Lecciones de negocios... en los libros

La creatividad y disrupción viene, en muchas ocasiones, en actos sencillos, como demuestran varios textos sobre el tema.
Innovar desde lo pequeño.  Varios libros se centran en cómo es posible ser disruptivo con actos sencillos.  (Foto: Por: Gustavo Díaz Montañez)
Por: GUILLERMO CERVANTES
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Para líderes determinados no sólo a sobrevivir, sino a alcanzar historias de éxito, directivos de Recursos Humanos creativos o ejecutivos interesados en modelos de desarrollo. Estos son los libros de la semana.

Simply Brilliant. How Great Organizations Do Ordinary Things in Extraordinary Ways (Penguin, 2016)

La cultura de los negocios está obsesionada con la disrupción, apps virales y modelos radicales. Cientos de emprendedores quieren seguir los pasos de Mark Zuckerberg o Travis Kalanick. Pero Bill Tayor asegura que el éxito no es exclusivo de modelos como Facebook o Uber ni de un puñado de “jóvenes millonarios”.

“La creatividad y el desempeño deben desarrollarse en todo tipo de industrias y personas, no sólo en firmas con estrategias radicales”, escribe el emprendedor, editor y cofundador de la revista Fast Company, en el libro Simply Brilliant. How Great Organizations Do Ordinary Things in Extraordinary Ways, que muestra el reverso del discurso del éxito: la solución está en las cosas más sencillas, en el ánimo de la creatividad.

Taylor visitó fábricas, empresas y ONG, para reunir 15 casos de organizaciones que, sin encajar en el furor tecnológico, invirtiendo poco y con estrategias adecuadas, descubrieron que no hay firmas del montón, sino modelos anticuados para tiempos de clientes más demandantes y competencia férrea.

Encontró historias como la de Megabus, fundada en 2006 y que, en pocos años, conectó 120 ciudades de Estados Unidos, con un millón de pasajeros cada seis semanas. Fue el parteaguas de un sistema, causó sensación por su venta por internet, personalidad de marca colorida y predilecta entre veinteañeros atraídos por sus unidades de dos pisos, wifi y tomas eléctricas. “Fue el resultado de pequeños actos de improvisación, repetición y disrupción de rutinas”, cuenta.

Metro Bank abrió sus oficinas en Londres en 2010, con sucursales diseñadas como Mac Stores, que abren 362 días al año, 12 horas al día entre semana, 10 los sábados y seis los domingos; empleados con uniformes llamativos y un divertido servicio al cliente. Sin embargo, no hizo nada nuevo. “Creó una experiencia bancaria alrededor de lo que se conoce como retailtainment: actos divertidos, alegres y sorprendentes que animan a los clientes a visitar sucursales y conocer a la gente que labora ahí”, dice Taylor.

El secreto está en la creatividad y la transformación. Como las historias de empresas que lograron hacer cosas ordinarias, pero de maneras realmente extraordinarias.

Especial para: líderes determinados no sólo a sobrevivir, sino a desarrollarse y alcanzar historias de éxito, sin importar la industria o el rubro al que pertenezcan.

Cómpralo aquí


Messy. How to be Creative and Resilient in a Tidy-Minded World (Little-Brown Book Group, 2016)

Es difícil imaginarse a un ejecutivo sin un smartphone que le ordene la agenda o a un orador que no se ciña a un guión. Parece que hemos caído en las redes del orden. Pasamos el día archivando mails o calificando perfiles, ya sea para encontrar al trabajador ideal o la pareja perfecta. Para el columnista del Financial Times y autor del superventas The Undercover Economist, Tim Harford, “es nuestro deseo por el orden, por tenerlo todo sistematizado y cuantificado”.

Sin embargo, la realidad indica que en las distracciones un escritor puede encontrar la verdadera inspiración. Harford recopila en su más reciente libro una serie de historias de caos en la vida laboral que detonaron la creatividad, la colaboración y la improvisación necesarias para la resiliencia y el éxito.

Es el caso de O2, una compañía británica de telefonía, que sufrió un apagón de 24 horas en 2012. Cientos de personas se quejaron en Twitter y un trabajador se saltó el protocolo. Alguien tuiteó: “No miento, ¡muero por dejar @o2!”. Y él respondió: “¡Pero nosotros te queremos!”.6 El resto del equipo comenzó a hacer lo mismo. “De pronto, eran un grupo de seres humanos tratando de lidiar con una circunstancia inesperada”, escribe Harford. El descontento se controló.

