Clijsters, súper-mamá tenista, encuentra la receta del éxito

La tenista belga regresó a los 18 meses de tener a Jada, con quien sostuvo el trofeo del Abierto de Estados Unidos
tenista
Kim Clijsters  tenista  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Sam Sheringham
Autor: Sam Sheringham
(Reuters) -

Mezclar la maternidad con un trabajo de tiempo completo es algo difícil, pero no se lo digan a Kim Clijsters. La estrella belga del tenis se volvió una de las madres trabajadoras más famosas del mundo el año pasado, al salir del retiro y ganar el Abierto de Estados Unidos en su tercer torneo de vuelta.

Fue la primera mamá en ganar un título grand slam en 29 años, y la imagen de Clijsters cargando su trofeo junto con su hija de 18 meses de edad, Jada, llegó a todo el mundo.

Un año después, Clijsters está por completar su primera temporada de regreso en el tour profesional, pues defenderá su título del Abierto de Estados Unidos a partir del 30 de agosto.

En entrevista con el programa Open Court de CNN, la mamá de 27 años de edad ofreció un vistazo de cómo luce su vida como tenista mundial, viajando con su hija de dos años.

"Definitivamente es más ajetreado. Antes, cuando terminaba de entrenar o recibir un masaje o un tratamiento, tenía todo el tiempo para mí, y ahora lo comparto con Jada. Es un placer estar con ella y no lo cambiaría por nada”, dijo.

Clijsters dice que suele practicar temprano en la mañana, para poder desayunar con Jada. Empleó a una niñera que viaja con ella, y cargan con todos los artículos infantiles posibles.

"Viajamos con un babycook, un hervidor y triturador, así que lo primero que hago es llegar a una tienda orgánica o algún almacén para comprar comida. Después le pido al hotel que me instale un mini bar vacío para poder guardar toda la comida y poder prepararla nosotras”.

Clijsters, ex número uno del mundo, renunció al deporte en mayo de 2007 y se casó con el basquetbolista estadounidense Brian Lynch dos meses después. Dio a luz a Jada en febrero de 2008.

Su decisión de regresar al tenis profesional se debió a una invitación a jugar en un evento de gala de Wimbledon en mayo de 2009. “Empecé a entrenar y cada día mejoraba, y el hambre y la motivación también regresaron”, dijo.

"Al principio no lo dije a nadie porque yo misma me sorprendí de lo mucho que estaba disfrutando jugar tenis. Hablé primero con Brian y me dijo que hablara con mi entrenador, que comenzara a entrenar y que fuera viendo cómo iban las cosas”.

"Fue una decisión difícil, pero cuando me hice a la idea, estaba lista y motivada para regresar”.

Clijsters dice que tomó la inspiración de la estadounidense Lindsay Davenport, otra jugadora estrella que regresó después de haberse tomado un año para tener un hijo, ganó tres de los cuatro torneos a los que entró y se colocó como la número 21 del mundo.

Pero el regreso de Davenport luce insignificante en comparación con lo que Clijsters está por lograr. La belga entrará como comodín al Abierto de Estados Unidos, la escena de su triunfo de un grand slam en 2005.

En uno de sus mejores momentos de su carrera, se enfrentó a Venus y Serena Williams antes de que su victoria contra Caroline Wozniacki completara uno de los mejores regresos en el deporte.

Fue una de las primeras campeonas comodín en la historia del Abierto de Estados Unidos y la primera madre en ganar un grand slam desde Evonne Goolagong, cuando se llevó la corona de Wimbledon en 1980.

Ahora, como número siete del mundo, Clijsters estará entre las favoritas para el Abierto de Estados Unidos este año en Flushing Meadows, Nueva York, al final del mes.

Pero con las hermanas Williams y con Wozniacki buscando la revancha, y con la reina belga Justine Henin en forma, ¿Clijsters podrá lograrlo de nuevo?

"Lo que Kim logró fue increíble”, dijo a CNN la ex tenista británica Annabel Croft. “Parece ser que la maternidad le está dando una perspectiva diferente en su vida y en el tenis. Creo que Kim podrá ganar el Abierto de Estados Unidos otra vez pero será algo muy difícil de lograr con tantas estrellas en la competencia. Definitivamente el público la respaldará, y será un gran torneo”.

¿Qué le depara el futuro a esta súper mamá belga? ¿Más hijos? ¿Más títulos?

"Nos encantaría tener más hijos pero creo que por ahora mi objetivo es tratar de entrar a los Juegos Olímpicos de Londres 2012”, dijo. “Además, Jada tendrá que ir a la escuela en algún punto, así que eso es muy importante para nosotros y no habría regresado a la escena del tenis si estuviera poniendo a mi familia en una situación de desventaja. Mientras todo marche bien y funcione para nosotros, seguiremos así”, dijo. 

Ahora ve