Las tarjetas del Partido Verde, ¿una doble violación a la ley?

La entrega de estos plásticos puede contravenir tanto las leyes electorales como las de datos personales, según la exconsejera María Marván
Molestia social, reto para las elecciones: Córdova
| Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

Para captar simpatías y posibles votos en las elecciones de junio, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) ha recurrido a anuncios espectaculares en las calles, promocionales en el cine e, incluso, la distribución de tarjetas de descuento personalizadas.

Sin embargo, según María Marván, exconsejera del Instituto Federal Electoral (IFE) y excomisionada del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), esta última estrategia podría resultarle costosa porque representa una violación a dos leyes: la General de Instituciones y Procedimientos Electorales y la de Protección de Datos Personales.

En días pasados, ciudadanos de todo el país recibieron en sus casas, enviadas desde las oficinas centrales del PVEM, tarjetas de descuentos llamadas Premia Platino, grabadas con su nombre y primer apellido.

Tras la distribución de estos plásticos, el martes pasado el Instituto Nacional Electoral (INE) —que en abril de 2014 sustituyó al IFE— dictó medidas cautelares contra esa forma de promoción, es decir, ordenó al partido dejar de enviarlas y pidió a los más de 8,000 negocios participantes que no hagan efectivos los descuentos.

Marván detalló que la nueva ley electoral, publicada en mayo de 2014, especifica que los artículos promocionales con imágenes o emblemas que los partidos repartan solo pueden ser textiles. Por ello, hasta la empresa podría tener problemas legales, ya que "no es lícito entregar tarjetas y no pueden decir que no sabían, porque deben de haberse registrado como proveedores y conocer la ley", dijo la exconsejera.

Por otro lado, la también académica señaló que el PVEM tendrá que explicar de dónde obtuvo los datos de los ciudadanos y por qué se los dio a un tercero. Legalmente, todos los partidos tienen derecho a consultar la información del padrón electoral y la lista nominal de electores, donde están registradas todas las personas que tienen credencial de elector. Sin embargo, la ley electoral deja claro en el artículo 148 que es "exclusivamente para su revisión, y no podrán usar dicha información para fines distintos". 

CNNMéxico trató de contactar a la empresa Premia Platino, pero su teléfono corporativo, con lada de Baja California Sur, está fuera de servicio. También se buscó al PVEM pero éste no ha respondido a solicitudes de datos sobre cómo se operó la distribución de estas tarjetas.

¿Qué sigue entonces?

Marván apuntó que el INE tendrá que abrir un procedimiento de investigación para ver de dónde tomó el Partido Verde el nombre y la dirección de los ciudadanos.

No es la primera vez que el PVEM usa esta estrategia: en 2012 también se repartieron 10,000 de estas tarjetas, por las que el partido pagó 555,000 pesos a Universal Rewards, SA de CV, y argumentó que los beneficiarios habían autorizado que se las mandaran después de marcar el número 1 en una encuesta telefónica.

Sin embargo, dos personas que en esta ocasión recibieron las tarjetas aseguraron a CNNMéxico no tener ninguna relación con el partido.

"Obviamente ni la solicitamos ni nos identificamos con este partido, ni he tenido ningún contacto directo con ellos como para que tengan mis datos. Me preocupa que hayan compartido mi información, ya no con un tercero, sino con varios individuos", señaló Alicia, habitante de la delegación Cuauhtémoc, en la Ciudad de México.

"Nosotros no somos de esos de afiliarnos a ningún partido. Cuando hay elección votamos por el que más nos convence, pero así de acercarnos, no. Nadie de mi familia", aseguró Edgar Balán, de Tenosique, Tabasco.

Ligia González, abogada experta en temas de acceso a la información, explicó que como está hasta ahora la Ley Federal de Protección de Datos Personales, publicada en 2010, se protege la información personal en manos de particulares, pero los partidos no cuentan como particulares. Sin embargo, el año pasado se aprobó la reforma constitucional en materia de transparencia, que ya incluye a los partidos como sujetos obligados a cumplir con estas normas de transparencia y protección de datos.

Marván dijo que los ciudadanos que quieran reclamar el uso de su información, tendrían que presentar una queja no ante el IFAI, sino ante el INE, hasta que se publique una nueva Ley de Datos Personales.

Ahora ve
Así se sintió el sismo de 7.1 en la Ciudad de México
No te pierdas
×