Cuando los trabajadores del metro londinense se pusieron en huelga en 2014, cerrando 171 estaciones de 270, los usuarios tuvieron que buscar rutas alternas. Tras la huelga, un grupo de economistas estudió la información de las tarjetas electrónicas del servicio y descubrió que muchos continuaron usando las rutas nuevas. “Era necesario un inesperado shock para forzar a la gente a buscar algo mejor”, escribe el autor.

Brian Eno dice que el enemigo principal del trabajo creativo es el aburrimiento, la monotonía; es decir, el orden. Mientras que su amigo, el estado de alerta. ¿Qué hubiera sido de la campaña electoral de Donald Trump si no hubiera sabido aprovechar el caos que generaba a diestra y siniestra? “Minimizó el daño de su campaña con la habilidad de cambiar la conversación”, escribe Harford.

“El éxito que tanto admiramos es ése que se construye en situaciones adversas. Con este libro, quiero mostrar que en el caos se puede encontrar cierta magia”, concluye.

Especial para: directivos, especialistas en Recursos Humanos, emprendedores, responsables de áreas, creativos o cualquiera que quiera poner un punto de caos en su forma de trabajar.

Adquiérelo aquí


The Great Surge: The ascent of the developing world (Simon & Schuster, 2016)

Dos mil millones de personas vivían en pobreza extrema en 1993; en 2011, se redujo a 1,000 millones. Un lapso en el que se produjo una ola de progreso como no se había visto desde la Revolución Industrial. El aceleramiento comenzaría en los 60, y la tecnología, la democracia y la globalización serían determinantes.

Lo asegura, con datos del Banco Mundial, el economista Steve Radelet, quien cada vez que imparte su cátedra de Crecimiento Económico Global en la Universidad de Georgetown, nota cierto escepticismo entre colegas y alumnos. Confiesa que ha enfrentado cuestionamientos: si ese crecimiento podrá erradicar la pobreza extrema, si la nueva riqueza se acumula entre unos cuantos, o que la mayoría de los países en desarrollo están sometidos a malos gobiernos o patrones políticos que limitan su desarrollo.

“Es verdad, hay muchísimos nuevos ricos, algunos, demasiado. Pero esa imagen está incompleta. En países en desarrollo donde el crecimiento se ha acelerado, millones de personas están encontrando nuevas oportunidades viendo crecer sus ingresos”, asegura. Sí, muchos siguen siendo pobres, pero lo son mucho menos que antes.

Ésta es la tesis sobre la que gira The Great Surge. Radelet lleva tiempo explorando la economía mundial. Así descubrió cómo 70 de 109 países en desarrollo se fueron convirtiendo –casi al mismo tiempo pero a distintos ritmos– en territorios fértiles para el desarrollo de la industria y la inversión. Han aumentado ingresos, mejorado sus sistemas de salud, reducido conflictos y guerras.

Está el caso de Florecot de Ecuador, que comenzó en 1994 como una pequeña firma de flores para exportación, con 10 empleados y cuatro hectáreas. Ahora, es una de las principales productoras del país. O Safaricom, que lanzó en Kenia, en 2007, M-Pesa, un servicio para realizar pagos por celular, y enviar y recibir dinero a través de mensajes de texto. En cinco años, tenía más de 17 millones de usuarios.

El libro hace un recuento de esa transformación. “Busco mostrar cómo, tras la Guerra Fría y la caída del comunismo, el surgimiento de nuevas tecnologías, los grandes liderazgos y la integración global, muchos países en desarrollo han caminado para mejorar el destino de cientos de personas en pobreza extrema alrededor del mundo”, escribe Radelet.

Cómo sucedieron estos cambios, qué rumbo tomarán en las décadas por venir y qué significarán para el resto del mundo, son algunas de las interrogantes que Radelet busca resolver. Un panorama que, tal vez, resulta demasiado prometedor.

Especial para: economistas, especialistas en relaciones internacionales y empresarios y ejecutivos interesados en modelos de desarrollo.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Cómpralo aquí


Ahora ve
Así fue el escape del alcalde opositor venezolano Antonio Ledezma
No te pierdas
×