¿Será el 'podcar' el auto del futuro?

Se están desarrollando autos dirigidos por una computadora que sirvan de transporte público; Conexión Ithaca es un grupo que quiere hacer de su ciudad la primera población con podcars en E
El 'podcar' es una solución para el exceso de autos en las c
ITHACA, Nueva York (AP) -

La idea de un auto sin conductor dirigido por una computadora que lleve a la gente a donde quiera ir es una imagen futurista que está cada vez más cerca.

Los podcars, o Transporte Personal Rápido (PRT por sus siglas en inglés) están siendo desarrollados en varias ciudades del mundo y podrían ser la solución para los problemas del transporte colectivo.

"Es hora de que diseñemos ciudades para los humanos, no para los autos" dijo Roberts, presidente de Conexión Ithaca, un grupo de profesionales, activistas y estudiantes comprometidos para hacer de esta ciudad universitaria, en el norte del estado de Nueva York, la primera población con un sistema podcar en Estados Unidos.

"Con el podcar ... se crea la mezcla perfecta entre la privacidad y la autonomía de los autos para el servicio del transporte público y, desde luego, utiliza energía limpia", dijo Roberts.

En momentos en que los precios de los combustibles están en alza y en que el Congreso de Estados Unidos debate un plan nacional del transporte, Roberts y sus colegas creen que el futuro será para los podcars, vehículos eléctricos automáticos de peso ligero que utilizan su propia red eléctrica separada del tráfico vehicular convencional.

A diferencia de otros vehículos, los podcars llevan de dos a 10 pasajeros. Confieren la privacidad y libertad de los autos privados, mientras reducen el uso de los hidrocarburos, alivian el tráfico y liberan espacios acaparados para estacionar.

En el proyecto, las estaciones se ubican en cada calle o cada 800 metros (media milla) según las necesidades. Los usuarios indican su destino en una libreta computarizada y el podcar los lleva sin paradas hasta él. Las estaciones portarán entradas de modo que un vehículo pueda detenerse a dejar o recibir pasajeros, mientras otros seguirán su curso.

"Funciona casi como un elevador, pero horizontal", dijo Roberts, y añadió que los viajes en podcar serán más seguros que los traslados en auto.

La idea del podcar no es completamente nueva. Una versión más limitada con autos de capacidad hasta para 15 personas fue construida en Morgantown, Virginia Occidental en 1975 y todavía transporta a los estudiantes de la Universidad de Virginia Occidental.

El próximo año el aeropuerto Heathrow, en las afueras de Londres, inaugurará un sistema piloto de podcar. Varias compañías en Suecia, Polonia y Corea tienen funcionando rieles de prueba para demostrar la viabilidad del sistema.

Además, un grupo de diseñadores realizan el proyecto de una red de podcar para Ciudad Masdar, en las afueras de Abu Dabi, que será construida como la primera ciudad con cero emisiones de carbono y cero desperdicio.

Por lo pronto, más de una decena de ciudades en Suecia tienen planes para sistemas podcar como parte del compromiso del país para librarse del uso de combustibles fósiles para el 2020, dijo Hans Lindqvist, concejal de Varmdo, Suecia, y presidente de Kompass, una asociación de grupos y municipalidades que impulsan la iniciativa en el país.

"El sistema de transporte de ahora está llegando a un callejón sin salida", dijo Lindqvist, un ex integrante del Parlamento Europeo.

Los autos han dominado el paisaje urbano por casi un siglo, y han robado espacio valioso mientras contaminan el aire, según Magnus Hunhammar, director ejecutivo del Instituto de Transporte Sostenible, con sede en Estocolmo, el lugar de avanzada para la tecnología podcar.

"Algo tiene que cambiar", agregó Hunhammar. "No estamos hablando de reemplazar al automóvil por completo. Estamos añadiendo algo más a nuestra estrategia de transporte".

Sin embargo, los escépticos se preguntan si los podcars podrán ser algo más que una novedad pasajera, adecuado más para zonas limitadas como aeropuertos, campus de universidades y empresas. Los detractores, principalmente aquellos que defienden los trenes ligeros, afirman que el sistema será demasiado complejo y caro.

"Es operativa y económicamente irrealizable", dijo Vukan Vuchic, profesor de transporte e ingeniería en la Universidad de Pensilvania que ha escrito varios libros sobre transporte público.

"En la ciudad, si tienes esa cantidad de demanda, podrías construir esas vías y pagar los millones que te llevaría hacerlo, pero no tendrías la capacidad. En los suburbios, podrías tener la capacidad, pero la demanda sería tan poca que posiblemente no podría pagar por los rieles, las estaciones elevadas, los sistemas de control y todo lo demás", agregó Vuchic.

Los podcar necesitan una guía elevada o rieles, pero también pueden circular al nivel de la calle. Según los simpatizantes del sistema, las redes pueden ser construidas con la infraestructura ya existente.

En Ithaca, la red podría unir el centro de la ciudad con las instalaciones de la Universidad Cornell y el Colegio de Ithaca. Cuando las escuelas están en clase la población de Ithaca aumenta de 30,000 a 80,000, lo que causa embotellamientos.

Los diseñadores del sistema podcar afirman que tienen que superar muchos obstáculos tecnológicos y las barreras políticas y culturales que representa este sistema, comparándolo a la revolución sicológica que se dio cuando los estadounidenses dejaron sus caballos para convertirse en una nación sobre ruedas.

Ahora ve
No te pierdas