‘Arrancones’: deporte de millonarios

Este deporte, asociado a pandilleros en su versión callejera, atrae a ricos ávidos de emociones; la liga de ‘drag racing’ cumple 60 años, y cuenta quizá con la clientela masculina más fiel.
drag racing arranco estados unidos bolido  (Foto: Cortesía Fortune)
Alex Taylor III

En 2011 se celebra el 60 aniversario de la Asociación Nacional de Hot Rod (NHRA). Creada por Wally Parks en 1951 en California, la asociación organiza y promueve el deporte conocido como drag racing.

Denominado popularmente como ‘arrancones', el drag racing suena como uno de esos deportes que ganaron popularidad en los 50 y 60 (como el boliche), cuando sobraba tiempo para el ocio, pero que fueron eclipsados por otras actividades. ¿Qué interés puede haber en ver a dos autos competir en línea recta durante unos segundos?

Pero los arrancones han desarrollado una sólida base de seguidores, que acuden a las carreras para sentir cómo tiembla el suelo, cómo se ensordecen los oídos. La NHRA cuenta con 80,000 miembros y, para ser un deporte asociado en su momento con delincuentes juveniles de chaquetas de cuero, ha atraído a un sorprendente número de empresarios exitosos, incluyendo multimillonarios.

El primer evento nacional de la NHRA en Estados Unidos se celebró en 1955, en Great Bend, Kansas, donde la pista era un campo de entrenamiento construido para la Segunda Guerra Mundial. Hoy, cada año se celebran 22 eventos en el lapso de 10 meses en ciudades como Charlotte, Houston y Denver, y en localidades más pequeñas como Commerce (Georgia) y Reading (Pensilvania). Hasta 125,000 personas asisten a cada carrera y otros 1.1 millones lo siguen por televisión en la cadena de deportes ESPN2.

La NHRA dice tener 16.3 millones de seguidores, la mitad de los cuales son hombres que rondan entre los 18 y 49 años. Ese porcentaje de hombres es superior al que atraen la NFL y NASCAR, lo que lo convierte en un deporte interesante para los anunciantes que buscan hacer llegar su mensaje. Entre los patrocinadores están Coca Cola, GEICO, Motorola y el ejército estadounidense, que usa las carreras para reclutar miembros.

Más de 200 clases de vehículos compiten en los eventos de la NHRA, pero los principales tres son Pro Stock, Funny Car y Top Fuel. Estos últimos son bólidos de 7,000 caballos de fuerza capaces de cubrir un cuarto de milla en 4.4 segundos a más de 330 millas por hora. Los Funny Cars son parecidos, pero su carrocería es más pequeña y está hecha de fibra de carbono, mientras que los Pro Stocks son como hot rods de fábrica, con motores que producen 1,300 caballos de fuerza.

El deporte se ha ganado el corazón de ejecutivos y empresarios:

Johnny Gray lleva 40 años participando en carreras, tiene 59 años y es presidente de Marbob Energy, productora de petróleo que vendió en 2010 por 1,700 millones de dólares.

Conrad Kalitta, de 73 años, es presidente ejecutivo de Kalitta Air, una empresa con 24 aviones de carga Boeing 747, es propietario de 3 equipos de carreras y fue el primero en alcanzar las 200 millas por hora en un evento sancionado por la NHRA.

Forrest Lucas, de 69 años, fundó Lucas Oil, actualmente líder mundial en aditivos y lubricantes con ingresos por más de 150 millones de dólares. Posee un equipo de carreras y patrocina a otros más. Su esposa y su hijo son pilotos de arrancones.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Don Schumacher comenzó a competir en 1963, y estableció varios récord en la categoría de funny cars. En 1974 fundó Schumacher Electric, empresa líder en manufactura de cargadores de batería, con 900 empleados laborando en sus plantas de Illinois, Indiana y Texas. Hoy es propietario de siete equipos y su hijo también compite.

Uno de los pilotos que conduce los autos de Schumacher es Johnny Gray, antes mencionado, que continúa compitiendo pese a la fortuna que le dejó el petróleo. Al parecer, el rugido de los motores y el olor a gasolina del drag racing es tan adictivo para los pilotos como para los espectadores.

Ahora ve
Cinco presuntos terroristas fueron abatidos en Cambrils, Cataluña
No te pierdas
×