¿Cómo trabaja un coche de hidrógeno?

El futuro de la industria automotriz debe centrarse en otras energías además de la gasolina; el Honda FCX Clarity es un claro ejemplo de como realizar buenos coches con esta tecnología.
HONDA HIDROGENO AUTOCOSMOS  (Foto: Autocosmos.com)
Rubén Hoyo

Se ha hablado mucho de los vehículos de hidrógeno como el futuro de la automoción, pero cuando escuchamos celdas de combustible, ¿cómo funcionan realmente?

Existen dos posibilidades en la utilización del hidrógeno como combustible para los automóviles, el primero sería administrarlo a un motor de combustión interna tradicional con ciertas modificaciones para quemar hidrógeno utilizando el mismo principio que cuando se quema gasolina y el otro es el de utilizar una celda de combustible para generar electricidad. Es este segundo método el que describiremos a continuación por ser evidentemente el más innovador y avanzado.

El Honda FCX Clarity es el exponente que más avances presenta en el campo de las celdas de combustible, incorporando una serie de innovaciones que lo hacen el vehículo más eficiente y cercano a la comercialización en masa de este tipo que existe en el mundo.

Primero hay que partir de la base que un vehículo de hidrógeno es en estricto sentido un vehículo eléctrico, pero a diferencia de otros, no necesita de un gran y pesado paquete de baterías, sino que gracias a la celda de combustible y el tanque de hidrógeno que equipa, el vehículo genera su propia electricidad a bordo y en función de las necesidades del motor.

La celda de combustible es el lugar donde se genera esta transformación
, en donde se combinan el hidrógeno comprimido almacenado en el tanque y el oxígeno que existe en la atmósfera, el paso de los citados elementos a través de la celda de combustible genera electricidad por un lado y agua en forma de vapor como único material de expulsión, por lo tanto de este proceso no se generan gases de efecto invernadero ni partículas contaminantes.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Cuando el hidrógeno pasa a través de la membrana electrolítica de la celda de combustible, cede su carga eléctrica, la molécula restante se mezcla entonces con las partículas de aire (Oxígeno) que ingresan a celda generando agua. El agua es recirculada para enfriar la celda y el excedente es enviado al tubo de escape en forma de vapor.

Aún así, el FCX Clarity equipa un compacto y ligero paquete de baterías de litio - ión que recupera energía de la frenada y que se recarga bajo ciertas condiciones de uso para almacenar energía necesaria para auxiliar al vehículo en situaciones de arranques y movimiento en bajas velocidades y así maximizar el rendimiento del hidrógeno.

Ahora ve
Las acusaciones de negligencia se asoman tras el sismo en México
No te pierdas
×