Periscope: la cámara que seduce a los políticos (pero también los expone)

El presidente Enrique Peña Nieto ha liderado las transmisiones en vivo vía esta aplicación, pero las cosas no siempre salen como se esperan
Periscope, nueva 'app' para transmitir en directo
Autor: Darío Martínez Brooks | Otra fuente: CNNMéxico

Parece que Periscope llegó para quedarse en la política mexicana. Desde el presidente Enrique Peña Nieto, secretarios del gabinete, gobernadores y legisladores, las transmisiones en línea a través de esta aplicación están mostrando lo público y no tan público de los políticos.

“Estoy por colocarle la banda presidencial, la cual portaré con gran emoción, con gran orgullo y con la alta responsabilidad que significa ser presidente de México”, dijo Peña Nieto en una de sus transmisiones en vivo vía Periscope antes de su mensaje por su Tecer Informe de Gobierno. “Voy a transmitir ahorita cómo me pongo la banda”.

Fue la primera ocasión en que un mandatario muestra cómo se prepara en el despacho presidencial del Palacio Nacional minutos antes de presentar su informe de gobierno.

 
Oficina Presidencial de Palacio Nacional Minutos antes de mi Tercer Informe de Gobierno...

Posted by Enrique Peña Nieto on Miércoles, 2 de septiembre de 2015

La facilidad de uso de Periscope es una de las características más atractivas de esta aplicación que está teniendo su boom a partir de que fue adquirida por Twitter en marzo pasado. Pero los políticos mexicanos recién están aprendiendo cómo funciona.

Entre los que han acudido a ella, son el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila y los senadores panistas Javier Lozano y Mariana Gómez del Campo.

Ésta última periscopeó parte de la sesión de instalación de la nueva Legislatura del Congreso de la Unión, para criticar a la diputada priista Yulma Rocha, quien encendió a la oposición al alabar la gestión del presidente Peña Nieto, mientras los diputados de Morena, mostraban una manta que anunciaba su iniciativa de ley sobre austeridad gubernamental.

También los secretarios de estado Rosario Robles y Enrique de la Madrid, han hecho uso de ésta aplicación para transmitir eventos en vivo. Y cada vez se suman más políticos.

¿Por qué periscopear?

Peña Nieto ha realizado seis transmisiones en el último mes a través de Periscope que han mostrado momentos fuera del protocolo oficial de los actos presidenciales.

“Pareciera que tenemos una intención para ocupar espacios”, considera Mario Campos, politólogo y analista de los medios. “Hay una ofensiva para tratar de colocar mensajes positivos del gobierno con eventos de alto impacto”, opina.

El 15 de agosto, el presidente tomó el celular y se estrenó en la aplicación, con una transmisión de los momentos previos a su participación en la Carrera del Estado Mayor Presidencial y luego de terminarla. 

Tres días más tarde, en una visita —que se dijo estaba fuera de la agenda— a la localidad de Chiquihuitillo, Michoacán, el mandatario vovió a tomar el celular para transmitir en vivo. A través de la red se vió al presidente, a la entonces secretaria Rosario Robles y al gobernador de la entidad, Salvador Jara, en una camioneta mientras se trasladaban a la comunidad. 

Peña Nieto comió morisqueta (arroz, frijoles y queso) en el comedor comunitario de la Cruzada Nacional contra el Hambre que visitaron.

Robles organizaba a las mujeres: “¡de las tortillas que andaban haciendo, tráiganle al presidente!”. Y en la convivencia una mujer decía con pena “no me peiné” cuando el presidente le ofreció tomarse una selfie.

“Ver comer, pasear, dormir o trabajar al otro es humano. Es una necesidad de comunidad”, dice el sociólogo Naief Yehya, quien estudia de temas de impacto social digital, a la revista Chilango que aborda la llegada de Periscope en su edición de septiembre.

“Aunque es paradójico: ahora esta comunidad se teje a través de pantallas en las que muchas de las veces estás inmerso contigo mismo. Pero estas pantallas dan soltura al ser humano para comunicarse con otros”, afirma.

