Se abre paso el Audi Q5

El todoterreno de la firma alemana se prepara para competir con mucho equipamiento; su diseño está inspirado en los modelos A4 y A5.
Se ha especulado mucho sobre la nueva SUV de Audi.
Rubén Hoyo

El Audi Q5 que se presenta en el marco del Salón de Pekín de 2008 era la crónica de una presentación anunciada, durante los últimos meses se había especulado mucho sobre la nueva SUV compacta de Audi que llegará a competir en el duro segmento donde se desenvuelven la BMW X3, Acura RDX y donde también llegará la Mercedes Benz GLK.

A diferencia de la Q7 o A3, esta nueva Q5 no comparte plataforma con un modelo de Volkswagen que en teoría sería la Tiguan por lo que los motores van montados de manera longitudinal y no transversal como ocurre en el nuevo SUV de VW, lo anterior significa que la plataforma utilizada es la que emplea el A4, auto de donde también toma casi todos los elementos de diseño, aunque guardando cierta identidad toda vez que se trata de un SUV.  

Dentro de la lista de equipamiento destaca el sistema de entretenimiento con DVD, audio de Bang & Olufsen con interfase de iPod, Bluetooth, asistente para cambio de carril, ESP y control de velocidad crucero inteligente.

Mecánicamente serán tres las motorizaciones disponibles, dos a diesel y una a gasolina (el cuatro cilindros de 2.0 litros FSI turbo), en todos los casos la transmisión será la nueva de clutch dual y siete cambios que Audi denomina S-Tronic y que pasará la potencia a las ruedas a través del sistema de tracción integral de la marca conocido como quattro, cabe señalar que no habrá caja reductora.

Ahora ve
No te pierdas