Narcotraficantes buscan pacto

Autoridades mexicanas y estadounidenses confirmaron que los carteles quieren llegar a un acuerd las conversaciones giran entorno al fin de la lucha por las rutas froterizas del narco.
Autoridades arrestan a miembros del Cártel del Golfo. (Notim  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (AP) -

Los principales carteles narcotraficantes en México se están comunicando en busca de un pacto que ponga fin a la oleada reciente de enfrentamientos sangrientos entre sí, confirmaron este lunes autoridades mexicanas y estadounidenses.

Sin embargo, los funcionarios negaron los reportes de que un representante del gobierno haya participado en las conversaciones, que se realizarían en un momento en que las ejecuciones relacionadas con el narcotráfico parecen haberse reducido respecto del número observado a comienzos de este año, cuando se contaban por decenas cada semana.

Las conversaciones entre los cárteles de Sinaloa y del Golfo, considerados los dos más grandes del país, fueron reportadas originalmente por la edición del lunes del diario The Dallas Morning News.

Un funcionario estadounidense y otro de México, quienes solicitaron permanecer anónimos por no tener autorización de dar sus nombres, dijeron que las conversaciones tenían el objetivo de poner fin a la lucha violenta por el control de las lucrativas rutas del narcotráfico hacia el mercado de Estados Unidos.

Un funcionario del gobierno del presidente Felipe Calderón dijo que las bandas decidieron que esa lucha les costaba demasiado dinero, armamento y muertes, por lo que han buscado una suerte de pacto de no agresión.

Según el funcionario, las bandas se dieron cuenta de que no pueden enfrentar al gobierno y luchar entre sí simultáneamente.

Un funcionario federal en Washington, quien tampoco quiso ser identificado, confirmó los reportes de que los cárteles han tenido contacto entre sí.

''Hemos tenido rumores e información de inteligencia de que los dos carteles... tratan de alcanzar un acuerdo para dejar de causarse problemas entre ellos'', dijo la fuente.

Los dos funcionarios señalaron que no hay evidencias que apoyen los reportes --incluida una columna del diario mexicano Reforma-- en el sentido de que el gobierno había mediado o participado de algún modo en una supuesta reunión de cabecillas narcotraficantes.

En gobiernos pasados, algunos funcionarios mexicanos han accedido a no combatir a algún cartel a cambio de pagos secretos.

El caso más evidente es el del ex jefe del Instituto Nacional para el Combate a las Drogas, Jesús Gutiérrez Rebollo, detenido en 1997, luego que las investigaciones revelaron que recibía dinero del ex capo de la cocaína Amado Carrillo Fuentes, a cambio de protección.

Gutiérrez Rebollo cumple una sentencia de 71 años de prisión por narcotráfico y cohecho.

Ahora ve
No te pierdas