Harp Calderoni ya se sentía mal: Martí

El empresario y activista revela que antes de morir el hijo de Harp Helú tuvo dolores estomacales; cuenta que en su última conversación habló con él de cómo recuperarse del dolor y el sufrimiento.
Alfredo Harp Calderoni  (Foto: Archivo Quién.)
CIUDAD DE MÉXICO -

Días antes de que Alfredo Harp Calderoni, de 39 años de edad, falleciera víctima de un paro fulminante se "sintió mal", así lo reveló el empresario Alejandro Martí, amigo cercano de la familia a Quién.com.

"Tenía dos días que sentía molestias, que se sentía un poco incómodo y ese día (domingo 5 de julio) llegó a su cama y se acostó sintiéndose muy mal; su esposa, Vannesa, lo vio con malestares en la madrugada y le habló a un doctor de confianza y sucedió lo que sucedió", explicó el empresario.

Como a la propia mujer de Harp Calderoni, a muchos de los que convivieron y conocieron al joven empresario su muerte los tomó por sorpresa.

"Ella nunca se imaginó que era un ataque al corazón", aseguró Martí.

Alejandro Martí afirmó también que a pesar de que con anterioridad padeció dolores estomacales, llevó a sus hijos al cine, porque a su juicio además de ser un buen deportista, esposo e hijo era un excelente padre de familia.

"Un gran hombre de familia, un excelente hijo y amigo, un hombre sano, trabajador, entusiasta y con una gran capacidad humana en todos los sentidos", asegura.

El fundador del Sistema de Observación por la Seguridad Ciudadana (S.O.S), recuerda que cuando conoció al primogénito de su amigo Alfredo, éste ya era todo un joven que empezaba a hacer sus primeros ‘pininos' empresariales.

Lo recuerda como a un hombre muy trabajador y muy sencillo de carácter, quien a pesar de ser hijo de uno de los empresarios más importantes de México tomaba las cosas como un aprendizaje vendiendo y promoviendo su trabajo.

A Harp Calderoni le gustaba mucho el deporte, por lo que sus dos grandes pasiones eran practicar box y el beisbol, pero siempre realizaba ejercicio como el levantamiento de pesas entre otras cosas, y "cuando practicaba el ‘beis' jugaba  requetebien' porque nunca dejaba morir una bola", recuerda Martí.

Pocas semanas antes de que muriera Harp Jr., los empresarios se reunieron.

"Nosotros, cada que había comité o cada que había consejo, aprovechábamos para quedarnos a platicar". En aquella ocasión estuvieron presentes los Alfredos y, por supuesto, Alejandro Martí.

Como siempre, luego de hablar de negocios pasaban al ámbito personal.

"Platicábamos de procesos de la forma de pensar de cada quien: nuestros amigos, la familia, de México y sus problemas", narra el presidente de S.O.S.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Recuerdo que hablamos mucho de cosas de la vida, porque a pesar de que los Harp son grandes empresarios es gente muy humana. Hablamos mucho de lo que me había pasado con mi hijo (Fernando Martí, de 14 años de edad, quien fue secuestrado el 4 de junio y hallado muerto el 1 de agosto de 2008), platicamos mucho de cómo debemos tomar la vida y de cómo aprovechar las cosas para hacer más", recuerda Martí, y esa fue la última ocasión que los dos empresarios estuvieron juntos.

"La última plática fue muy orientada al tema del dolor, de sufrimiento, de cómo hay que recuperarse, de cómo hay que hacer cosas productivas, pues ellos siempre han sido grandes filántropos", finalizó Alejandro Martí.

Ahora ve
Esto es lo que verás en ‘La forma del agua’, del mexicano Guillermo del Toro
No te pierdas
×