Micheletti aumenta denuncias a Zelaya

El Gobierno de facto culpó al mandatario depuesto de retener medicinas y equipos médicos; Zelaya es acusado de abuso de autoridad, corrupción, traición a la patria y usurpación de funciones.

Más de un mes después del derrocamiento del presidente de Honduras, Manuel Zelaya, el Gobierno interino aumentó el lunes las denuncias sobre presuntas irregularidades durante su gestión sin importarle la creciente presión externa para que sea restituido. El Gobierno de Roberto Micheletti dijo la semana pasada que encontró en bodegas públicas medicinas vencidas y otros equipos médicos provenientes de donaciones de terceros países que nunca fueron distribuidos entre la empobrecida población del país centroamericano.

Además, el Gobierno que se instaló tras el golpe de Estado contra Zelaya el 28 de junio ha señalado irregularidades como la realización de compras directas mediante decretos de emergencia durante los últimos meses antes del levantamiento.

"Estamos recopilando toda la información que tenemos. Cada día que pasa estamos dándonos cuenta con qué debilidad se estaban tratando los asuntos de Gobierno en el año anterior", dijo el lunes Micheletti durante un acto protocolar.

Las acusaciones se suman a una serie de cargos que la fiscalía imputó a Zelaya luego de su derrocamiento y que van desde traición a la patria hasta usurpación de funciones, abuso de autoridad y actos corrupción. El Gobierno de facto de Micheletti ha señalado incluso vínculos con el narcotráfico.

En tanto, el Congreso se apresta a revisar convenios sobre energía de carbón -firmados por Zelaya y aprobados en el 2008 por el legislativo- con los que el gobernante depuesto habría devuelto un favor político a una compañía guatemalteca, según informó el Partido Liberal, al que pertenece el líder.

Zelaya, sacado del país por militares a punta de fusil, ha desestimado las denuncias y ha dicho que Micheletti pretende desacreditarlo a nivel internacional para avalar el golpe de Estado.

El Gobierno de facto amenaza con arrestar a Zelaya si pone un pie en territorio de Honduras, pero sin embargo no ha explicado por qué lo expulsó del país si quería juzgarlo o cuál es la razón por la que no permitió que aterrizara en Tegucigalpa el 5 de julio, cuando intentó regresar.

Los diarios La Prensa y El Heraldo -contrarios a Zelaya- publicaron el lunes informes sobre elevados sueldos diplomáticos hondureños en el exterior, que representarían costos anuales de unos 23.9 millones de dólares, más gastos de representación, cuando el presupuesto total de la cancillería no supera los 28 millones de dólares.

Los medios también han criticado que el gobernante cerrara vías de financiamiento internacional y haya dado preferencia a la alianza con el líder izquierdista venezolano Hugo Chávez, quien cortó los envíos de crudo y derivados a Honduras tras la salida de su aliado ideológico.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La situación de Honduras permanece estancada mientras el presidente costarricense, Óscar Arias, intenta conseguir una salida negociada a la crisis, al tiempo que aumenta el temor a que se desate la violencia entre los bandos rivales.

Zelaya, contra quien pesa una orden de arresto en Honduras, está en Nicaragua y el martes tiene previsto reunirse con el presidente de México, Felipe Calderón, buscando apoyo para intentar reasumir las riendas de su país.

Ahora ve
Así fue el escape del alcalde opositor venezolano Antonio Ledezma
No te pierdas
×