Calderón defiende medidas ante la crisis

El presidente advirtió que México tiene un problema grave y es que se le está acabando el petróleo; aseguró que la peor crisis económica de la historia ya tocó fondo y comienza la recuperación.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El presidente de México, Felipe Calderón, defendió el martes las medidas asumidas por su gobierno para enfrentar los efectos de la crisis económica internacional, las cuales, dijo, evitaron un efecto "devastador" en el empleo en México.

La crisis fue muy fuerte, sí. La más dura, México fue de los países que más la sufrieron porque estamos muy cerca de Estados Unidos, pero también tomamos medidas que evitaron que el daño fuera aún mayor en la sociedad mexicana", expresó.

Entrevistado en el noticiero nocturno de Televisa, dijo respetar la opinión del premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, respecto al manejo de la crisis, y mencionó que con las medidas puestas en marcha por su gobierno se generaron medio millón de empleos temporales y se preservó un millón más.

Expuso que con el programa de empleo temporal se generaron 500,000 empleos para las familias más necesitadas, mientras que con el de preservación del empleo conocido como de "paros técnicos" se evitó el despido de un número igual de trabajadores.

Asimismo, comentó que entre septiembre de 2008 y octubre de 2009 se otorgaron casi 100,000 créditos a las pequeñas y medianas empresas, lo cual es "algo nunca visto en México", con lo que se evitó que otro medio millón de personas perdiera su empleo, y destacó que en los últimos cuatro meses se han generado 250,000 plazas.

El mandatario habló del dolor que le causa que la crisis haya aumentado el número de familias en condiciones de pobreza, y de que no prosperó su propuesta de aplicar un 2% de impuesto generalizado para apoyo a ese sector de la población, y de la reducción en la producción de petróleo, entre otras cosas.

Dijo que México "fue el país más afectado por la crisis o uno de los más afectados", porque es el que más depende de Estados Unidos, a quien exporta 80% de sus productos y compra un porcentaje igual.

Reconoció que el número de pobres en el país "es devastador" y es "lo que más me preocupa y lo que más me duele", porque es resultado del efecto de dos crisis: la alimentaria que incrementó hasta el triple el precio de algunos básicos, y la de la economía internacional.

Comentó que, por ello, el programa Oportunidades que atiende a 5 millones de familias en pobreza extrema, se ampliará a 6 millones y medio; las cuales recibirán un apoyo en promedio de 900 pesos al mes.

En torno a su propuesta de aplicar un 2% de impuesto generalizado al consumo para apoyar la pobreza, dijo que no pasó en virtud de que el partido al que pertenece, el PAN, no tuvo mayoría en la Cámara de Diputados.

Otras fuerzas políticas, concretamente el PRI, tienen mayoría en el Congreso y, evidentemente, la capacidad del presidente y del gobierno, del Poder Ejecutivo, de poder sacar adelante una agenda o una propuesta, se ve limitada por esa realidad política", admitió.

En la entrevista con Joaquín López Dóriga, señaló que ante esta realidad, "lo que hay que hacer es lo que hemos estado haciendo: dialogar, negociar, buscar alternativas, buscar las mejores formas de poder enfrentar de fondo los problemas del país".

Calderón sostuvo que México tiene un problema muy grave, pues no sólo es la crisis económica, que también la viven muchos países, sino que "se nos está acabando el petróleo"; es decir, tan sólo del año pasado, 2008 a 2009, México dejó de producir 215,000 barriles de petróleo al día.

Expuso que ello significa que el Gobierno federal perdió como 70,000 millones de pesos de ingresos fiscales, más todo lo que perdimos en una baja de recaudación por la crisis económica.

Hizo notar que las decisiones y medidas tomadas el año pasado mediante la reforma energética, "se debieron haber tomado, no sé, hace 10, hace 20 años", pues explorar un nuevo pozo petrolero y ponerlo a producir toma tres, cuatro o hasta cinco años, si se tiene éxito.

Puntualizó que están tomando las medidas para corregir esa deficiencia, pero la verdad es que el petróleo se está acabando por no haber tomado las decisiones a tiempo.

El mandatario reconoció que aplicar impuestos "a nadie le gusta", pero "el problema que tenemos es real" y hay que sustituir la pérdida neta de ingresos provenientes del petróleo a través de una mayor recaudación.

Las medidas tributarias que se han establecido son para asegurar un activo valiosísimo para el país, que es la estabilidad económica, subrayó.

Sostuvo que "sería muy fácil, quizá para mí, como presidente de la República, pero muy irresponsable, a la vez, simplemente dejar, como otros presidentes en el pasado hicieron, que se abrieran los déficit fiscales, que México entrara en un caos económico y luego, el que venga atrás, que lo arregle".

Atajó: "yo no quiero hacer eso. Yo me comprometí a conservar la responsabilidad en el manejo de las finanzas públicas y eso estamos haciendo".

Hechos

En entrevista aparte con TV Azteca, conducido por Javier Alatorre, Calderón dijo que el tercer año de su gobierno "estuvo muy duro" porque se enfrentó la peor crisis económica en el mundo, la influenza y la violencia, no obstante, ahora están dadas las condiciones en el país para que vengan tiempos mejores en 2010.

El Ejecutivo federal mencionó que la buena noticia es que enfrentamos la peor crisis económica que ha sufrido la historia moderna no sólo en México, sino en el mundo, y que la estamos superando, pues ésta ya tocó fondo y comienza la recuperación.

En ese sentido, señaló que se han tomado las decisiones y las medidas correctas y trabaja para que esta recuperación se refleje en mayor empleo y en los bolsillos de la gente, lo que representa la tarea más importante en la segunda mitad de su gobierno.

Indicó que 2009 fue un año muy difícil, aunque definitivamente están dadas las condiciones para que 2010 sea un mejor año.

A una pregunta sobre si ya se acabó la crisis, indicó que para la gente no ni tampoco para el gobierno, pues la población ha sufrido mucho, y añadió que todavía no se han alcanzado los niveles que se tenían en 2008, aunque lo que es cierto es que ya se tocó fondo y ahora las finanzas van hacia arriba.

Explicó que en términos económicos se dice que pasa la crisis cuando un trimestre económico ya empieza a tener datos positivos, pero indicó que la gente todavía no lo ve reflejado, siendo esto una de las tareas primordiales durante el arranque de la segunda mitad de su gobierno.

Refirió que sólo se logrará abatir los niveles de pobreza con la generación de empleo, a través de una economía competitiva, mediante mucha inversión, con las reformas necesarias, las cuales propondrá durante su cuarto año de administración.

Por ello llamó a la oposición en el Congreso de la Unión, en especial a los miembros de la Cámara de Diputados, a que asuma su responsabilidad ante el electorado para lograr cambios de fondo en materias laboral, energética, de seguridad y telecomunicaciones, entre otras, a fin de que haya los cambios necesarios.

 

Ahora ve
Pequeña guatemalteca envía un mensaje de amor para los mexicanos
No te pierdas
×