60 años de éxito para Porsche

Cuando Ferry Porsche no encontraba el auto de sus sueños, decidió fabricarlo; en 2005, Prosche dio un paso enorme al incrementar su número de acciones en Volkswagen AG.
Primer prototipo de Porsche marcado con el número modelo 356  (Foto: )

En junio de 1948 se marcó el inicio de un nuevo capítulo en la historia automotriz, ya que ese día, el primer prototipo de Porsche, marcado con el número modelo 356-001, recibió la aprobación y homologación oficial para circular en carretera.

Sin embargo, durante las últimas seis décadas, Porsche ha tenido tanto momentos de éxito como de depresiones. No obstante, gracias a métodos eficientes de producción, la clara diferenciación de la marca y los modelos innovadores, que van desde el 356 y el 911, hasta el Boxster y Cayenne, la "pequeña" compañía experta en autos deportivos, rápidamente se transformó en una de las compañías fabricantes de automóviles más exitosos y rentables del mundo.

"Actualmente, Porsche está más sólida que nunca. Tenemos la gama de modelos de automóviles más amplia y atractiva de toda la historia de nuestra compañía. Tenemos costos y procesos bajo control, por lo que hemos garantizado nuestra independencia a largo plazo. Siempre nos hemos visto como el "David", que debe enfrentarse a los "Goliat" de esta industria. Esa imagen propia nos ha dado forma con el paso del tiempo, pero también nos ha hecho exitosos", explica el Director Ejecutivo de Porsche, Dr. Wendelin Wiedeking.

Cuando Wiedeking asumió la dirección en 1992, Porsche había alcanzado el pico de su crisis económica más grave. La compañía corría el riesgo de perder su activo más valioso: su independencia. De repente, Porsche estaba en la situación ideal para una adquisición. Inmediatamente debía hacerse algo al respecto. Las familias de accionistas Porsche y Piëch ofrecieron su apoyo al consejo.

Wiedeking y sus colegas del consejo no sólo mandaron a producir el Boxster; sino que también originaron un cambio en la compañía a través de otras medidas económicas. Se introdujeron nuevos flujos de trabajo organizativos y productivos denominados con los términos genéricos "lean management"  y "lean production", por lo que la jerarquía y las estructuras de procesos de la compañía fueron reorganizadas de arriba a abajo. No transcurrió demasiado tiempo antes de que los esfuerzos internos mejoraran la productividad y la línea de modelos recientemente desarrollada causara un impacto positivo. Para el año 1995, Porsche había saldado todas sus deudas y asumió una posición de liderazgo con nuevos records anuales de ingresos, ventas y ganancias.

No sólo el balance, sino también la reputación de la marca Porsche, reflejan la posición excepcional de la compañía. Por quinta vez consecutiva, los gerentes alemanes más importantes de todas las industrias eligieron a Porsche AG como la compañía con "La mejor imagen" en una encuesta de la publicación "Manager Magazine". Por otra parte, el prestigioso estudio de calidad "Initial Quality Study" del Instituto Estadounidense de Investigación J.D. Power clasificó a Porsche en primer lugar por segunda vez. Y el estudio "Appeal" de J.D. Power confirmó que la compañía fabricante de autos deportivos con sede en Stuttgart, había sido elegida por los clientes estadounidenses, por tercera vez consecutiva, como la marca más atractiva.

Los vehículos Porsche también deben ser un ejemplo en lo que se refiere a la protección del medio ambiente. Por ello, ya en 1966, la primera prueba de emisiones autorizada, realizada en Europa se llevó a cabo en un 911. Poco después, se estableció un departamento independiente que también probaba los niveles de emisiones en vehículos producidos por otros fabricantes.

Porsche desarrolla nuevas tecnologías no sólo para mejorar las características de conducción, sino también para optimizar permanentemente sus automóviles y favorecer así la sustentabilidad del medio ambiente.

Durante los últimos 15 años, Porsche ha logrado reducir el consumo de combustible en sus automóviles nuevos, por ende, también redujo las emisiones de CO2, en un promedio de 1.7% anual. Con respecto al rendimiento del motor, Porsche actualmente está clasificado entre los fabricantes con las menores emisiones de CO2. Hacia 2012, el consumo de combustible de los vehículos Porsche quedará reducido en un 20% gracias al desarrollo de nuevas tecnologías para sus motores y a la tracción híbrida del Cayenne y el Porsche Panamera.

Porsche dio un paso hacia el futuro en septiembre de 2005 incrementando su número de acciones en Volkswagen AG. Con casi el 31% del capital accionario con derecho a voto, Porsche actualmente es el accionista mayoritario de VW. Durante el transcurso de este año, su participación aumentará a más del 50%.

La meta de este camino es clara: bajo el amparo de Porsche Automobil Holding SE, no sólo se garantizará el crecimiento de Porsche y Volkswagen gracias a su comprobada asociación con el desarrollo y la producción durante décadas, sino también se asegurará la independencia de ambas compañías. El presidente del consejo, el Dr. Wendelin Wiedeking, aseguró: "Porsche seguirá siendo Porsche en el futuro. Así como Volkswagen seguirá siendo Volkswagen. Esa es la receta del éxito".

Ahora ve
No te pierdas