10 partidos y los independientes se disputan la Cámara de Diputados

Te presentamos los pronósticos de la campaña intermedia y los pendientes de la legislatura de cierre del sexenio del presidente Peña Nieto
Cámara de Diputados  Cámara de Diputados
| Otra fuente: CNNMéxico

Los 10 partidos políticos nacionales y 22 candidatos independientes inician este domingo la contienda para definir las 500 curules de la Cámara de Diputados.

Durante 60 días, los aspirantes a llegar a San Lázaro harán campaña rumbo a los comicios del 7 de junio, en los que harán su debut los candidatos independientes (19 hombres y tres mujeres) y cuyos ganadores por primera vez podrán reelegirse al terminar su periodo.

¿Qué se puede esperar de esta "batalla" electoral y de la legislatura que resultará de ella? A continuación te presentamos algunos puntos a considerar sobre la elección intermedia del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, los pronósticos y los pendientes que encararán los nuevos diputados.

¿Renovación?

Analistas consultados por CNNMéxico coinciden en descartar grandes cambios en la configuración de la Cámara baja, al señalar que se mantendrá la superioridad del Partido Revolucionario Institucional (PRI) —en el que milita Peña Nieto—, que actualmente tiene 43% de los 500 diputados y encabeza las encuestas.

María Solange Maqueo, académica del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), explica que aunque la popularidad del presidente sea la más baja en décadas, esto no afectará sustancialmente la intención de voto por su partido.

"Existe una amplia percepción ciudadana de poca credibilidad y desconfianza en los partidos políticos en general. Los últimos acontecimientos de mayor afectación e impacto en el país afectan la imagen de cualquiera de los partidos políticos más visibles. Esto implica que el PRI podría conservar su mayoría, con independencia de la popularidad que se le conceda al presidente", señala.

Además, el partido tricolor puede conservar una mayoría relativamente cómoda con su aliado, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), que cuenta actualmente con el 5% de curules pero aspira a volverse incluso la tercera fuerza política, por debajo del Partido Acción Nacional (PAN), que tiene 23%, y arriba del Partido de la Revolución Democrática (PRD), hoy con 20%.

No obstante, advierte Maqueo, aún si el Verde consiguiera estos resultados, la izquierda en conjunto —PRD más Morena, Movimiento Ciudadano y Partido del Trabajo (PT)— seguiría teniendo más fuerza en San Lázaro.

La izquierda, dividida

El caso de los partidos de izquierda genera expectativas sobre cómo se dividirán las preferencias entre el PRD y Morena, que contiende por primera vez pero ya tuvo bancada pues, en un hecho sin precedentes, constituyó un grupo parlamentario a finales de 2014 con 12 diputados que emigraron de otros partidos.

"En estas elecciones el voto de la izquierda tenderá a repartirse preferentemente entre ambas fuerzas. Al final del día, el parteaguas radicará en la capacidad que tengan para presentar un candidato o candidata común en 2018", asegura Maqueo.

Los que se quedarán en el camino...

De los 10 partidos políticos que llegan a las boletas, la mitad está en riesgo de perder el registro en esta elección, de acuerdo con Fernando Dworak, experto en temas legislativos del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

El especialista en materia legislativa menciona que PT, Movimiento Ciudadano y el Partido Nueva Alianza (Panal) se encuentrán "en la cuerda floja", lo mismo que los nuevos: Encuentro Social y el Partido Humanista.

Candidatos independientes

Dworak apunta que será muy interesante observar por primera vez a candidatos independientes aunque, adelanta, lo más probable es que ganen muy pocos.

30 ciudadanos consiguieron su registro para contender, y tendrán que repartirse una bolsa de 23.4 millones de pesos para sus campañas, mientras que los candidatos de partidos tienen 1.3 millones cada uno como tope de gastos.

Tan lejos del Pacto por México, y tan cerca de 2018

Fernando Dworak prevé que el Pacto por México, en el que los tres principales partidos negociaron las reformas, será solo un "lejano recuerdo" para la nueva Cámara de Diputados, pues empezará el jaloneo de cada fuerza política para posicionarse rumbo a las próximas elecciones presidenciales.

"Lo que vamos a ver es que las fuerzas políticas se van a encaminar para competir en 2018. Lo más probable es que algunos diputados que se perciban como presidenciables van a subir y tener un perfil más grande, y entre más avance el sexenio, menos incentivos va a haber para la colaboración, más radicalismo va a haber y más propuestas populistas", pronostica el académico.

Agenda heredada

La nueva legislatura será sucesora de uno de los periodos más productivos en años, pues los diputados en funciones de 2012 a 2015 aprobaron 11 reformas estructurales.

Los diputados entrantes heredarán la responsabilidad de sacar adelante temas que quedaron pendientes y se han vuelto prioritarios en la agenda pública, como la aprobación de la  Ley de Transparencia, apenas avalada en el Senado después de dos años de trabajo.

También deberán elaborar el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), de entrada para 2016, en un contexto de baja en el preciod el petróleo, que afectará a las finanzas públicas.

Ahora ve
Twitter eliminará la verificación de cuentas que infrinjan sus reglas
No te pierdas
×