Venezuela va sobre petroquímicas

Entre las afectadas están las japonesas Mitsui y Mitsubishi, Koch de EU y la española FMC-Forrest; la estatal Pequiven espera en 2011 inaugurar una planta de amoníaco y otra de urea.
MORON, Venezuela (CNN) -

Venezuela seguirá adelante con su plan de tomar la mayoría accionaria de las empresas mixtas petroquímicas, que tienen participación privada, pese al difícil momento financiero que atraviesa la estatal Pequiven, dijo un alto directivo de la compañía.

Siguiendo el modelo aplicado al sector petrolero, el Gobierno del presidente Hugo Chávez impulsó una ley para que el Estado se asegure el control operativo de todo el sector petroquímico, lo que pasa por aumentar su participación en unas siete empresas mixtas, algunas con capital extranjero.

"Sin duda va a haber algunos cambios significativos, pero seguirán existiendo las empresas mixtas (con capital privado) porque la ley más bien promueve su creación, oportunidades, garantías y ciertas ventajas", dijo Carlos Infante, gerente del Complejo Morón, en entrevista con Reuters el miércoles.

Entre las compañías extranjeras que se verán afectadas están las japonesas Mitsui y Mitsubishi, la estadounidense Koch, la española FMC-Forrest, las italianas Ecofuel y Snamprogetti.

Sin embargo, la crisis mundial que ha hundido los precios de los fertilizantes, el subsidio al mercado interno y un cambio en su mercado de exportación hacia los países aliados del ALBA -a los que venden con descuento- impactarían en la capacidad financiera de Pequiven para adelantar las negociaciones.

"La proyección para este año es que (el subsidio a los fertilizantes) va a ser menor que en 2008, pero va a estar por encima de los 400 millones de bolívares (unos 186 millones de dólares)", dijo Infante.

Pequiven registró pérdidas en el 2008 por 51.4 millones de dólares tras tres ejercicios con beneficios, debido a un alza del 41% en sus costos y el subsidio al mercado interno, que tocó un récord de 232 millones de dólares.

"Seguiremos haciéndolo en pro del beneficio de los ciudadanos de este país, por mandato del Presidente", dijo Infante sobre la política de subsidios, aunque reconoció que "sin duda, eso incide en las finanzas de la corporación".

Inversiones en duda

También consecuencia de las menores ganancias, la industria presenta constantes demoras en su ambicioso plan de negocios, que contempla inversiones de 20,000 millones de dólares hasta 2019 y en el que iban a participar compañías como la brasileña Braskem y la iraní Nacional Petrochemical Company.

"La crisis (...) ha tenido impacto sobre los países que querían invertir y, de alguna manera, ellos están difiriendo algunos acuerdos mientras esperan que la economía mundial mejore", dijo Infante.

Pequiven espera que en 2011 cristalice el primero de los proyectos de su plan de negocios: la inauguración de una planta de amoníaco y otra de urea de 1.46 millones de toneladas anuales de capacidad conjunta, que han sido financiadas con recursos petroleros y que debían arrancar en 2010.

Estas plantas están proyectadas desde 2004 y prevén elevar en 200 por ciento la producción de fertilizantes en el Complejo Morón, cuya capacidad instalada total es de 1.97 millones de toneladas al año.

Eso le permitiría contar con un amplio excedente para exportar tras cubrir la demanda del mercado doméstico, de 300,000 toneladas de urea anuales.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los planes para la expansión de la producción de resinas plásticas, el otro ámbito de acción de Pequiven en Venezuela, deberán esperar, así como la edificación de tres complejos petroquímicos nuevos.

"Estamos convencidos de que sí van a llegar las inversiones extranjeras, hay muy buenas intenciones de Brasil, Irán, Bielorrusia, pero sin duda hay que esperar un poco a que concretemos esos acuerdos", aseguró Infante.

Ahora ve
Testigo relata momentos de terror en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×