Nuevo León contrae deuda por 5,000 mdp

La operación se realiza a dos semanas de que Natividad González deje la gubernatura del estado; el aval del crédito será el Instituto de Control Vehicular.
Natividad González Parás  (Foto: Archivo NTX)
MONTERREY (Notimex) -

A menos de dos semanas de que concluya la gestión del gobernador Natividad González Parás, el Gobierno de Nuevo León contrajo una deuda por 5,000 millones de pesos, informó el secretario de finanzas estatal, Rubén Martínez Dondé.

"El estado, con esos recursos, completará todas las obligaciones que ya se tienen contempladas en el presupuesto tanto para operación propia del estado como para la inversión", dijo.

Señaló que para finales del año la caída de las participaciones federales para Nuevo León será del orden de los 2,500 millones de pesos, aunado a una disminución en ingresos propios por 600 millones de pesos, que en total sumarán 3,100 millones de pesos.

"Esta situación nos ha obligado a contemplar alternativas, a fin de equilibrar las finanzas del estado y unas de las alternativas contempladas ha sido obtener un financiamiento para el estado -con Banorte a un plazo de 20 años", expuso.

El aval de esta operación crediticia será el Instituto de Control Vehicular (ICV), entidad que "monetizará activos propios como aquellos derechos de cobro correspondientes a rezagos por incentivos en la recaudación de Tenencia, ISAN sobre el refrendo vehicular", dijo.

A ello, indicó, se agregarán "como flujo secundario los remanentes sobre impuestos sobre nóminas que ya se tenían comprometidos al 100% en otro fideicomiso desde el 2003".

Los 5,000 millones de pesos y estos últimos recursos "serán utilizados como si el Instituto del Control Vehicular refinanciara operaciones que ya tenía realizadas con anterioridad y que estaban a cortos plazos del orden de 2,100 millones de pesos", explicó.

"El remanente, o sea los recursos que van a dar al estado para que pueda equilibrar su presupuesto, son del orden de 2,900 millones de pesos", agregó el tesorero estatal.

Tras esta operación, "la deuda propia atendida por el Gobierno de Nuevo León en el Gobierno Central será de 8,129 millones de pesos", precisó.

En el caso de las paraestatales, el pasivo será del orden de 13,496 millones de pesos, para totalizar 21,600 millones de pesos de deuda al concluir la administración de González Parás. 

En contraparte, mencionó, "los ingresos propios del estado, aquellos que derivan de las participaciones y de los ingresos propios, aumentaron en aquella época eran del orden de 13 millones de pesos y hoy son del orden de 23,000 millones de pesos".

"Nosotros consideramos que el estado no tiene un riesgo crediticio que afecte sus finanzas, es por eso que hacemos esta operación para equilibrar las finanzas actuales del 2009 y entregarlas sanas a la próxima administración", concluyó.

Ahora ve
Esta exposición muestra lo que nunca habías visto en los 70 años de Ferrari
No te pierdas
×