Los retos de un líder, según su personalidad, y cómo resolverlos

Por:
Jimena Tolama

¿Eres dominante, influyente, estable o reservado? Descubre las ventajas y desventajas.

¿Cómo es tu personalidad?

1
Una característica escencial puede definir la personalidad, pero un líder puede irla moldeando según la situación.
Personalidad múltiple  Una característica escencial puede definir la personalidad, pero un líder puede irla moldeando según la situación.  (Foto: iStock)

Seguramente, habrás escuchado alguna vez que el temperamento no es lo mismo que el carácter, y que el carácter no es lo mismo que la personalidad.

“El temperamento es innato, no modificable. El carácter se adquiere, lo aprendemos desde una dimensión social y sí es transformable. Mientras que la personalidad es el conjunto del temperamento, más el carácter y el comportamiento”, explica el coach de negocios y director general de Business Coaching Firm, Arturo Chávez.

Es este último compuesto, la personalidad, lo que más debe cuidar y pulir una persona que se desenvuelve en un puesto de autoridad, pues según las características que la conformen dependerá el desempeño entero y cumplimiento de objetivos de un área o equipo de trabajo.

Sin embargo, la directora general de Icon Lead, Mariana Hernández, una consultora especializada en formar líderes a través de una metodología propia, considera que encasillar a un líder según su personalidad no siempre es lo ideal.

“No hay un solo estilo de liderazgo. Más allá de si es carismático o autoritario, el líder se debe ir modelando según una situación o trato con algún colaborador en particular. A veces convendrá más que sea afiliativo, democrático o directivo”, sugiere Hernández.

El libro Good to Great and the Social Sectors, escrito por el consultor de negocios estadounidense Jim Collins señala que la búsqueda de un perfil extrovertido no lo es todo, sino que el líder debe saber reconocer las características de su personalidad y las de su equipo y en conjunto explotarlas en favor de la organización.

De acuerdo con Chávez y Hernández, existen diferentes tipos de personalidad que pueden encapsularse en cuatro básicas. Averigua la que más se asemeja a tu perfil y aprovéchala en beneficio de tu equipo.

Personalidad: Dominante

2
la forma en la que se dirige a los colaboradores puede perjudicar el desempeño del equipo.
Falta de tacto  La forma en la que se dirige a los colaboradores puede perjudicar el desempeño del equipo.  (Foto: iStock)

Un líder dominante es enérgico y audaz, explica Arturo Chávez. “Siempre expondrá su punto de vista con firmeza y decisión. También busca con determinación y persistencia que los colaboradores hagan lo que él solicita”, complementa Mariana Hernández.

Ventajas que trae al equipo

Es ideal y muy funcional para una situación de crisis. “Puede definir la ruta de acción sin titubeos y sin espacio para la opinión”, dice Hernández. Esto a la vez permite que tenga iniciativas constantemente y sea innovador, agrega Chávez.

Cómo afecta al equipo

“Aprovecha su posición. Puede llegar a tener falta de tacto y diplomacia, se atribuye demasiadas cosas apresuradamente y no pone atención a los detalles”, dice el coach de negocios.

Mariana Hernández coincide, ya que la forma en la que pide las cosas lo hacen imperativo. “Dar una directriz de manera marcada e inflexible puede provocar resistencia en el equipo”.

Qué debe trabajar

La directora de Icon Lead sugiere que ese autoritarismo que lo define sea utilizado en ciertas situaciones y con ciertas personas, pero tendría que trabajar la flexibilidad. “Debe centrarse en esta capacidad de tomar en cuenta la opinión de los otros, de no verse absolutista y pensar: ‘Esta es la verdad porque yo lo digo’”, sostiene.

Por su parte, Chávez recomienda al líder trabajar en reconocer sus límites e, incluso, dominar el impulso de venganza. Además, debe evitar chantajear para mejor descubrir modos de aprovechar el talento de los demás, ser cuidadoso con lo que dice y, sobre todo, aprender a ser humilde.

Personalidad: Influyente

3
Llevarse bien con los colaboradores podría nublar la objetividad del líder y dificultar la toma de decisiones.
Subjetividad a la vista  Llevarse bien con los colaboradores podría nublar la objetividad del líder y dificultar la toma de decisiones.  (Foto: iStock)

Un líder con esta personalidad tiene buena capacidad de persuasión y es alguien que enfoca al equipo hacia un objetivo gracias a su carisma y estilo sociable, describe Mariana Hernández.

“Es encantador, inspira confianza, es optimista, participativo y democrático. Se le da ser el centro de atención y ganar popularidad rápidamente. También es divertido”, comparte Arturo Chávez.

