El nuevo felino de Jaguar

Probamos el novedoso Jaguar XF con ayuda del piloto Dan Gurney, leyenda de las carreras; Jaguar y Land Rover son propiedad de la automotriz india Tata Motors, que pagó 2,000 mdd por e
Tata Motors adquirió Jaguar y Land Rover, de Ford, por 2,300
Sue Zesiger Callaway

El Jaguar XF edición 2009 es el primer Jaguar que saldrá al mercado luego de que Ford decidiera vender la marca inglesa. Jaguar y Land Rover son hoy propiedad de la automotriz india Tata Motors, que pagó cerca de 2,000 millones de dólares por ellas.

Para evaluar el nuevo auto, nada mejor que recurrir al famoso propietario de un Jaguar Tipo S: Dan Gurney, legendario piloto de carreras. Gurney ha conducido y ganado con un Ford GT40, un coche de Fórmula 1 diseñado por él e incluso un jaguar tipo E.

La primera expresión de Gurney al deslizarse al interior del XF fue de sorpresa, mientras pulsaba el botón de encendido y los respiraderos del coche giraban 180 grados para abrirse, apareció un selector de cambio cilíndrico que permanecía oculto.

Y allí se concretaba, ante nuestros ojos, esa esquiva promesa que todos los vendedores de autos prometen pero pocas veces cumplen: “el placer del comprador”, Jaguar realmente lo consigue. Los ejecutivos de Jaguar han comprendido bien las peculiaridades de sus dueños, casi todos los propietarios del “Jag” ven su vehículo de manera antropomórfica, los nombran como si se trataran de personas. Al encender el auto, efectivamente, uno tiene la sensación de que el XF despierta a la vida, y su vitalidad hace palidecer a otros coches.

“La potencia es estupenda y la afinación impresionante” comentó Gurney mientras pisaba a fondo el pedal del acelerador. De marcha suave, panel de instrumentos minimalista, acabados en roble y asientos en piel, el Jaguar es toda una experiencia aún para el copiloto.

Cuando tuve oportunidad de conducirlo, me sorprendió lo grácil que era a la par de su desempeño excepcional. El auto ofrece modo de conducción deportiva con sólo pulsar un botón, y modo deportivo “extra” para los más aventurados. Entre ambos modos, puedes elegir una respuesta más sensible al acelerador y minimizar la interferencia electrónica del control de la tracción. También cuenta con  controles montados en el volante. Aunque este modelo usa el mismo motor V8 supercargado de 4.2 litros que Jaguar lleva desde hace 12 años, la manera en que el XF entrega los 420 caballos de fuerza es extraordinaria. A pesar de la velocidad, te sientes mimado, rodeado por lujo al más puro estilo británico.

Como todo vehículo, el Jaguar tiene sus pros y contras. Pros: iluminación LED en las luces traseras, muy al estilo del Aston Martin. Luces interiores y guantera, sensor de radar, increíble iluminación nocturna color azul turquesa. Una parrilla frontal audaz en cromo. El excelente sistema de pantalla táctil con activación por voz. Los contras: no cuenta con carrocería en aluminio ligero, como originalmente se planeó; tampoco tiene sistema de tracción a las cuatro ruedas; el conductor puede tener problemas para leer la información cuando hay mucha luz del sol.

Sin embargo, lo más discutible del XF es su nuevo diseño exterior. No hay duda de que es hermoso, e incluso pueden apreciarse en él las fuertes líneas del Jaguar Tipo E, la forma de la parrilla recuerda los viejos XJ6 Serie 1, y lleva la impronta de la paloma en su parte trasera. Pero supone un gran cambio comparado con la actual línea de sedanes. Me gusta que se hayan distanciado de las formas antiguas, pero me preocupa que este musculoso FX no pueda ser reconocido como un Jaguar por un ojo novato. Creo que el mundo tiene que aprender a apreciar su nuevo estilo, y descubrir en este nuevo modelo las bondades de la bien conocida marca.

Newsletter
Ahora ve
Perú enfrentará más lluvias fuertes
No te pierdas