando el gobierno declaró que el presidente Mahmud Ahmadinejad había ganado las elecciones del 12 de junio.

Mousavi denunció fraude y los analistas occidentales que estudiaron la información disponible dijeron que había señales de manipulación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Jamenei ha ordenado que cesen las protestas, colocando a Mousavi ante la disyuntiva de contener a sus seguidores o seguir desafiando la autoridad inapelable del país a pesar de las amenazas de violencia.

"Con respecto a la situación actual, he insistido e insistiré que se aplique la ley. Eso significa que no daremos un paso por fuera de la ley", dijo Jamenei por la televisión estatal. "Desde luego, ni el sistema ni el pueblo cederán a las presiones a ningún precio". Los términos empleados indican que se refería a las presiones internas.

Ahora ve
Función Pública determinará quiénes fueron los responsables del socavón
No te pierdas
×