Volkswagen, una huelga de bajo impacto

La negociación de la huelga en Puebla sería mucho más veloz que otros años; un paro sindical no sólo da una mala señal al mercado sino que daña el prestigio de la marca.
vw-huelga-reu  (Foto: CNN)
Dino Rozenberg
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

¿A quién beneficia una huelga cuando las ventas de autos están por el suelo? El martes, cuando se colgaron las banderas rojas y negras en la planta de Volkswagen en Puebla, algunos observadores pensaron rápido: le conviene parar la producción y ahorrarse los salarios y el costo de fabricar, porque están trabajando a la mitad de su capacidad.

Se apoyan en el hecho real de que en el primer semestre la producción cayó 36.9% respecto del mismo periodo de 2008, mientras las exportaciones cayeron 34.5% y las ventas al público en 23.5%.

Un dato dramático: en octubre del 2008 se fabricaron más de 45,000 unidades y en abril de 2009, sólo 14,000. Este mes de julio sólo se vendieron en México 7,100 vehículos de la marca, la peor cifra del año.

Pero no hay que ser simplistas, y el vocero de la armadora alemana, Thomas Karig, lo dejó claro en su conferencia de prensa este mediodía, cuando aseguró que un paro sindical no sólo da una mala señal al mercado sino que daña el prestigio de la marca.

Lo que Karig no explicó es por qué la firma insistió, hasta la ruptura, en su extraña oferta de mejora: un bono de 5,500 pesos que se pagaría por única vez, y un aumento salarial de 1% a partir de febrero de 2010.

¿1% directo al salario cuando la inflación le pega al 5%? El sindicato, por su parte, bajó sus pretensiones de 8%, a 5 y finalmente a 3%, lo que muestra que, a pesar del ruido mediático, las posiciones no están muy distantes. Hasta ahora lo más seguro es que mañana jueves se reanuden las negociaciones, y que el paro concluya a la brevedad.

Contra lo que se podría pensar, a Volkswagen no le conviene tener cerrada la planta para ahorrarse los salarios caídos, que casi siempre se reponen como parte de la negociación.

Los gastos fijos siguen acumulándose, y a esto se agrega el elevado costo y las penalizaciones que afectan toda la cadena de abastecimientos y proveedores.

En estos momentos se han paralizado decenas de camiones cargados con partes y componentes, mientras los distribuidores en Europa no saben cuándo llegarán los Boras y Beetles que solicitaron.

¿Cuánto representa el costo laboral en el precio total de un automóvil? Cálculos conservadores sugieren que este insumo no pasa de 10 a 15 %, lo que significa que ensamblar un auto de 200,000 pesos cuesta entre 20,000 y 30,000 pesos en mano de obra.

La diferencia entre un aumento salarial de 1 y 3% es tan pequeña (400-600 pesos) que no impactaría seriamente los resultados de la armadora.

Analistas del sector -que pidieron el anonimato- especulan que, después de tres meses de paros técnicos subsidiados con recursos federales, la postura de VW buscaría mostrar al gobierno mexicano que su capacidad financiera está al límite, y que mantener la planta productiva requiere nuevas medidas de apoyo.

Adolfo Ramírez, especialista de PricewaterhouseCoopers para el sector automotriz, dijo que sólo los 118 días de paros técnicos le costaron a VW 68 millones de pesos.

Un hecho significativo es la reacción del público en varios portales de noticias, donde la mayoría de los comentarios cuestionan al sindicato, afirman que no es tiempo para pedir aumentos, y temen incluso que la empresa podría cerrar la planta y trasladarla a otro país más receptivo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Es un mensaje que deberán considerar los sindicatos que negocien sus convenios en lo que queda del año.

 

Ahora ve
Diez alimentos que le hacen bien a tu cerebro
No te pierdas
×