Madoff, libre de cáncer

La Oficina Federal de Prisiones informó que el estafador no padece ninguna enfermedad cancerígena; la aclaración vino luego de un rumor que aseguraba que el ex banquero estaba muriendo de cáncer.
NUEVA YORK (CNN) -

Al estafador Bernard Madoff, encarcelado tras confesar un fraude financiero de 65,000 millones de dólares que dejó víctimas alrededor el mundo, no se le ha diagnosticado cáncer, dijo el lunes la Oficina Federal de Prisiones. La afirmación la hizo en respuesta a un reporte de un diario que citó a compañeros de prisión de Madoff que afirmaron que el ex inversionista estaba cerca de morir debido a una enfermedad.

El New York Post publicó el lunes que Madoff, de 71 años y que cumple desde junio una sentencia de 150 años en una prisión federal de Carolina del Norte, le había dicho a sus compañeros de prisión que estaba muriendo de cáncer y que no le quedaba mucho tiempo de vida.

"Bernie Madoff no tiene una enfermedad terminal y no se le ha diagnosticado cáncer", dijo la portavoz de la agencia que administra las cárceles Traci Billingsley en un comunicado enviado por correo electrónico.

El artículo de New York Post está "llena de inexactitudes" según Billingsley, quien agregó que la agencia no puede dar todos los detalles.

El Post citó a un interno de la Institución Correccional Federal de Mediana Seguridad Butner quien sostuvo que Madoff estaba tomando "unas 20 pastillas por día" y "no está muy bien".

El periódico dijo que este año ya habían habido especulaciones sobre la salud de Madoff y que los rumores indicaban que sufre de cáncer pancreático.

El diario también aseguró que Madoff ha comenzado a realizar algunas actividades con inesperados círculos sociales.

Según el periódico, un Madoff a torso desnudo se unió a las "ceremonias de purificación religiosa de nativos americanos" que se realizan cada semana y que incluyen plegarias, piedras calientes para provocar el sudor y fumar de una pipa.

Billingsley confirmó que Butner ofrece una sala para sudar así como una estructura religiosa para presos nativos estadounidenses.

También indicó que varias "bandas" en la prisión están intentando reclutar a Madoff, mientras que otros reos regularmente le cocinan sándwiches en sus celdas.

Larry Levine, un ex interno de la cárcel y fundador de Wall Street Prison Consultants, que prepara a las personas para su encarcelación, dijo que no estaba sorprendido de que Madoff hubiera encontrado amigos entre la población penal indígena.

Levine dijo que Butner es conocida como la "fábrica de queso", un sobrenombre que alude a la gran cantidad de informantes federales o "ratas" que están presos allí.

"He hablado con algunas personas que dicen que (Butner) parece ser un buen lugar", comentó.

Las salas para sudar indígenas son sólo por invitación, dijo, pero mucha gente participa en ellas.

En cuanto a la preparación de sándwiches, la portavoz de la agencia de prisiones dijo que a los internos no se les permite preparar comida en sus celdas, aunque se les puede dar sopa, frijoles u otros alimentos en la comisaría de la prisión para que los lleven a sus celdas.

"Ellos no van a tener hornos microondas en sus celdas", comentó Levine.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Conductor atravesó la vitrina de una pizzería en París y mató a una niña
No te pierdas
×