Honduras debate solución a crisis

El Congreso de ese país analizará la propuesta de Óscar Arias para que Zelaya regrese al poder; el depuesto presidente está a 12 kilómetros de la frontera con Honduras esperando una respuesta.
zelaya  (Foto: AP)

El Congreso de Honduras debate el lunes la propuesta del presidente costarricense, Óscar Arias, que contempla el regreso al poder del depuesto mandatario Manuel Zelaya, quien sigue apostado en la frontera con Nicaragua para presionar por su restitución.

Casi un mes después de un golpe de Estado que lo expulsó del país, el regreso de Zelaya a Honduras parecía improbable porque a pesar de que el Gobierno de facto está dispuesto a analizar la propuesta del mediador Arias, ha rechazado tajantemente restituir al mandatario.

Zelaya decidió permanecer en la localidad nicaragüense de Ocotal, cerca del punto fronterizo Las Manos a donde arribó el viernes, mientras del lado hondureño un fuerte operativo de policías y soldados impedía por cuarto día consecutivo el acceso de sus partidarios hasta la frontera.

Muchos comenzaron a regresar a sus casas, mientras algunos lograron pasar a territorio nicaragüense. Cerca de 1,000 personas, según Zelaya, se habían instalado en albergues, gimnasios deportivos u hoteles en Ocotal para acompañarlo.

Zelaya dijo en la noche del domingo que se quedaría allí, a 12 kilómetros de la militarizada frontera, "el tiempo que sea necesario" hasta recuperar el poder, pese a las amenazas de arrestarlo apenas entre a territorio hondureño.

El Gobierno de facto lo acusa de haber violado la Constitución al intentar realizar una consulta popular que abriera paso a la reelección y considera que la manera que lo sacó del poder fue legítima, aunque su expulsión a punta de fusil despertó indignación en la comunidad internacional.

"La verdad es que él fue removido por un Gobierno civil (de tres poderes) democráticamente electo porque los poderes independientes judicial y legislativo de nuestro gobierno encontraron que él violó nuestras leyes", dijo el presidente interino, Roberto Micheletti, en un editorial publicado en el diario estadounidense Wall Street Journal.

El Congreso analizará también una propuesta de amnistía para los delitos políticos atribuidos a Zelaya, dijo el vicepresidente Ramón Velásquez, del opositor Partido Demócrata Cristiano.

"Esta tarde pensamos tener ya una resolución del Congreso, para que el Ejecutivo lo use en las pláticas que está realizando el Gobierno con los mediadores", agregó a Reuters.

El Congreso hondureño, donde la mayoría de los diputados se oponen a Zelaya, planea reunirse desde esta tarde para analizar la propuesta de Arias, que contempla la restitución del presidente para poner fin a la peor crisis política de América Central en 20 años.

Zelaya reclamó el fin de semana una actitud más firme de la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, después de que ésta lo criticara por haber llegado a la frontera el viernes y avanzado unos metros en territorio hondureño, en un actitud de desafío al Gobierno de facto.

Estados Unidos ha cancelado ayuda militar por 16.5 millones de dólares, pero no ha retirado a su embajador ni tomado medidas directamente contra quienes llevaron a cabo el golpe.

En Tegucigalpa, opositores al Gobierno de facto incendiaron automóviles de la policía en una zona rural de Honduras, en una señal de que los ánimos están caldeados en la empobrecida nación centroamericana.

"Querían linchar a la policía para quitarle al detenido, incendiaron dos vehículos y causaron daños a un edificio de una empresa estatal de comunicaciones", dijo el portavoz de la policía Víctor Claros a una radio local.

El domingo, durante el funeral de un joven muerto en la frontera con Nicaragua en circunstancias aún poco claras, partidarios de Zelaya golpearon a dos policías e incendiaron una patrulla, dijo un fotógrafo de Reuters en el lugar.

En tanto, dirigentes del Frente Nacional de Resistencia contra el golpe dijeron que reiniciarán protestas para presionar por el retorno de Zelaya.

"La movilización en la frontera es sólo una vía, nuestra lucha es general para derrotar a los golpistas", dijo Juan Barahona, líder del movimiento que días atrás bloqueó carreteras en diferentes puntos del país.

Zelaya comenzó a generar una creciente oposición entre empresarios e incluso con sus copartidarios cuando se alió al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a quienes muchos hondureños ven como culpable de la actual crisis política.

 

Ahora ve
Científicos hallan en Portugal un raro tiburón calificado como ‘fósil viviente’
No te pierdas
×