Zelaya no negociará su presidencia

La ex ministra de Finanzas, Rebeca Santos, dijo que el Gobierno interino viola los derechos humanos; la ex funcionaria hondureña delinea los puntos que no estarán a discusión en Costa Rica.
Rebeca Santos- Honduras  (Foto: CNN)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El derrocado presidente de Honduras, Manuel Zelaya se dispone a iniciar conversaciones con el presidente interino de su país, Roberto Micheletti, en las que no se encuentran en la negociación los principios de institucionalidad, gobernabilidad y derechos humanos, dijo la depuesta ministra de finanzas hondureña, Rebeca Patricia Santos. En el diálogo que mediará el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, la funcionaria ve como una señal positiva que se realice en un país que ha sido reconocido por su contribución a la paz, al no contar con un ejército ni mucho menos con una tradición golpista.

Sin embargo, en las discusiones con el presidente interino Micheletti deberá tomarse en cuenta que tanto el Congreso, como el ejército, violaron la democracia.

"Hay cierto principios de la ética global del siglo XXI que no son transables, para mi esto va mas allá de lo que  el presidente Zelaya o Micheletti puedan poner sobre la mesa de negociación", dijo Santos en entrevista con CNNExpansión.com.

El primer punto que considera no negociará Zelaya es un condicionamiento del retorno a la presidencia, al mandato del ejecutivo, debido a que es un presidente electo democráticamente, en funciones y cuyo mandato aún no concluye.

Tampoco es "transable" la legalización de la acción violenta con la que derrocaron al presidente Zelaya, sacándolo por la fuerza de la casa presidencial y del país.

¿Estaría de acuerdo en una amnistía? Se le preguntó a Santos, quien destacó que el acto golpista no sólo impactó en el ejecutivo que representa Zelaya, sino que violenta los derechos del pueblo que lo eligió como su presidente.

Adicionalmente la discusión debe enfrentar los elementos vinculantes a los derechos humanos, ya que el movimiento que derrocó a Zelaya a finales de junio pasado ha desplazado a personas, como la propia ministra Santos, quien enfrenta una orden de aprehensión; ha provocado represión en las calles, incluso muertos y heridos y a más de 500 detenidos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"No sólo estamos luchando por recobrar la institucionalidad en el país, sino por ofrecer plenas garantías a todos los hondureños", dijo Santos, quien el 28 de junio, cuando fue expulsado el presidente Zeleya, se encontraba en Nueva York en una reunión ministerial en la Organización de las Naciones Unidas y que tras viajar a una reunión ministerial en Santiago de Chile, vino a México, al no poder regresar a su país.

Zelaya arribó este jueves a Costa Rica en donde no se alimentan esperanzas de una pronta solución, una vez que demandó la inmediata remoción del gobierno del presidente interino de Micheletti.

Ahora ve
Cómo lograr que tu oficina aproveche las nuevas herramientas tecnológicas
No te pierdas
×