La reforma política del DF 'tropieza' por segundo año consecutivo

Como en 2013, en este periodo de sesiones los senadores fracasaron en llegar a acuerdos sobre los cambios al régimen de la capital del país
Senadores del PRD  Senadores del PRD
Mauricio Torres
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

La noche de este lunes el Senado mexicano registró una situación similar a la de hace justo un año, cuando la discusión de la reforma política del Distrito Federal volvió a atorarse por desacuerdos entre los principales partidos políticos. 

Al cierre legislativo de 2014, el proyecto de cambios a la Constitución mexicana se estancó en el último momento y por las mismas razones de hace 12 meses.

El viernes 13 de diciembre de 2013, dos días antes de la fecha límite para que los senadores cerraran su periodo ordinario de sesiones, el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) buscó negociar con el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) y con el Partido Acción Nacional (PAN) para que el tema se discutiera en la última reunión del pleno. 

Una semana antes, el perredista Mario Delgado, presidente de la Comisión de Distrito Federal del Senado, había dado a conocer un proyecto de dictamen que planteaba cambiar a Ciudad de México el nombre de la capital, permitir que tuviera su propia Constitución y que las delegaciones se convirtieran en demarcaciones territoriales gobernadas por un alcalde y concejales, entre otras medidas. 

Sin embargo, el tema no logró avanzar en comisiones por desacuerdos entre las bancadas sobre puntos como si tendría que elegirse una asamblea constituyente, distinta de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), para redactar la nueva Constitución local, o si esa tarea recaería en la propia ALDF. 

Una año más tarde, la reforma sí logró avanzar en comisiones pero ya no se discutió en el pleno.

"Hace un año, el dictamen quedó con los mismos elementos pendientes que hoy queda. El tema de si era una sola asamblea la ordinaria y la constituyente, o si eran dos asambleas", dijo el líder de los senadores del PRD, Miguel Barbosa, la noche del lunes, luego de que la última sesión ordinaria de 2014 tuviera que levantarse por falta de quórum

Acompañado del resto de su bancada, y apenas dos horas después de que asegurara ante medios que la reforma saldría adelante, Barbosa afirmó que incluso el PRI había accedido a respaldar la propuesta de que existan dos asambleas, y acusó al PAN de haberse negado a negociar y de haber incumplido el acuerdo de votar el asunto antes de cerrar el periodo ordinario. 

Para el PRD, los panistas no quieren que el tema se apruebe antes de las elecciones de 2015 para evitar que la izquierda —que gobierna la capital desde 1997— se apunte esa victoria y pueda explotarla políticamente en la renovación de la ALDF y de los gobiernos de las 16 delegaciones. 

En el PAN, sin embargo, tienen otra versión. 

La noche del lunes, senadores panistas como Gabriela Cuevas, Mariana Gómez del Campo y Javier Lozano publicaron mensajes en Twitter en los que acusan al PRD de querer introducir a la reforma cambios de último momento, por presiones del actual jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, quien ha hecho de la reforma política del Distrito Federal una de sus banderas políticas. 

"Si (el) PRD busca a quién responsabilizar por el atraso en #ReformaPolíticaDF, que culpe a su propia desidia y a la soberbia de @ManceraMiguelMX", escribió Cuevas, también integrante de la Comisión de Distrito Federal de la Cámara alta y exjefa delegacional en Miguel Hidalgo. 

Para el PAN, el PRD quiere que existan dos asambleas porque eso le facilitaría elaborar una Constitución local que dé más facultades al jefe de gobierno y permita a la izquierda retener el poder en la capital, según fuentes de la bancada panista. 

Los priistas, en tanto, se mantendrán dispuestos a negociar con las otras bancadas, dijo su líder, Emilio Gamboa, en una breve declaración sobre el tema la noche del lunes. 

Ante el nuevo desencuentro, la reforma política del Distrito Federal quedará congelada por lo menos hasta febrero, cuando el Senado inicie su nuevo periodo ordinario de sesiones.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Será hasta entonces que podrá verse si ahora sí logran un acuerdo definitivo para cambiar el estatus jurídico de la capital del país... o si los senadores vuelven a quedarse en el intento. 

"Esa es la historia, esa es la historia. Nuevamente se queda así, se queda de primera lectura ya con un dictamen aprobado en comisiones, se queda de primera lectura y será en el mes de febrero cuando se pueda retomar", dijo el perredista Barbosa la noche del lunes.

Ahora ve
Tras los resultados electorales, oposición venezolana descarta diálogo
No te pierdas
×