Lexus GS se renueva para la competencia

La edición 2008 de este sedán mediano incluye cambios estéticos; también tiene varias mejoras de equipamiento que le darán más armas en el mercado automotriz.
Se destaca entre los medianos grandes de lujo por su excelen
Ariel P. Lotersztein

Lanzada en 2006, la presente generación del GS se destaca entre los medianos grandes de lujo por su excelente calidad de construcción, su equilibrado andar y su elevado nivel de equipamiento, además de por haber sido el primer modelo en el segmento en ofrecer una versión con motorización híbrida turbodiesel-eléctrica.

La variante 460 del GS (top de la gama) está impulsada por un potente V8 de 4.6 Lts de cilindrada capaz de erogar 342 HP de potencia a 6400 rpm y 339 Lb-Pie de torque a 4100 rpm. Este motor cuenta con el moderno sistema de apertura variable de válvulas VVT-i doble (admisión + escape) y viene acoplado a una caja automática / manual-secuencial de 6 marchas. Con este impulsor, el GS puede alcanzar las 60 mph en tan solo 5.4 segundos, un tiempo más que competitivo para su segmento.

Disponible con tracción trasera o bien con un exclusivo sistema de tracción integral por diferencial central viscoso (que puede variar la distribución de la fuerza del motor de 30:70 a 50:50 entre los dos ejes), el GS 460 cuenta con todos los sistemas para la seguridad activa y pasiva (controles de frenado, tracción, estabilidad, dirección y hasta de suspensión) que se le puedan pedir a un automóvil hoy en día. Por nombrar solo algunos de ellos: Las respuestas de la suspensión están regidas por el programa AVS; la dirección electrónica es controlada por el sistema Variable Gear Ratio Steering (VGRS).

Además de ello, el GS 460 cuenta con 8 airbags (incluyendo los de rodilla para conductor y acompañante) y un exclusivo sistema anti-choques que opera a través de radares. Este dispositivo detecta la inminencia de obstáculos peligrosos y alerta al conductor al respecto, al tiempo que pre-tensiona los cinturones, activa el sistema Brake Assist y cambia el modo de suspensión al más rígido “sport” para optimizar la respuesta del chasis ante una colisión.

En lo que hace a estética, un detalle del GS rompe con la tradicional prudencia a la cual la marca nos tiene acostumbrados: Él parante C es sumamente ancho y su caída determina un parabrisas trasero muy inclinado que termina casi sobre el borde del baúl. Debido a ello, la imagen el GS pareciera debatirse entre la de un sedan tradicional y la de un hatchback o coupe de 4 puertas, configuraciones pocas veces vistas hasta ahora en el segmento.

Las modificaciones exteriores realizadas al GS para 2008 incluyen cambios en el sector de trompa (parrilla y paragolpes) y el agregado de luces de giro auxiliares adosadas a la carcasa de los espejos retrovisores laterales. Asimismo, las llantas de 18” son de nuevo diseño. El interior, por su parte, cuenta con nuevos apliques de aluminio y madera que realizan su elegancia.

¿Los competidores del GS 460? Entre otros, nada menos que las versiones más exclusivas de los medianos-grandes de BMW y Mercedes-Benz. Con un precio base algo inferior que el de aquellos (52,620 dólares en los Estados Unidos), el GS 460 es un duro contendiente en la lucha por el liderazgo en ventas del segmento.

Ahora ve
No te pierdas