#Elecciones2015 en el Distrito Federal: ¿el fin del 'reinado' del PRD?

El sol azteca puede perder un par de delegaciones a manos de Morena, y la división del voto de izquierda abre paso a triunfos de PRI y PAN
Autor: Israel Macedo Serna | Otra fuente: CNNMéxico

El arribo de Morena a la arena electoral y la división de los votos de la izquierda, que puede terminar favoreciendo a otras fuerzas políticas, amenazan la supremacía del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Distrito Federal, su principal bastión.

Desde 1997, que los capitalinos votan para definir a sus autoridades locales, el PRD ha ganando todas las elecciones de jefe de Gobierno, más del 80% de las jefaturas delegaciones disputadas en los comicios celebrados en 15 años y, excepto de 2000 a 2003, ha mantenido la mayoría de los diputados locales en la Asamblea Legislativa (ALDF).

Si lees esta nota en un dispositivo móvil, da clic aquí para ver la infografía

Cuando en las elecciones anteriores los aliados de izquierda del PRD —Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano— no fueron en alianza en las delegaciones y postularon a sus propios candidatos, fueron poco competitivos y no consiguieron —salvo en 2009— arrebatar el poder al PRD.

Pero en esta elección, cuyas campañas proselitistas inician este lunes, se espera que Morena dé batalla por lo menos en un par de demarcaciones, dicen analistas consultados.

"Lo que vemos ahora es el surgimiento de una oposición de izquierda en una ciudad que se inclinó por la izquierda al menos desde los años 80 e incluso antes. El PRD está perdiendo terrero no tanto porque lo esté ganando el PRI o el PAN sino que se trata de una competencia de izquierda a izquierda", explica a CNNMéxico Silvia Gómez Tagle, investigadora del Colegio de México (Colmex).

Lee: No queremos una guerra con Morena, pero sí una contienda pareja: PRD-DF

Más alla del "tropezón" electoral del año 2000 —cuando el Partido Acción Nacional (PAN) estuvo a un punto porcentual de vencer a la izquierda en la elección de jefe de Gobierno y obtuvo dos distritos electorales más que el PRD— este partido ha mantenido su hegemonía en la capital de la República.

Incluso en la más reciente de 2012, su candidato a jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, sacó el mejor resultado en una elección de este tipo, con más del 63.5% de los votos, pero tres años después el panorama luce diferente.

"No habrá un partido que obtenga más del 35% o 40% de la votación. Ningún partido se llevará esos umbrales tan amplios como antes", pronostica Nicolás Loza Otero, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

El PRD llega a estos comicios no solo sin el "factor AMLO" —Andrés Manuel López Obrador, su candidato presidencial en 2006 y 2012, se separó del partido y fundó el propio, Morena— sino con él en contra y sin ninguna figura de este peso para compensarlo.

"Lo que no sabemos es hasta qué punto puede haber una transmisión completa de la imagen y la confianza que López Obrador genera", acota el coordinador de investigación y desarrollo de la consultora Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), Adrián Villegas.

Aunque el consultor en marketing político Seymur Espinoza considera que Morena no tendrá el arrastre esperado por sus seguidores, estima que el nuevo partido logrará competir con fuerza en Cuauhtémoc, con su candidato, Ricardo Monreal, y en Iztapalapa, con Clara Brugada.

"Si el PRD pierde Iztapalapa, es la tumba del partido", considera el también catedrático del área de metodología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

PRI y PAN: la otra competencia

Poco más de la mitad de la población (55%) considera que el Distrito Federal no está caminando como debiera y percibe un problema grave de inseguridad, lo que puede derivar en que la gente opte por un cambio, de acuerdo con un estudio del GCE citado por Villegas.

Así, el PAN y el PRI podrían ganar terreno si los votos se fraccionan entre Morena y el PRD.

"Es un escenario muy terrible para la izquierda si los votos se llegaran a fraccionar casi en partes iguales, porque los hará débiles en aquellas delegaciones donde el triunfo del PRD fue por pocos miles de votos", abunda Villegas, del GCE.

El PRI estaría peleando hasta en cinco demarcaciones: Cuajimalpa, Milpa Alta, Xochimilco, Tláhuac y Magdalena Contreras, según el diagnóstico de Espinoza y su consultora, en tanto que Acción Nacional podrá ser competitivo en Benito Juárez y Miguel Hidalgo.

Delegaciones como Benito Juárez, Cuajimalpa, Miguel Hidalgo, Álvaro Obregón y Azcapotzalco ya han sido gobernadas por el PAN, mientras que el PRI ya tuvo en su poder a Cuajimalpa y Milpa Alta.

Los dirigentes capitalinos del PAN, Mauricio Tabe, y del PRI, Mauricio López, dijeron a CNNMéxico que la fragmentación de la izquierda los favorecerá y que al PRD "se le agotó el proyecto".

Nuevos actores, más competencia

La incursión de 12 candidatos independientes, ocho de ellos aspirantes a una jefatura delegacional, y otros dos partidos de reciente creación, Encuentro Social y Humanista, harán todavía más competitivas estas elecciones.

De las opciones independientes destaca Arne aus den Ruthen, candidato a la jefatura delegacional de Miguel Hidalgo, quien ya gobernó la demarcación de 2000 a 2003.

Ahora ve
Mira cómo la tecnología te ayuda a ser más incluyente #DiálogosExpansión
No te pierdas
×