Gobierno y partidos perfilan un nuevo pacto nacional contra la violencia

Peña Nieto indicó que llamará a poderes del Estado, partidos políticos y activistas para hacer "cambios de fondo" en la seguridad del país
"Todo el esfuerzo del Estado pero no tenemos nada"
| Otra fuente: CNNMéxico

El Gobierno de la República y las dirigencias nacionales de los principales partidos políticos de México —PRI, PAN y PRD— perfilaron este lunes un nuevo acuerdo nacional por la seguridad pública, al destacar que los recientes casos de violencia han destado una crisis en el país.

El presidente Enrique Peña Nieto anunció que convocará a los representantes de los poderes, de los partidos políticos y de las organizaciones humanitarias y civiles a un diálogo para realizar “cambios de fondo” a la política de seguridad, un acuerdo que responde al caso de Ayotzinapa.

Al igual que como lo hizo el entonces presidente Felipe Calderón en 2011, cuando el país registró un incremento en la violencia, Peña Nieto dijo que daba la “bienvenida” a los llamados de partidos políticos y organizaciones civiles a buscar mejores mecanismos de seguridad.

“Para ello, en los próximos días convocaré a la representación del Estado mexicano, a las fuerzas políticas y a las organizaciones de la sociedad para asumir el compromiso de emprender cambios de fondo, fortalecer nuestras instituciones, y, sobre todo, asegurar la vigencia plena del estado de derecho en nuestro país”, dijo Peña Nieto.

En su anuncio, realizado al final de la presentación de los nuevos reglamentos de la Reforma Energética, el mandatario dijo que es necesario “tomar medidas institucionales” para evitar más casos como el de la desaparición de 43 estudiantes, presuntamente a manos de policías en colaboración con criminales.

“Unamos esfuerzos a favor del estado de derechos, combatir la corrupción y cerrar el paso a la impunidad”, convocó Peña Nieto, quien dijo que será “en los próximos días” cuando haga la convocatoria a la reunión política-civil.

Una reunión como la que propone Peña Nieto se dio en junio de 2011, luego de que el país vivía una escalada de violencia por la estrategia presidencial contra el crimen organizado, la cual había cobrado en cuatro años la vida de 35,000 personas, según las cifras oficiales de ese momento.

Tanto el entonces presidente Felipe Calderón como legisladores federales ofrecieron disculpas a las víctimas de la violencia en el país, y se comprometieron a crear mecanismos de seguridad más confiables y garantizar la defensa de los derechos humanos, como los de la Ley General de Víctimas que fue promulgada por Peña Nieto dos años después.

Hasta ahora las autoridades federales y locales han detenido a 56 personas, presuntamente involucradas en la violencia del 26 de septiembre en Iguala, pero no han dado con el paradero de los desaparecidos.

Los partidos coinciden

Las dirigencias nacionales de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN), y de la Revolución Democrática (PRD) coincidieron en realizar un llamado a caminar hacia un acuerdo nacional de largo plazo para fortalecer la seguridad en el país.

Los institutos políticos emitieron este lunes comunicados de prensa en los que urgen, por separado, a emprender un esfuerzo conjunto que lleve a consolidar el imperio de la ley, cerrar el paso a la impunidad en el sistema de procuración y administración de justicia y a mantener la unidad para fortalecer el Estado de Derecho en México.

El PRI —al que pertenece el presidente Peña Nieto— exhortó a los demás institutos políticos a emprender un esfuerzo conjunto que lleve a México a consolidar el imperio de la ley y evitar la impunidad.

"Porque lo que la violencia descompone la política lo compone, el PRI respalda toda acción pública y social que contrarreste los atentados contra la libertad, la dignidad humana y la concordia social", indicó el partido tricolor.

El presidente del PAN, Ricardo Anaya Cortés, destacó la conveniencia de impulsar un acuerdo nacional para construir una política de Estado, con visión de largo plazo, a fin de recuperar la paz y la tranquilidad de los mexicanos.

“La situación del país amerita, además del combate frontal a la corrupción, un acuerdo nacional de largo plazo para fortalecer la seguridad y la plena vigencia del Estado de Derecho”, expresó según declaraciones reproducidas en el boletín del partido opositor.

El líder panista dijo que estos llamados políticos hablan sobre la "enorme preocupación" que existe en todos los sectores del país ante el estado de descomposición que casos como el de Iguala han evidenciado.

"El estado de descomposición de algunas instituciones en diversas regiones del país es alarmante", agregó el comunicado.

El PRD advirtió que la "grave crisis en materia de seguridad" se ha transformado ya "en un asunto de seguridad nacional", por lo que consideró que se requiere un esfuerzo nacional con la intervención de todas las instituciones, los gobiernos estatales y municipales, los partidos políticos, los organismos autónomos y las organizaciones de la sociedad mexicana.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

"Es indispensable una respuesta del Estado Mexicano, que unifique los esfuerzos de las autoridades, partidos políticos, sectores productivos, sociedad civil, ¡todos juntos!", enfatizó.

Entre las medidas planteadas por el PRD se encuentran un presupuesto direccionado, unificación de mandos policiacos, mayores tareas de inteligencia, mecanismos de control y evaluación y enfrentar el "estado generalizado de corrupción" e impunidad.

Ahora ve
El futuro del déficit en la región con la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×