 
Momentos en el comedor comunitario de Chiquihuitillo, Michoacán. Los habitantes de Chiquihuitillo no esperaban nuestra visita. Conociendo un comedor comunitario en Tierra Caliente.

Posted by Enrique Peña Nieto on Martes, 18 de agosto de 2015

 

Cercanía con riesgos

Como en toda transmisión de video, quien sostiene la cámara es quien, en teoría, controla lo que se ve. Pero enviar una señal de video en vivo a internet representa riesgos, como cuando casi cae la banda presidencial al suelo en la transmisión de Peña Nieto el 2 de septiembre.

“(El objetivo de estos es) ir más allá de la imagen tradicional para generar más cercanía con grupos que no son tan cercanos, como los jóvenes”, afirma Gustavo López Montiel, doctor en Ciencia Política. “El problema es que el impacto no necesariamente es positivo en el sentido de cómo se acercan a ese público”.

En otra transmisión en Guerrero, un profesor le dijo a Peña Nieto: “me siento muy contento y lo felicito, señor presidente, porque usted es un hombre de palabras, y no de hechos”. Otra muestra de que con la herramienta, no siempre se puede controlar lo que otros dicen a la hora del streaming.

En una reunión con senadores panistas, el nuevo embajador de México en Estados Unidos, Miguel Basáñez, pareció no entender bien el alcance que tiene Periscope, que es como la mirilla a través de la cual los internautas pueden ver qué hay detrás de la puerta.

"¿Tenemos prensa?", preguntó Basáñez a los legisladores, antes de responder una pregunta. "No, pero sí el Periscope", le respondió la senadora Gabriela Cuevas en la reunión que en principio fue planteada como privada. "¡Ah!, Periscope…", dijo Basáñez antes de criticar a Estados Unidos.

López Montiel apunta que “parecer mucho más suelto sí genera mayor impacto, porque puede haber curiosidad de la gente de saber cómo el presidente trabaja en ese aspecto”, pero también señala que generar una estrategia de comunicación vía Periscope tiene una clave: planeación.

“Es fundamental que el presidente tenga mucha mayor planeación en el tema de redes sociales. Lo que aquí hace el presidente y los políticos en México parece mucho menos profesional”, considera el doctor egresado de The New School of Social Research de Nueva York.

Más exposición ≠ más aceptación

Con la influencia de las redes sociales, los presidentes han adaptado sus estrategias de comunicación en las últimas dos administraciones en México. Felipe Calderón fue el primer presidente en usar Twitter y Facebook, e inició transmisiones de sus eventos en vivo en YouTube.

Pero el presidente estadounidense Barack Obama lleva la delantera en su cercanía con internet: ha concedido entrevistas a celebridades de YouTube, responde preguntas de Twitter sobre la economía, y ha hecho exitosos videos para páginas virales de la web como BuzzFeed.

 
President Obama made a BuzzFeed video: Things Everybody Does But Doesn't Talk AboutHow did we get Obama to use a selfie stick? Oh, because he wants you to go to https://www.healthcare.gov/.

Posted by BuzzFeed Video on Jueves, 12 de febrero de 2015

“En Estados Unidos pactan con anticipación, planean el impacto, construyen la imagen, y el presidente ensaya. Todo lo que vemos cuando el presidente sale y baila, o dice cosas, son temas que se han ensayado previamente”, explica López Montiel.

Pero para el politólogo Mario Campos, en el caso mexicano hace falta ver más allá del mero objetivo de generar espectadores en Periscope y usar las plataformas para atender los problemas.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

“Una mayor exposición no significa que se atiendan necesariamente lo que la propia sociedad está demandando del gobierno. No se está atendiendo los temas negativos sobre la imagen del presidente”, apunta.

“Cuando los gobernantes no hablan de lo que la gente habla, se provoca una distancia mayor entre la gente y los gobernantes. Y a veces una estrategia que no conecta con la ciudadanía, de alto perfil, resulta contraproducente.”

Ahora ve
Pese a reproches de ida y vuelta, la renegociación del TLCAN se va hasta 2018
No te pierdas
×