El rival del PRD en 2015 no es Morena, es el PRI: Carlos Navarrete

El aspirante a la dirigencia perredista dice que sería "un grave error" que la izquierda se enfrente entre sí rumbo a los comicios de 2015
El rival del PRD no es Morena, es el PRI
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

Para Carlos Navarrete, aspirante a dirigir el Partido de la Revolución Democrática (PRD), el reto inmediato del perredismo es superar las diferencias entre sus corrientes para prepararse para las elecciones de 2015, en las que debe marcar como su rival al gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), no al Movimiento Regeneración Nacional (Morena) fundado por el experredista Andrés Manuel López Obrador. 

"El contrincante del PRD no va a ser Morena, va a ser el PRI. Nosotros no vamos a perder energía en una lucha fratricida en el flanco de la izquierda, sería un grave error. Yo lo que quiero es que el PRD coloque buenos candidatos frente al PRI, que el PRD se le ponga enfrente al gobierno", dijo en entrevista con CNNMéxico este miércoles. 

"El PRD no es enemigo de Morena ni del PT (Partido del Trabajo) ni de Movimiento Ciudadano. El PRD es contrincante del PRI, que es quien está gobernando el país. ¿Por qué razón? Porque en el 2018 pretendemos derrotarlo en las urnas y sacarlo del gobierno para que la izquierda gobierne", insistió. 

Fundado en 1989, el PRD actualmente es el principal partido de la izquierda en México y la tercera fuerza política en el Congreso. Sin embargo, según analistas consultados, esas posiciones se ven amenazadas por la nueva organización, que en julio obtuvo su registro como partido político nacional, puesto que ésta disputará al perredismo tanto hegemonía como el voto de los ciudadanos

En ese contexto, López Obrador —dos veces candidato presidencial por el PRD— afirma que Morena es "la verdadera oposición" y critica a sus excompañeros por haber apoyado el Pacto por México y, junto con éste, algunas reformas estructurales del presidente Enrique Peña Nieto, como la educativa, la de telecomunicaciones o la político-electoral. 

Cuestionado al respecto, Navarrete rechazó responder al "odio" de López Obrador contra el PRD, y señaló que el PRD votó a favor de algunas propuestas del pacto porque las consideró benéficas para el país, pero abandonó el acuerdo cuando Peña Nieto impulsó la reforma para abrir el sector energético al capital privado, una polémica medida que se aprobó en el Congreso y que el gobierno federal ya está implementando. 

"El Pacto por México terminó en diciembre de 2013, ya es historia", dijo Navarrete.

El PRD, ¿unido? 

Senador entre 2006 y 2012, Navarrete se perfila como el aspirante con mayor respaldo rumbo a la elección de dirigente nacional del PRD del próximo 5 de octubre, luego de que la coalición de corrientes encabezada por Nueva Izquierda ganó alrededor de 70% de los votos en las elecciones internas para consejeros nacionales del pasado 7 de septiembre, según datos preliminares. 

De confirmarse que este bloque obtuvo al menos 60% de los asientos en el Consejo Nacional perredista, Navarrete tendría asegurada su llegada al cargo, en el que sustituiría a Jesús Zambrano. Ambos políticos —así como el líder previo, Jesús Ortega— son integrantes de Nueva Izquierda, agrupación popularmente conocida como Los Chuchos

Aunque afirma que el problema de la división en el PRD está "magnificado", Navarrete dice ser consciente de que existen diferencias entre las corrientes del partido y que buscará dialogar con ellas para que el partido esté unido en las contiendas del año próximo, cuando a nivel federal se renovará la Cámara de Diputados y a nivel local habrá comicios en 17 entidades federativas, en nueve de las cuales se elegirá gobernador. 

Para lograrlo, tratará de obtener el respaldo de otros líderes del PRD que también aspiran a la dirigencia, en particular Cuauhtémoc Cárdenas, excandidato presidencial y fundador del partido, y Marcelo Ebrard, exjefe de gobierno del Distrito Federal y aspirante a la presidencia en 2018. 

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Cuestionado sobre si teme que figuras como Ebrard se vayan del PRD en protesta por el relevo en los órganos directivos, Navarrete consideró que esa sería una "decisión equivocada" y descartó que vaya a ocurrir una desbandada de militantes.

"No veo ninguna posibilidad. Todos ellos son políticos muy formados, muy hechos, con una gran experiencia, y estoy seguro de que a partir del 5 de octubre, después de ser elegido presidente nacional del PRD, voy a contar con su consejo, con su colaboración, con su ayuda incluso para conducir bien al partido", dijo.

Ahora ve
Crisis minorista: ¿por qué grandes cadenas están cerrando sus tiendas?
No te pierdas
×