Nissan Maxima 2009, listo para regresar

Agresivo diseño y buen manejo serán sus argumentos para tratar de reconquistar a sus fans; la sexta generación del auto japonés está lista para llegar al mercado.
La sexta generación de su Maxima está lista para arribar al  (Foto: )
Rubén Hoyo, enviado

La firma japonesa Nissan está de gala, la sexta generación de su Maxima está lista para arribar al mercado y esperan que gracias a un nuevo diseño agresivo,  mayor equipamiento y carga tecnológica vuelva a posicionarse como un vehículo aspiracional, deportivo y una verdadera opción para las versiones de entrada de las marcas premium.

Uno de los graves problemas del Maxima en las dos últimas generaciones a esta fue la poca diferenciación con el mediano de la misma marca, el Altima, el cual se convirtió en su peor verdugo. Para esta entrega, Nissan intenta que el mercado meta de este auto lo encuentre lo suficientemente diferenciado de su hermano menor como para estar dispuestos a pagar el sobreprecio.

Para lograr lo antes mencionado Nissan ha dotado a este nuevo Maxima de un diseño bastante más provocador, de líneas fluidas y marcadas, con salpicaderas anchas muy al estilo de deportivo italiano o coupé inglés. Los faros están rematados por una forma en L y las entradas de aire son enormes para enfatizar la estética deportiva. La parte trasera es su ángulo es menos impactante, aunque el hombro del vehículo sobresale de tal manera del poste C que la apariencia es agradable y de mucha robustez, por lo que aunado con las calaveras con una atractiva línea de LEDs, se logra separar del Altima.

En el interior, los mandos están totalmente orientados al conductor, la consola central equipa una pantalla que conjuga las funciones de la computadora de viaje, clima y el sistema de audio, por su parte las paletas de cambio montadas en la columna de la dirección acentúan la apariencia deportiva del vehículo, aunque algunos ensambles se notaron algo descuidados, lo más seguro es que se deba a que se trataba de unidades de preproducción.

Un detalle bien interesante es que esta nueva generación es 9.5 centímetros más corto que el anterior y 4 más ancho, la idea era la de buscar un vehículo de estampa más deportiva, sin menoscabo en la comodidad de los ocupantes, es menester mencionar que en más de cuatro horas a bordo, los asientos jamás provocaron cansancio excesivo.

El Maxima 2009 emplea la plataforma D del consorcio, la misma que ocupan la Murano y Altima tanto sedán como coupé, recurre como casi todos los vehículos grandes de la marca al motor de seis cilindros y 3.5 litros de la familia VQ que en este caso eroga 290hp (35 más que en la generación anterior). La ganada en potencia se logró mediante el incremento del diámetro del múltiple de entrada y mayor control de la combustión. La transmisión es una CVT y aunque muchos podrán argumentar que no es ideal para un vehículo que se ostenta como deportivo, la realidad es que al activar el modo Sport o emplear las paletas de cambio, los ajustes son verdaderamente rápidos y encuentra una relación siempre adecuada para entregar todo el torque que es de 261lb.

En ruta se comporta sorprendentemente bien, pero es una realidad que al oprimir el pedal del acelerador a fondo hay un poco de torque steer, producto de la aplicación de un motor muy potente en un tracción delantera, aunque que hay que aceptarlo, es casi imperceptible gracias a lo bien lograda que está esta plataforma. La aceleración es progresiva y acompañada de una encantadora nota emanada del V6, el auto apoya y comunica muy bien, se notan las horas de trabajo en Nurburgring que recibió, algo que al parecer le ha dado a Nissan por hacer cada vez más, la plataforma D ha recibido cambios en suspensión, dirección y rigidez para otorgar un desempeño muy superior al del auto que reemplaza.

El nivel de equipamiento es completo, asientos eléctricos forrados en cuero, sistemas de seguridad (ABS, ESP, Bolsas de Aire, etc.), volante de posiciones eléctrico, quemacocos, sistema de audio Bose que reproduce con una fidelidad notable, entre muchos otros ítems.

Para nuestro país llegarán dos versiones, una básica llamada Traking y la Sport que incrementa el equipamiento considerablemente además de incorporar un pequeño alerón trasero y unos hermosos rines de 19 pulgadas. Para nuestros vecinos de EU llegará un sofisticado sistema de navegación con Bluetooth, slot para tarjetas compact flash y la mejor interfase de iPod que he podido ver en el mercado, pero al estar todo incluido en un solo paquete las unidades comercializadas en México no lo ofrecerán.

Otros ciertos detalles como la calefacción para los asientos o el quemacocos doble tampoco llegan, según la gente de planeación de producto de Nissan debido a que la gente en México no los requiere, pero vehículos de segmentos muy inferiores como el Astra si los ofrecen. Llegará a pelear de frente con el Volkswagen Passat y con las versiones de entrada de fabricantes premium como Audi, BMW y Mercedes Benz, quizá dentro de estos últimos la más lógica sea el A4 que en sus versiones base también es tracción delantera.

Se espera que el Máxima 2009 llegue al mercado mexicano en el mes de septiembre y aunque los precios no están definidos el rango estará entre los 400,000 y 420,000 pesos.

Ahora ve
No te pierdas