5 capítulos en la vida política de Manuel Camacho Solís

Buscó ser candidato presidencial del PRI, después fundó su partido para contender en las elecciones y tuvo su 'segundo aire' en la izquierda
Las primeras horas del levantamiento del EZLN
| Otra fuente: CNNMéxico

La vida política del senador, fallecido este viernes (1946-2015) pasó de altos puestos en el gobierno y casi alcanzar la candidatura presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) —que implicaba prácticamente llegar a Los Pinos— a la debacle de obtener apenas el 0.55% de los votos en la elección presidencial del año 2000, y un "segundo aire" adquirido en la izquierda.

"Me ha tocado vivir las crisis más importantes del país de los últimos 40 años, y en cada una de ellas (intento) tratar de aportar algo para una salida constructiva”, dijo en 2012 a ADNPolítico.com.

A continuación te presentamos los 5 episodios clave en la trayectoria de Manuel Camacho Solís:

1. Colosio: ¿aliados o rivales?

Una semana antes de ser asesinado —el 23 de marzo de 1994—, el entonces candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio, cenó con Manuel Camacho Solís —con quien había rivalizado por dicha candidatura— en la casa de un amigo común, Luis Martínez Fernández del Campo.

Camacho Solís afirmó que en el encuentro le dijo a Colosio que, entre su labor como comisionado en Chiapas y la candidatura presidencial, prefería "seguir trabajando por la paz".

2. Parar la guerra con el EZLN

Luego de que Colosio fue designado como candidato presidencial del PRI, Camacho Solís pidió en enero de 1994 al entonces presidente Carlos Salinas de Gortari designarlo comisionado para la paz en Chiapas como cargo honorario. Esto fue interpretado como una acción para ganar notoriedad sin ser formalmente servidor público, lo que le permitiría cumplir con los requisitos legales para ser candidato.

Camacho Solís negoció con la guerrilla zapatista un cese a las hostilidades.

“Me siento muy orgulloso de lo que hice en Chiapas. Es muy difícil contribuir a parar una guerra y evitar que haya derramamiento de sangre. Siento que es lo mejor que he tenido en mi carrera política”, dijo a CNN en Español en entrevista transmitida el 2 de enero de 2014.

En junio, ya fallecido Luis Donaldo Colosio, Camacho Solís renunció como comisionado para la paz y acusó al entonces candidato presidencial del PRI, Ernesto Zedillo, de sabotear las negociaciones para implantar una "ofensiva dura" contra el EZLN.

“(Cuando renuncié), dije 'yo no creo que Ernesto Zedillo crea en lo mismo que yo creo, entonces no tiene caso que yo siga en esto'. De todas maneras, no me fui nada más así, ‘ya me voy’; me fui después de amarrar más una tregua, salí hablando con ellos y buscando que los temas más delicados de carácter militar y de seguridad quedaran saldados para, aunque yo ya no estuviera y no se hubiera consumado el acuerdo de paz, por lo menos no hubiera pretextos para mayor violencia en el estado”, dijo en la charla con el periodista Mario González de CNN en Español.

3. La ruptura con Salinas y el PRI

En 1996, tras renunciar al PRI, Camacho Solís dijo en entrevista a la revista Expansión que había decidido hacía "mucho tiempo establecer una diferencia política" con Carlos Salinas de Gortari, con quien manifestó no sostener comunicación ni contacto "desde mediados de noviembre de 1994".

Pero fue hasta 20 años después que ambos políticos —amigos de la juventud— cruzaron "fuego" abiertamente. En enero de 2014, Camacho Solís dijo al diario Reforma que al renunciar como comisionado había entregado a Salinas de Gortari un informe en el que se pronunciaba a favor de atender los problemas de los rebeldes en lugar de retomar las acciones militares.

El expresidente dijo al mes siguiente a El Universal que Camacho Solís hacía "invenciones fantasmagóricas" y que entonces "ya se había vuelto irrelevante".

Camacho Solís envió una carta a ese diario en el que señaló que Salinas de Gortari padecía de "amnesia" y de "una soberbia que desafortunadamente no aprendió a dominar". También lo acusó de olvidar "las dificultades de la elección de 1988" (señaladas por la oposición como fraudulentas), "los graves hechos de corrupción que ocurrieron en su gobierno" e indicó que había tenido "responsabilidad compartida" en la crisis desatada a su salida del gobierno, ya en el sexenio de Ernesto Zedillo.

4. Adiós a su partido

En 1994, al no lograr la candidatura presidencial, fundó su propio partido —De Centro Democrático (PCD)— y seis años después se postuló al máximo cargo político del país.

En las elecciones del año 2000 no tuvo mucho éxito, pues consiguió apenas el 0.55% de los votos, con lo cual ni siquiera pudo conservar el registro del PCD.

5. Intermediación en la izquierda

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

El último tramo de la vida pública de Camacho Solís transcurrió en la izquierda: de 2003 a 2006 fue diputado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y en 2012 fue electo senador por el mismo instituto político.

En 2007, tras la elección presidencial, formó parte de la Comisión Política del Frente Amplio Progresista (FAP) que aglutinó a los legisladores y gobernantes del PRD, el Partido del Trabajo (PT) y Convergencia. En 2009, fue designado coordinador del Diálogo para la Reconstrucción de México (DIA), espacio en el que además se negociaron algunas coaliciones electorales.

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×