Arias mediará en conflicto de Honduras

Hillary Clinton planteó la mediación del presidente costarricense en la crisis hondureña; la medida fue tomada después de la reunión de Zelaya con la secretaria de Estado estadounidense.
clinton  (Foto: AP)
WASHINGTON (AP) -

El presidente costarricense Oscar Arias será el mediador internacional en la crisis política de Honduras, anunció el martes la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton, mientras la Corte Suprema hondureña insinuó la posibilidad de otorgarle una amnistía al presidente depuesto Manuel Zelaya. Zelaya se reunió con Clinton en el Departamento de Estado y al salir aseguró que había "aceptado la propuesta de mediación del presidente Arias". Al mismo tiempo se declaró convencido de que "sigue habiendo un apoyo muy claro de la comunidad internacional y de los pueblos de América a la democracia en Honduras".

Clinton, tras reunirse con el mandatario derrocado, dijo que tanto Zelaya como Roberto Micheletti, quien asumió como presidente de facto, aceptaron al mediador. Añadió que Arias se ocupará del problema desde Costa Rica.

Mientras tanto, en Honduras, el portavoz de la máxima corte del país, Danilo Izaguirre, habló de la posibilidad de otorgar una amnistía a Zelaya una vez que haya un acuerdo político en torno a la crisis.

"La amnistía a Zelaya sería política con el fin de hallar una salida a la crisis del país", dijo a The Associated Press. Una amnistía, sin embargo, sólo la puede otorgar el Congreso.

Antes del anuncio de Clinton, Micheletti dijo a la estación radial HRN que se había comunicado con Arias para agradecerle "su intención de participar en un gran diálogo para resolver el problema de nuestro país",

Consideró que Arias "tiene una conducta intachable y es un hombre con mucha credibilidad a nivel mundial"

Dijo que su gobierno está abierto al diálogo, aunque advirtió que "el diálogo no significa que se permitirá el regreso de Zelaya".

Horas antes en Moscú, el presidente estadounidense Barack Obama dijo que estaba apoyando a Zelaya, no porque fuera un amigo de Estados Unidos sino por principios de defensa de la democracia.

Horas antes de la entrevista de Clinton con Zelaya, un alto funcionario del gobierno de Obama declaró que una opción era tratar de forjar un compromiso entre Zelaya, Micheletti y las fuerzas armadas para que el depuesto presidente pudiera retornar y terminar los seis meses de gobierno que le faltan con poderes limitados y claramente definidos.

Zelaya, a cambio, abandonaría sus aspiraciones de modificar la constitución, un plan que trataba de sacar adelante a fin de tener la oportunidad de reelección, dijo el informante que habló bajo condición de no ser identificado debido a que las conversaciones estaban todavía en marcha.

Zelaya, un ganadero rico que se situó en la izquierda política y se alió al presidente venezolano Hugo Chávez, fue depuesto el 28 de junio. El argumento fue que se empeñaba en llevar adelante en las elecciones de ese día "una encuesta" con una urna extra en las mesas de votación que proponía consultar a los electores si deseaban la reforma constitucional.

La encuesta, que fue organizada por el Instituto Nacional de Estadísticas y no el ente electoral del país, fue declarada inconstitucional por la Corte Suprema, la fiscalía y el Congreso, dijo Micheletti.

Zelaya intentó retornar a Honduras el domingo en un avión venezolano que no pudo aterrizar debido al bloqueo con personal y equipo militar del aeropuerto de Tegucigalpa. Llegó más tarde a San Salvador donde lo esperaban los presidentes de Argentina, Ecuador y Paraguay.

El sábado, la OEA suspendió a Honduras de sus obligaciones en la organización al vencer el plazo de 72 horas que le dio a Micheletti para que ceda el cargo a Zelaya.

Ahora ve
Entre sonrisas, Javier Duarte aceptó ser extraditado a México
No te pierdas
ç
×