Hasta dónde llega la libertad de expresión en un trabajo

Pese a que algunas formas de expresión están protegidas por ley en Estados Unidos, otras quedan a discreción de las empresas, que pueden tomar medidas para
Google despidió al ingeniero James Damore, quien envió un mensaje machista a través de la red de la empresa.
Despido  Google despidió al ingeniero James Damore, quien envió un mensaje machista a través de la red de la empresa.  (Foto: iStock/serg3d)
CHRIS ISIDORE
NUEVA YORK (CNNMoney) -

No existe un derecho constitucional a la libertad de expresión en el trabajo.

"Como regla general, la Primera Enmienda no aplica al ámbito laboral privado”, dijo Daniel Schwartz, abogado laboral de Shipman & Goodwin. En cambio, la Primera Enmienda evita que el gobierno, pero no compañías o individuos, limiten la libertad de expresión.

Puedes decir lo que quieras en un lugar de trabajo privado, dijo Schwartz, pero deberás “asumir que tu empleador podría tener algo que decir al respecto”.

Pero algunas formas de expresión de los empleados están protegidas por las leyes laborales de la nación.

"Los empleados tienen el derecho a hablar sobre sus salarios, horarios y condiciones laborales”, dijo Heather Bussing, abogada laboral de California.

La diferencia probablemente se encuentre en el centro de la controversia que circula alrededor de un memorándum sobre diversidad escrito por un ahora exempleado de Google.

El ingeniero de software James Damore publicó una crítica de 3,300 palabras sobre las políticas de diversidad de Google en el sitio web interno de la compañía. Ahí, Damore dice que valora la diversidad e inclusión, pero argumentó que las diferencias biológicas entre hombres y mujeres “podrían explicar por qué no vemos una representación igual de mujeres en tecnología y liderazgo”.

Damore confirmó a otros canales de noticias el lunes que había sido despedido como resultado del memorándum.

Google aún no confirma su despido, si bien una fuente confirma que ya no es un empleado. Pero el CEO Sundar Pichai dijo en una respuesta enviada a los empleados de Google que “si bien apoyamos firmemente el derecho de los Googlers de expresarse… el sugerir que un grupo de nuestros colegas tienen características que las hacen biológicamente menos aptas para ese empleo es ofensivo e incorrecto”.

Pichai dijo que secciones del memorándum violan el Código de Conducta de la compañía el cual exige que “cada Googler haga el mayor esfuerzo por crear una cultura laboral libre de acoso, prejuicios y discriminación”. Bussing dijo que partes del memorándum, como su crítica al programa de diversidad de la compañía, podrían tomarse como discusión sobre las condiciones laborales y está protegido por la ley. Pero otras partes podrían considerarse ofensivas por los colegas de Damore, y Google tenía derecho de actuar.

"Google dice que tiene una línea, y que este (memo) la cruzó”, dijo.

Damore dijo al New York Times que “tengo un derecho legal de expresar mis preocupaciones sobre los términos y condiciones de mi ambiente laboral y hacer notar comportamientos potencialmente ilegales, lo que hace mi documento”.

El memorándum también podría ser una forma distinta de discurso de empleado protegido por el derecho laboral llamado “actividad concertadas”. Típicamente, es un tipo de discurso de empleados que buscan formar un sindicato. Pero cualquier tipo de "llamado de acción” dirigido a otros empleados podría caer en esta categoría, dijo Eric Meyer, socio de leyes laborales en Dilworth Paxson que dirige el blog The Employer Handbook.

"Es posible que él pueda reclamar”, dijo Meyer.

Pero una empresa puede despedir a un empleado por violar sus políticas incluso si su discurso está protegido, dijo Meyer.

Los empleadores tienen una política para generar el tipo de cultura que quieren dentro de su negocio, y de despedir a los empleados que no cumplen con ese ambiente, siempre y cuando esa política no discrimine contra una clase de persona según características de género, edad o raza, de acuerdo con los expertos.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

"Las compañías tienen el derecho de gestionar sus lugares de trabajo como quieran”, dijo Schwartz, "ellos pueden preferir un punto de vista sobre otro”.

Opinión: Indignación por manifiesto de empleado de Google llegó demasiado lejos

Ahora ve
Autoridades de España confirman 13 muertos por ataque en La Rambla
No te pierdas
×