México, fértil para industria automotriz

Cada año, el Tec de Monterrey realiza un congreso para fomentar el talento en la industria; AKJ, un organismo alemán que propicia el intercambio de ideas entre armadoras, lleva el evento.
Desde septiembre, la fabricante de autos ha eliminado 6,000
Regina Moctezuma G.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Entre mares embravecidos por la economía, se inauguró el Congreso AKJ en el Tec de Monterrey, campus Estado de México. La industria automotriz es una de las más afectadas por la crisis financiera por la que cruzan los estadounidenses, por lo que el evento que reúne a ejecutivos de la industria automotriz y estudiantes de la universidad, se lleva a cabo con más ánimos de proponer soluciones para replantear el futuro de los automóviles.

El Congreso AKJ 2008, como lo definen sus siglas en alemán (arbeit, trabajo; krupp, grupo; J, justo a tiempo), tiene 24 años de existir en Alemania y seis de llevarse a cabo en México. Es un espacio donde se reúnen representantes de la industria procedentes de Alemania, EU, Hungría, Canadá, Bélgica y México para analizar la problemática de las grandes armadoras a nivel internacional y compartir ideas para preparar mejor al joven talento que se integra al segmento.

“Vienen épocas difíciles de incertidumbre, y como academia nos corresponde buscar soluciones creativas para que nuestro país sea base de inversión, ofreciendo seguridad jurídica, talento en los ingenieros y plataformas que faciliten las inversiones”, dijo Roberto Rueda Ochoa, rector de la Zona Centro del Tec de Monterrey, quien aprovecha la experiencia de los invitados al evento para adecuar sus planes de estudios y mejorar el perfil del egresado que buscan las firmas automotrices.

La industria automotriz es dominante en México, pues es un pilar de desarrollo económico importante y aunque la situación financiera mundial no es la ideal, el académico considera que es un buen momento para atraer inversión pues las armadoras buscarán buenos costos de producción.

“Las automotrices buscarán cada vez más un buena calidad, ya no sólo un bajo costo. Y queremos impulsar a México como un país de buen costo”, dijo Klauss Shmit, director de AKJ a nivel mundial, quien considera que el país tiene la estabilidad para ofrecer productos de buena calidad y flexibilidad para sobre pasar los dos años que probablemente tomarán para que la industria automotriz se recupere.

Para hacer de México un campo fértil para esta industria es necesario contar con el capital humano adecuado y ésa es la tarea del Tec de Monterrey. Con este tipo de eventos, los profesores notan las fortalezas y debilidades del alumnado y toman nota para mejorar su formación. Las carreras más afines con la industria son la ingeniería mecánica, que es el perfil más solicitado en Alemania y EU, pero también está el ingeniero mectarónico que cuenta con especialidad en industria automotriz.

La situación de la industria es mala, pero ni AKJ ni el Tec de Monterrey se han paralizado, al contrario, consideran que es un buen momento para crecer dentro del mercado. Así, los alumnos de la universidad tienen varios proyectos con automotrices importantes, como con Chrysler, en la instauración de un centro para pruebas en Toluca, donde evalúan que las piezas que entregan los proveedores cumplan con las expectativas de la armadora.

Sin duda, las automotrices que fabrican autos premium tendrán que apostarle más a los vehículos compactos, según Shmit y para llevar estos proyectos a la realidad lo mejor es aliarse con las próximas generaciones que ya se plantean un futuro completamente diferente para la industria automotriz.

Ahora ve
No te pierdas