Recesión provoca más fraudes en México

De acuerdo con la firma Deloitte, a causa de la crisis han aumentado los fraudes financieros; advirtió que los empresarios deben poner más atención en sus inversiones.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

A causa de la recesión económica se ha notado un aumento en los fraudes financieros en México, ante lo cual los empresarios deben poner más atención en sus inversiones, de acuerdo con Deloitte.

La firma expuso que hay indicios que avizoran el inicio del fin de la crisis, pero también la recuperación de la economía mundial será lenta, y por ello los empresarios deben tener más precaución al momento de invertir, ya que con la recesión se incrementan los fraudes financieros.

El socio de Investigaciones Forenses en Deloitte México, Jorge García-Villalobos, sostuvo que en el caso de nuestro país, se ha notado un aumento en la defraudación.

"Lo que está ocurriendo en los últimos meses es que, debido a la crisis, las empresas empiezan a pasar por problemas económicos, y algunas buscan obtener recursos de donde sea para poder cumplir sus obligaciones, lo que puede llevarlas a realizar transacciones poco confiables", explicó.

"También pasa que en una etapa de recesión, el público inversionista comienza a requerir su dinero y, en ese momento, cuando resulta que no hay fondos, con frecuencia se pone en evidencia alguna irregularidad, ya sea premeditada o no", añadió.

Asimismo, algunas inversiones no se realizan con la suficiente cautela. "La difícil situación económica hace que la gente confíe, bajo la promesa de obtener rendimientos muy atractivos, en entidades y/o personas que operan de manera independiente en el ámbito de las finanzas", dijo.

García-Villalobos apuntó que después se descubre que se trataba de una estafa piramidal o que el capital fue colocado en paraísos fiscales o en portafolios de otros países.

"El problema empeora porque las inversiones en el extranjero escapan a la jurisdicción mexicana, lo cual deja al inversionista prácticamente sin protección legal", advirtió.

La empresa de consultoría señaló que aunque las medidas para evitar el fraude varían según la operación, existen señales de "focos rojos" que alertan sobre si la inversión puede ser una estafa.

La directora de Investigación Forense en Deloitte México, Guadalupe González, dijo: "Si algo suena demasiado bueno para ser verdad, probablemente no lo sea".

Alertó que una compañía de servicios financieros que ofrece rendimientos muy por encima del promedio de las instituciones consolidadas, y además dice que no hay ningún riesgo en la inversión, debe ser tomada con cautela.

Otro punto a tomar en cuenta es que el costo de operación de la entidad sea excesivo, a pesar de tener poco tiempo en el mercado.

"Habría que evaluar si esas condiciones corresponden a un negocio sano, porque el financiamiento puede venir directamente del bolsillo de los inversionistas", explicó.

Al respecto, García-Villalobos añadió que en el caso de los llamados defraudadores de cuello blanco, éstos tienen un perfil muy específico.

"Son personas educadas en finanzas, con un coeficiente intelectual elevado, que cuentan con buenas cartas de referencia, y que están bien relacionadas en el ámbito financiero, social y político. Además, en la mayoría de los casos, los promotores de su negocio son amigos suyos", expuso.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Autoridades hallan fosa clandestina en las afueras de Tijuana
No te pierdas
×