De empresario de la chatarra al primer alcalde del Panal en Querétaro

Hace 25 años, Juan Guzmán fundó una empresa que compra desperdicios al gobierno federal; ahora, se alista para gobernar Huimilpan
Peña Nieto da mensaje a la nación tras elecciones
Autor: Enrique Zamudio | Otra fuente: CNNMéxico

Juan Guzmán Cabrera presume que, de trabajar en las calles cuando era niño, se convirtió en un empresario que ha hecho fortuna comprando y vendiendo desperdicios metálicos. Ahora, después de las elecciones del 7 de junio, también puede presumir que gobernará el municipio queretano de Huimilpan y será el primer alcalde del Partido Nueva Alianza (Panal) en la entidad. 

Guzmán ganó los comicios obteniendo más de 4,000 votos, con los cuales logró superar al Partido Acción Nacional (PAN), fuerza que se perfila como la dominante en Querétaro al haberse llevado el gobierno estatal y la mayoría de ayuntamientos y diputaciones locales. 

En entrevista —en la que repetidamente se refirió a sí mismo en tercera persona—, aseguró que conquistó la contienda porque los habitantes de Huimilpan vieron en él una "esperanza" de cambio en la localidad, donde habitan alrededor de 36,000 personas. 

Sin embargo, otros partidos no comparten ese entusiasmo. La dirigencia estatal del PAN, por ejemplo, decidió impugnar el resultado ante las autoridades electorales locales, argumentando que Guzmán rebasó el tope de gastos de campaña. 

Los panistas sustentan sus acusaciones sobre posibles erogaciones desproporcionadas en que Guzmán hizo mítines masivos en una localidad con pocos habitantes, así como en que éste se ha dado a conocer por los donativos que ha hecho para obras en iglesias y caminos. Al respecto, él rechaza tener algún tipo de financiamiento indebido. 

"Juan Guzmán no tiene padrinos, el único padrinazgo que tiene es la confianza que me ha dado la gente", dijo a CNNMéxico.

Guanajuato, DF, Querétaro

Guzmán es originario de Guanajuato, de niño vivió en el Distrito Federal y llegó a Huimilpan por negocios hace unos 12 años. Se quedó a vivir en el municipio luego de que le pagaran una operación comercial con un terreno y, desde entonces, desde ahí dirige las actividades de su empresa, Remetsa. 

Con algunos socios, fundó la compañía hace más de dos décadas, después de dejar la carrera de ingeniero agrícola en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 

La empresa se dedica a comprar y vender chatarra de diferentes dependencias federales, como Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE). 

"(Compramos) todo lo que a Pemex no le sirve. Todos los desmantelamientos, desde el cartón, cobre, aluminio, plantas que están desmantelando, todos esos contratos nosotros los tenemos", explicó. 

Una empresa... ¿y un fraude?

En la entrevista, Guzmán también reconoció que desde 2010 enfrenta una controversia legal, pues la Secretaría de la Función Pública (SFP) detectó un posible fraude por 1 millón 800,000 pesos en la entrega de desperdicios metálicos que Ferrocarriles Nacionales hizo a varias compañías, entre ellas Remetsa. 

Entre 2003 y 2005, Ferrocarriles Nacionales realizó licitaciones para vender chatarra mediante subastas públicas. Sin embargo, no entregó en tiempo y forma los bienes licitados, lo que le generó un adeudo por 10,300,000 pesos. 

Para saldar parte de la deuda, cinco entonces funcionarios de Ferrocarriles Nacionales dieron el material a algunas empresas, sin tener facultades legales para hacerlo y sin dar aviso a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) ni a la SFP. 

"En el 2005 yo participé en una subasta de Ferrocarriles de 35,000 toneladas (de metal), lo cual una de las empresas a las cuales yo represento se adjudicó el material. Al final no se lo pudieron pagar y le dieron en comodato los sobrantes de vía. Al final se regresaron y, hoy por hoy, entraron en un juicio y ese juicio que data de más de seis, siete años, es el que prevalece", dijo Guzmán al respecto, rechazando haber incurrido en irregularidades. 

"Si Juan Guzmán tuviera algún problema jurídico o lo que fuese de cuestiones legales, Juan Guzmán no estuviera aquí (como alcalde electo). Es un problema que se detonó y que a la fecha lo están viendo la cuestión de los abogados", insistió. 

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

A tres meses de asumir la alcaldía —el 1 de octubre—, Guzmán asegura estar "orgulloso" de su trayectoria profesional y ahora política y promete que, pese a las críticas en su contra, seguirá conquistando logros. 

"Sí es cierto que estamos haciendo historia. La historia desde hace más de 12 años en Huimilpan, y hoy hemos hecho una página más de este libro, del que hace falta mucho por narrar", dijo.

Ahora ve
El futuro del déficit en la región con la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×