Ventajas que trae al equipo

En una situación de crisis motiva a los miembros del equipo a cumplir las metas y negocia conflictos o rencillas que puedan llegar a surgir, según Chávez. Además, “va a tener seguidores más leales porque pueden encontrar en él una persona cercana y con empatía”, agrega Hernández.

Cómo afecta al equipo

La CEO de Icon Lead especifica que al ser una persona con tanta influencia y gusto por los demás, puede llegar a perder la objetividad en determinado momento. “Este gusto por la popularidad le dificultará tomar decisiones más frías y directas. Y si implica tocar a ciertas personas, le puede llegar a costar más trabajo”.

El director general de Business Coaching Firm agrega que podrían tener poco éxito en trabajos que requieren mucho control por confiar indiscriminadamente en las personas.

Qué debe trabajar

Hernández aconseja ser consciente de que puede llegar a perder la objetividad, por lo que tiene que tomarse más el tiempo de analizar las cosas. “Cuando se tiene una sociabilidad muy alta debe trabajar en un análisis más frio y calculador, enfocarse más a datos que hacia un contenido de relación”, argumenta.

Enfocarse más en las tareas y no en los resultados es la clave, complementa Chávez.

Personalidad: Estable

4
La tranquilidad y paciencia pueden hacer que este tipo de personas pierdan la capacidad de realizar varias cosas a la vez.
Visión de tubo  La tranquilidad y paciencia pueden hacer que este tipo de personas pierdan la capacidad de realizar varias cosas a la vez.  (Foto: iStock)

Ser ecuánime es su característica estrella, detalla la experta Mariana Hernández. “Presenta pocos conflictos o casi nulos con los colaboradores, lo que lo lleva a ser consciente y relajado, pero a la vez participativo", describe Arturo Chávez.

“A diferencia del influyente, se enfoca en la gente de manera más objetiva, porque tiene la paciencia de escuchar y de comprender”, agrega Hernández.

Ventajas que trae al equipo

Tiene una alta cooperación para realizar las tareas y sigue las reglas, explica Chávez, por lo que en una situación turbulenta “puede tener un estado emocional tranquilo porque sabe controlar al equipo”, dice Hernández.

Cómo afecta al equipo

Con tal de evitar una controversia, cede. Los cambios repentinos no le gustan y tiene dificultad para lidiar con situaciones diversas. Esto provoca que bajo presión muestre indecisión y a veces hasta despreocupación, explica el coach Chávez.

“La toma de decisiones pueda ser más lenta porque al ser estable y paciente pierde esa versatilidad, cuando requeriría de decidir mucho más rápido”, dice la CEO de Icon Lead.

Qué debe trabajar

Una persona que es muy paciente llega a dedicarse a una sola cosa a la vez y no avanza hasta que la termina. “Tendría que empezar a hacer ejercicios más versátiles y buscar diferentes actividades para probarse a sí mismo que puede ser multitask”, dice Hernández.

Chávez recomienda desarrollar las habilidades de flexibilidad y apertura, aprender a decir que no, tomar riesgos y demostrar sus emociones.

Personalidad: Reservada

5
Un líder reservado tiene la mejor capacidad analítica, pero esa habilidad se traduce en frialdad, que puede alejarlo de los miembros del equipo.
Distanciamiento peligroso  Un líder reservado tiene la mejor capacidad analítica, pero esa habilidad se traduce en frialdad, que puede alejarlo de los miembros del equipo.  (Foto: iStock)

Un líder reservado busca cumplir con los estándares más altos, es maduro, preciso y objetivo. Se enfoca en trabajar con las circunstancias existentes promoviendo la calidad, dice Arturo Chávez.

“Es alguien que va a ser muy dedicado a la tarea, va a trabajar a su propio ritmo”, agrega Mariana Hernández.

Ventajas que trae al equipo

Chávez asegura que funciona bien en equipos que demandan la habilidad de concentrarse en los detalles, donde se requiere de un pensamiento crítico. Define, clarifica, obtiene información y la prueba, por lo que resuelve problemas.

Cómo afecta al equipo

“Probablemente prefiera las actividades solitarias antes que estar en relación con otros. Puede vender mas fácil una idea de tú a tú, que con grandes audiencias”, dice Hernández de Icon Lead.

Chávez agrega que se apega a los detalles. Puede llegar a ser tan aprehensivo e intenso que puede ser distante y frío con el equipo.

Qué debe trabajar

Mariana Hernández aconseja a estos líderes trabajar por tener un contacto más cercano con el equipo. Esto a su vez le ayudará a mejorar la forma de comunicarse no solo de uno a uno, sino a grandes grupos. También debe aprender a delegar y confiar en las capacidades de otros, dice Arturo Chávez.