Ballesteros, la candidata que quiere un teleférico en la Miguel Hidalgo

La expanista, postulada por el PRI y el PVEM, promete medidas de vanguardia para resolver los problemas que afectan a la delegación
Ballesteros, por un teleférico en Miguel Hidalgo
| Otra fuente: CNNMéxico

Durante los 14 años que militó en el Partido Acción Nacional (PAN), Laura Ballesteros impulsó políticas públicas para el Distrito Federal, como la Ley de Movilidad que entró en vigor en 2014 y motivó fuertes discusiones en la Asamblea Legislativa.

Ahora, a dos meses de su renuncia al panismo y postulada como candidata a la delegación Miguel Hidalgo por una alianza de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista (PVEM), promete llevar sus ideas a una de las demarcaciones con mayor desarrollo de la capital, donde busca instrumentar medidas novedosas como crear un teleférico en el corredor Constituyentes-Viaducto, para llevar por aire el tránsito que ya no tiene cabida por tierra.

"En Medellín, en Lima, se han planteado estos corredores aéreos a manera de teleféricos, donde podemos estar moviendo a la gente en transporte público en las zonas más necesitadas, y nos conecta la zona alta con la zona baja", dice en entrevista con CNNMéxico, y argumenta que para esto no se requiere tener montañas sino solo una pendiente como la que tiene la delegación.

Ballesteros fue una de las figuras públicas que en este proceso electoral sorprendió por renunciar a un partido y aparecer postulada por otro, pero está convencida de que ese chapulinismo solo le importa a otros políticos.

"Mira, solamente el 30% de la población se siente representada por los partidos políticos. Ahí te estoy definiendo y resumiendo el nivel de interés que tiene mi cambio de partido político o no, o mi aceptación de una propuesta política a otra. Mi interés es consolidarme como un cuadro de la ciudad y representar a ese 70% que hoy no se siente representado por un partido político. Para mí, esa es la apuesta responsable", explica.

"Mi renuncia al PAN es mi renuncia a todos los partidos políticos", insiste Ballesteros, al asegurar que no se afiliará ni al PRI ni al PVEM.

Lee: Miguel Hidalgo, la delegación con mayor PIB que el PAN quiere recuperar

Desarrollo inmobiliario y seguridad

Ballesteros, de 32 años, hace campaña en jeans, con una blusa blanca y tenis, para recorrer la delegación y escuchar las preocupaciones de sus habitantes. Uno de los principales reclamos es el exceso de construcciones de edificios que frecuentemente violan el uso de suelo o se exceden en las proporciones permitidas de construcción.

De ganar, dice Ballesteros, no habrá ni una edificación más hasta que no se haya firmado un código de etica que especifique qué sí y qué no se puede hacer.

"Urge romper con el actual esquema de desarrollo que se está planteando, generar una nueva visión pactada entre públicos y privados sobre qué tipo de desarrollo inmobiliario queremos, y sobre a dónde va a ir la delegación en los siguientes años", propone.

Otra preocupación es la seguridad, un tema en el que Ballesteros considera que los anteriores delegados no han asumido su responsabilidad, y en el que su idea es replantear el sistema de cuadrantes de vigilancia, para que el centro de atención sean los mercados públicos y las escuelas, donde se da la mayor parte de la vida comunitaria, además de reordenar los alrededores de las estaciones de Metro, focos de delincuencia y suciedad.

No a la impunidad, ni de Cuauhtémoc Gutiérrez ni de nadie

Ballesteros es postulada por el PRI cuando el partido no atraviesa su mejor momento en la capital, luego de que el año pasado su entonces líder local, Cuauhtémoc Gutiérrez, fue acusado de manejar una red de prostitución al interior del organismo político y con recursos públicos.

Cuestionada al respecto, Ballesteros asegura: "Yo nunca he defendido la impunidad, no lo hice ni dentro del PAN ni fuera de él, así como pedí también que se le castigara a Edgar Borja (expanista y diputado local) por los escándalos de corrupción que tuvo al interior del grupo parlamentario".

Sin embargo, pide que no se generalice la crítica a toda una institución por lo que hizo una sola persona, ya que incluso mujeres priistas se pronunciaron contra Gutiérrez, y aclara que ella no quiere caer en linchamientos mediáticos.

Hacer política sin "Clubes de Toby"

La expanista agradece al PAN los años que pasó en sus filas. Dice que se acercó al panismo porque abría la puerta a los ciudadanos para participar en la política, pero ahora se las cierra porque se ha convertido en un "Club de Toby", es decir, un espacio reservado solo para algunos militantes.

"Si yo quisiera participar a través de tribus, me hubiera afiliado al PRD (Partido de la Revolución Democrática)", señala.

Y, en su opinión, los partidos parecen estar entendiendo que la gente está harta de la política tradicional, y por eso en esta contienda por la Miguel Hidalgo tienen candidatos poco convencionales: Xóchitl Gálvez por del PAN, también sin estar afiliada al partido; David Razú, "representando hoy al statu quo de la delegación", pero originalmente procedente de otro partido (el extinto Socialdemócrata), y de manera independiente, Arne Aus den Ruthen Haag, que fue delegado por el PAN entre 2000 y 2003.

"Con Arne tengo una gran amistad. Parte de mi carrera política, Arne la forjó, fue mi jefe mucho tiempo. Podría decirte que soy la hija desobediente del desobediente de Arne", confiesa.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Frente a estos contendientes, Ballesteros aspira a ganar votos por ella misma, sin importar el partido que la postule.

Lee: ¿Quiénes son los candidatos a gobernar la delegación Miguel Hidalgo?

Ahora ve
Así crece la bebé panda gigante que nació en el zoológico de Tokio
No te pierdas
×