Fusiones y adquisiciones en el sector de microfinanzas

El impacto que las instituciones de microfinanzas ha tenido en la sociedad podría incrementarse con la consolidación del sector y con la entrada de otras instituciones financieras través de M&A.
Los esquemas de microfinanzas han demostrado  ser autosuficientes y rentables desde un punto de vista puramente económico.  (Foto: BrandStudio 956)

La cartera de microcréditos en México ha visto importantes incrementos en el último año. Un informe presentado recientemente por HR Ratings muestra que entre 2015 y 2016 el volumen de microcréditos otorgados en el país aumentó un 20.9% debido a varios factores, entre los que destacan el nacimiento de nuevas microfinancieras y el crecimiento inorgánico de ciertas instituciones, como resultado de la consolidación del sector mediante adquisiciones de empresas.


para el crecimiento orgánico e inorgánico dentro del sector financiero.
El otorgamiento de microcréditos es una opción  para el crecimiento orgánico e inorgánico dentro del sector financiero.  (Foto: BrandStudio 956)

En toda Latinoamérica, incluyendo México, distintos jugadores que operan en el sector de fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés) están mirando oportunidades dentro de las instituciones microfinancieras (IMF) como opción para sus planes de crecimiento inorgánico.

El atractivo de esta subindustria radica en la oportunidad de obtener economías de escalas mediante un build up de instituciones de menor tamaño. De hecho, el reporte anteriormente mencionado indica que, entre otros factores, gracias a las adquisiciones realizadas en el sector en México, el volumen de cartera total de crédito pasó de 16,699 a 20,187.7 millones de pesos (mdp) de 2015 a 2016 con la consiguiente mejora de los ratios de gestión de las entidades.

Adicionalmente, la financiación a las empresas de microcréditos es una forma interesante y alternativa para las entidades financieras de obtener rentabilidad con unos ratios de morosidad menores, en la mayoría de los casos, a los de la banca tradicional, así como acceder a un nicho de negocio históricamente fuera del punto de mira de la banca tradicional.

Siguiendo con el reporte de HR Ratings, éste demuestra que entre 2015 y 2016 el índice de morosidad pasó de 4.9 a 4.1% en las entidades microfinancieras en México, derivado del menor riesgo de colocación al estar respaldado por la generación de flujos de un negocio instrumentado a través de préstamos grupales.

Buena penetración y desempeño

Los esquemas de microfinanzas han demostrado ser autosuficientes y rentables desde un punto de vista puramente económico y a la vez han logrado la inclusión financiera de grupos poblacionales con menores recursos. Su enfoque ha permitido que penetren en regiones del país donde la banca tradicional ha tenido menor acceso. El Benchmarking de las Microfinanzas en México 2015/2016, elaborado por ProDesarrollo, destaca que las IMF cuentan con 3,363 sucursales ubicadas 92% de los 2,500 municipios que existen en el país.

Con respecto al desempeño financiero de las IMF, el documento indica que con base en datos de 77 instituciones medidas al cierre de 2015, el retorno promedio de activos fue de 4%, en tanto que el retorno sobre patrimonio alcanzó 10%, la autosuficiencia operativa se ubicó en 112% y la autosuficiencia financiera en 110%.

Asimismo, cabe destacar que el crecimiento del número de clientes de las instituciones de microfinanciamiento entre 2015 y el segundo trimestre de 2016 fue de 1%, de acuerdo con el reporte de ProDesarrollo, para ubicarse en 7.1 millones.

M&A y el sector microfinanciero

El otorgamiento de microcréditos es una opción para el crecimiento orgánico e inorgánico dentro del sector financiero. Desde el punto de vista orgánico, entidades financieras de diversos países han establecido fundaciones de microfinanzas para crecer en un sector que no se encontraba trabajado por la banca o las empresas financieras tradicionales.

Tal es el caso de Fundación BBVA MicroFinanzas, que a través de seis entidades microfinancieras ha atendido a más de 1.8 millones de personas y ha otorgado créditos por 8,246 millones de dólares, 55% de éstos otorgados al sector comercio, 18% a servicios, 16% a agricultura y 12% a producción.

En México, hay un claro líder dentro del sector, aunque según el reporte de HR ratings, las perspectivas de consolidación pueden tener alguna connotación negativa. Según este reporte, la consolidación creciente del sector a través de adquisiciones puede impactar en un empeoramiento de los indicadores financieros del sector debido a la presión ejercida sobre el margen financiero y a menores comisiones, lo que afectaría la salud de esta subindustria.

Sin duda, será interesante seguir la evolución del sector de las IMF en los próximos meses y ver si las perspectivas del mercado son acertadas. También será importante observar el impacto social y en términos de bienestar poblacional de este sector, cuyos éxitos en países como Bangladesh, cuna de las instituciones microfinancieras con el Grameen Bank, han sido notorios.

Por Begoña Vizcaino Martínez, directora de Servicios Transaccionales en PwC, especializada en sector financiero.

Ahora ve
Así luce la ciudad siria de Raqqa: libre de ISIS, pero en ruinas
No te pierdas
×