Nuevo banco de datos sobre gripe aviar

15 laboratorios del mundo quieren terminar con el monopolio de información sobre el virus H5N1; al menos 70 científicos del mundo recopilarán sus hallazgos en el Instituto Suizo de Bioinformá
El banco de datos mundial sobre gripe aviar estará basado en
PARÍS (Notimex) -

Un grupo de expertos creó un banco mundial de datos sobre la gripe aviar para contrarrestar el presunto "monopolio" de la información sobre el virus que la origina, y que bloqueaba la investigación para luchar contra la enfermedad.

Se trata de la “Iniciativa mundial para compartir datos sobre la gripe aviar” (Gisaid, por sus siglas en inglés), una amplia recopilación de informaciones sobre el virus H5N1 de la gripe aviar, que pretende terminar con el "control" de datos sobre la enfermedad, destacó este viernes en su primera plana el diario francés Le Figaro.

De acuerdo con el rotativo,  aproximadamente unos 15 laboratorios en el mundo compartían datos cruciales sobre el virus, almacenados en un banco de datos de un laboratorio ubicado en Los Alamos, Estados Unidos.

El año pasado un grupo de investigadores encabezado por la experta italiana en virus, Ilaria Capua, criticó el sistema al considerar que "limitaba a un círculo de elegidos el acceso a los datos sobre el virus".

Las críticas llevaron a la constitución de la Iniciativa mundial para compartir datos sobre la gripe aviar, apoyada por 70 investigadores.

La nueva base de datos será accesible y será gestionada desde el Instituto Suizo de Bioinformática (SIB, por sus siglas en inglés), y  estará disponible a partir de marzo próximo en el laboratorio, ubicado en Ginebra, Suiza.

La ventaja de la base de datos es que permitirá a los científicos y a los países afectados por la enfermedad "utilizar este medio para divulgar sin esperar cualquier nueva información".

Según el director del laboratorio, Amos Bairoch, cuando el banco de datos comience a funcionar será actualizado con cientos de datos acumulados desde hace varias décadas sobre el virus de la gripe en el hombre, las aves y otras especies.

La iniciativa ha recibido el visto bueno de la Organización Mundial de la Salud (OMS), también con sede en Ginebra, aunque no ha participado en su lanzamiento.

Ahora ve
No te pierdas