Beltrones, el "implacable" que ha sido priista desde hace 47 años

El político de 62 años se perfila para ser el nuevo dirigente del PRI, el partido donde forjó fama de temible y de negociador efectivo
Beltrones ante la reforma política del DF
Autor: Arturo Ascención | Otra fuente: CNNMéxico

Manlio Fabio Beltrones comenzó a ser militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 1968, cuando el ahora presidente Enrique Peña Nieto apenas era un bebé de 2 años de nacido.

Desde aquel entonces, el político que se perfila para ser el nuevo dirigente priista ha acumulado experiencia y colmillo político a través de los cargos que ha ocupado: gobernador de Sonora (1991-1997), senador en un par de periodos y diputado federal en tres ocasiones. 

El excandidato presidencial de izquierda, Andrés Manuel López Obrador, lo comparó en una ocasión con el personaje de Don Corleone, de la película El Padrino. 

Sus rivales políticos, e incluso sus aliados, lo reconocen como un hombre astuto en las negociaciones, que sabe lograr sus objetivos... y que no olvida cuando alguien lo decepciona. 

"Yo lo único que tengo es una buena memoria, y un gran respeto por el valor de la palabra", dijo en una entrevista con la revista Quién, en abril de 2011.

Aquella charla con la revista de Grupo Expansión, al que también pertenece CNNMéxico, ocurrió meses antes de que hiciera públicas sus aspiraciones de ser candidato a la presidencia.

Respeto y amistad

En 2012 se anotó para el proceso de selección del PRI, pero luego se sintió decepcionado por las condiciones de la convocatoria.

"No tengo obsesiones personales y menos abrigo conductas mezquinas. La decisión de no participar en la contienda interna no es un sacrificio, es mi aportación para la victoria del PRI en 2012. Mi decisión pretende servir para que todos los dirigentes tengan presente que la simulación es el peor veneno de la política y que nos ha hecho mucho daño", mencionó en una carta pública.

El político declinó seguir compitiendo al considerar que el terreno se había preparado para otro aspirante: Enrique Peña Nieto. 

"Hay relaciones amistosas con Peña, pero no es mi amigo", dijo a Quién antes de competir por la candidatura.

En días recientes, de cara al proceso para definir al sucesor de César Camacho en la dirigencia del PRI, columnistas mexicanos mencionaron a Beltrones como una de las cartas fuertes, aunque también se cuestionó que no es del grupo político más cercano al presidente y que es un rostro el viejo PRI.

El mes pasado, Peña Nieto habló de que el PRI tenía que acercarse a los jóvenes, despertar su entusiasmo y adentrarse en los cambios tecnológicos, lo que llevó a pensar que el presidente respaldaría en el mando tricolor a un rostro fresco, en lugar de apostar por alguien más experimentado. 

Beltrones, en tanto, externó en entrevistas recientes su apoyo al proyecto de Peña Nieto (como operador en la Cámara de Diputados resultó una pieza clave para la aprobación de las reformas estructurales), y resaltó la importancia de la unidad para el priismo.

"Para el presidente de la República yo solo tengo respeto, admiración y amistad", dijo este jueves a la cadena Radio Fórmula, al confirmar que quiere ser dirigente del PRI.

"Seré un presidente del PRI muy cercano al presidente de la República y consultaré con él, sin ninguna inhibición, cuantas veces sea necesario", mencionó.

Lee: Beltrones confirma su postulación a la presidencia nacional del PRI

El "implacable"

En un cable filtrado por Wikileaks en 2011, se pudo leer que la Embajada estadounidense definió en una ocasión a Beltrones como "un implacable operador político que florece y prospera en la política de puertas cerradas". 

La fama de ser un tipo duro, o incluso temible, contrasta con lo dicho por sus familiares, respecto a que puede dar maromas en el pasto para jugar con sus nietas, o de que tiene un lado romántico que se expresa al cantar boleros. 

Granados Chapa, en el libro Los Suspirantes 2012, recordó un testimonio sobre Beltrones como legislador, que lo describía como "un orador lodero, es decir capaz de perpetrar ataques bajos", y al mismo tiempo un polemista que podía producir poderosas piezas argumentativas. 

Un reporte de la DEA, citado por The New York Times en 1997, acusó a Beltrones de proteger al narcotraficante Amado Carrillo Fuentes, El Señor de los Cielos

Sin embargo, el político nacido un 30 de agosto de 1952 en Villa Juárez, Sonora, negó los señalamientos, y pidió a las autoridades mexicanas que los investigaran. 

El mismo año, la PGR calificó como “calumnias” y “difamaciones” las afirmaciones de los autores del texto, los periodistas Sam Dillon y Craig Pyes.

Camino andado

La trayectoria de Beltrones, actual coordinador parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, incluye cargos como el de dirigente del Comité Ejecutivo Estatal de su partido (1985), secretario Particular del Subsecretario de Gobernación (1977-1982), subsecretario de Gobierno, Desarrollo Político y Derechos Humanos (1988-1991), y secretario general de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares del PRI.

Como legislador, consiguió presidir la Cámara de Diputados (2004-2005) y el Senado en dos ocasiones (2006-2007 y 2010-2011).

Se identifica como uno de sus rivales a Elba Esther Gordillo, y como maestro o mentor tiene también a Fernando Gutiérrez Barrios, exsecretario de Gobernación durante el gobierno de Carlos Salinas Gortari. 

También se dice que tenía amistad con el fallecido candidato presidencial, Luis Donaldo Colosio. 

Granados Chapa recordó en un texto, citando en el libro México. Un díficil paso a la modernidad, de Carlos Salinas de Gortari, que el entonces presidente le pidió a Beltrones que se trasladara a Tijuana, al lugar donde le dispararon a Colosio, para "completar la información sobre los acontecimientos". 

Lo consideró a él porque "el atentado se había cometido contra un sonorense distinguido". 

Al morir Colosio, según Granados Chapas, el hermano del presidente Salinas, Raúl, promovió que Beltrones fuera candidato presidencial sustituto, pero a fin de cuentas esa responsabilidad quedó en Ernesto Zedillo.

Beltrones estudió Economía en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Dice que al cursar esa carrera, se "ganaba el sustento con un pequeño negocio de tintorería".

Su familia

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Está casado desde hace 34 años con Sylvia Sánchez, con quién procreó una hija, Sylvana, quien será diputada federal plurinominal en la próxima legislatura. Sylvana está casada con Pablo Escudero, senador del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), aliado del priismo.  

"Soy producto natural de la mujer, de mi abuela, de mi madre, de mis hijas, y de mis nietas, por eso soy un hombre altamente sensible”, señaló Beltrones al periodista Beto Tavira, en una entrevista.

Ahora ve
El número de turistas mexicanos en EU se desplomó en el último año
No te pierdas
×