La solución climática de George Soros

El magnate sugirió que los países desarrollados inviertan una parte de los DEGs que poseen del FMI; el dinero se destinaría a proyectos en naciones en desarrollo que reduzcan las emisiones de CO2.
george-soros-climatico-RT.jpg  (Foto: CNN)
COPENHAGUE (CNN) -

El multimillonario George Soros dijo el jueves que halló una opción para destrabar las negociaciones en Copenhague sobre cómo financiar un recorte de las emisiones de carbono y detalló que su solución implica el uso de activos del FMI.

La negociación en la capital danesa, que buscan sellar un nuevo tratado sobre clima que reemplace al Protocolo de Kioto, se empantanaron en la discusión de cómo repartir el costo de recortar las emisiones y también prepararse para más sequías, inundaciones y un mayor nivel de los mares.

Soros dijo que los países desarrollados podrían invertir una porción de los 283,000 millones de dólares que poseen en derechos especiales de giro en el Fondo Monetario Internacional (FMI) en proyectos en países en desarrollo que reduzcan las emisiones.

Esos proyectos pagarían el interés de los 100,000 millones de dólares que se proponen gastar durante la próxima década, y las reservas del oro del FMI garantizarían el capital y el interés.

Soros admitió que su plan tiene una serie de obstáculos a su propuesta, incluyendo la aprobación del Congreso de Estados Unidos, de la cúpula del FMI y también el precio global del carbón.

100 naciones van por un cambio

Más de la mitad de los 192 países que participan en las conversaciones sobre el clima organizadas por la ONU en Copenhague respaldan metas más duras para limitar el calentamiento global que las apoyadas por las naciones ricas, dijo el lunes un pequeño grupo de islas Estado.

El grupo, que dice que el aumento en el nivel de los mares podría borrarlos del mapa, se quejó de que el globo terráqueo de cinco metros que cuelga en la conferencia de Copenhague omite muchos Estados insulares ubicados en zonas como el Océano Pacífico o el Océano Indico.

Dessima Williams, titular de la Alianza de Pequeños Países Insulares (AOSIS, por su sigla en inglés), conformada por 43 Estados miembros, dijo que más de 100 países habían firmado por una meta que limite el aumento de la temperatura a 1,5 grados Celsius sobre niveles pre industriales.

Previamente en agosto 86 países lo habían firmado.

"La mitad de Naciones Unidas está pidiendo metas ambiciosas y específicas", dijo Williams, de Granada, en una conferencia de prensa en el marco de la reunión que se realiza del 7 al 18 de diciembre entre 192 naciones que intentan alcanzar un nuevo pacto que suceda al Protocolo de Kioto de la ONU.

Los países menos desarrollados, principalmente en África, y pequeños Estados insulares, respaldan la meta de 1.5 grados Celsius, que implicaría recortes para el 2020 en las emisiones de gases de efecto invernadero de países ricos de al menos un 45% desde los niveles de 1990.

Cualquier acuerdo en Copenhague deberá ser alcanzado en forma unánime. Sin embargo, el alcance del límite a las emisiones para los países ricos y el monto del financiamiento para ayudar a los Estados pobres están entre las principales trabas para un pacto.

La mayoría de los Estados desarrollados y economías emergentes líderes, encabezadas por China e India, respaldan una meta para limitar el calentamiento a un máximo de 2 grados Celsius sobre épocas pre industriales. Las temperaturas ya han subido en 0.7 grados Celsius y se espera que suban mucho más.

Williams dijo que AOSIS quiere alcanzar un tratado legalmente vinculante en Copenhague y no sólo declaraciones políticas, que son favorecidas por los países desarrollados.

Incluso con el actual calentamiento, Williams precisó que muchas islas están sufriendo "daño significativo, algunas se están hundiendo, algunas están perdiendo sus suministros de agua fresca". Además, algunos arrecifes de coral también están siendo afectados por el aumento de las temperaturas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Antonio Lima, de Cabo Verde, quien es vicepresidente de AOSIS, comparó el cambio climático con la erupción volcánica del monte Vesubio, que hace 2,000 años sepultó a la ciudad romana de Pompeya.

"Ellos no sabían lo que enfrentaban. Ahora nosotros sabemos qué es lo que va a suceder. Será el planeta de Pompeya", concluyó.

Ahora ve
Los bomberos rescatan a un perro atrapado en un arroyo congelado
No te pierdas
×