¿Cabañas podrá volver a jugar?

Entre las secuelas de un balazo en la cabeza, están la pérdida de la memoria o del movimiento; el pronóstico médico no es bueno, y es altamente improbable que pueda regresar a las canchas.
Los aficionados esperan que el futbolista pueda volver a jug  (Foto: Notimex)
Lourdes Botello
CIUDAD DE MÉXICO -

A pesar de que no se han reportado a detalle datos de la herida, el Dr. Jaime Diegopérez Ramírez, neurocirujano y neurocirujano pediátrico adscrito al Centro Médico Nacional Siglo XXI, considera que el pronóstico no es bueno y es altamente improbable que Salvador Cabañas pueda volver a jugar futbol. ¿Por qué no se murió al impacto?

El cerebro es un órgano maravilloso y complejo. Si hacemos una línea recta que divida nuestra cabeza en una parte superior y otra inferior, podemos ubicar al hipotálamo en la parte inferior. Cuando una bala impacta el hipotálamo, la muerte es instantánea. En la parte superior se encuentran los dos hemisferios, el derecho y el izquierdo. En estos hemisferios se aloja el control de nuestras capacidades: movernos, hablar, ver, entender el lenguaje, sentir, experimentar  y controlar los impulsos, etc.

¿Cómo daña una bala al cerebro?

Es importante saber el lugar por dónde entró la bala, la trayectoria hace mucha diferencia. El cerebro es una gelatina. La velocidad del proyectil provoca una onda expansiva a su alrededor que puede ser de 10 a 40 veces más grande que el calibre de la bala. La herida tiene forma de cono, conforme va perdiendo velocidad va reduciendo su impacto. No sabemos de qué lado entró la bala o si la trayectoria fue recta u oblicua. Sin embargo, es posible en términos generales hablar de qué pasa en el cerebro de una persona que recibe un impacto de bala similar al que recibió el futbolista.

Si entra por el lado izquierdo, sobre la ceja, y su trayectoria es recta es un caso grave. 80% de las personas tienen como dominante al hemisferio izquierdo del cerebro. A la altura donde termina la ceja izquiera se localiza el área que nos permite hablar, no sólo enunciar palabras, sino codificar el significado que queremos transmitir. Si esta zona se daña, el paciente no podrá hablar. Entre la frente y la parte superior de la nuca, a la mitad de hemisferio izquierdo, se encuentra el área que controla el movimiento, tanto el grueso como el fino.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Un deportista de alto rendimiento necesita un elevado grado de destreza y control fino para realizar su deporte. En esta parte del cerebro hay fibras que unen a los dos hemisferios y permiten el movimiento de todo el cuerpo. El hemisferio derecho controla los movimientos del lado izquierdo y viceversa. Si estas fibras las corta el trayecto de una bala, es como si se cortaran los cables que mandan la señal de movimiento a los músculos de un lado del cuerpo. Hasta que el cerebro se desinflame no será posible conocer qué grado de movilidad pudo perder. Lo que es muy poco probable es que recupere el control fino. Y definitivamente, una persona que sobrevive un impacto de bala en la frente, tiene por delante mucho años de rehabilitación. "Es peor que cortarle un brazo", afirma el especialista.

Toda la información en Quién.com

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×