El Abierto Mexicano comienza bajo advertencia de seguridad en Acapulco

Debido a la violencia del puerto de Guerrero, los organizadores del evento deportivo advirtieron de la inseguridad a los jugadores
Abierto Mexicano de Tenis
Ferrer  Abierto Mexicano de Tenis  (Foto: )
  • A+A-
Por: Ricardo Thomas
Autor: Ricardo Thomas | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Los tenistas que participarán en el Abierto Mexicano en Acapulco han sido advertidos sobre los riesgos que conlleva asistir a este torneo organizado por la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) debido a la violencia que se vive en el país.

A través de correo electrónico, la ATP emitió sus recomendaciones de seguridad a todos los tenistas inscritos en la competencia, tales como no permanecer más días de los necesarios en la ciudad y evitar salir de noche.

El puerto de Acapulco, ubicado en el estado sureño de Guerrero, ha sido escenario de disputas entre policías y miembros del crimen organizado. A finales de septiembre 20 turistas michoacanos fueron secuestrados en esa ciudad y luego encontrados muertos.

Sin riesgos para el torneo

Raúl Zurutuza, director del Abierto Mexicano de Tenis, dijo a CNNMéxico que las advertencias y consejos que hizo la ATP son medidas internas que se adoptan sin que signifiquen que el torneo corra riesgos por la inseguridad de la ciudad.

El argentino Juan Mónaco fue uno de los tenistas que confirmaron haber recibido los consejos de las autoridades del circuito por correo electrónico.

"Hay muchas ciudades donde desafortunadamente hay muchas situaciones de violencia", dijo Zurutuza. "Esos son comunicados internos, de carácter confidencial, que desafortunadamente se filtraron. La verdad es que este tipo de comunicado sí existe, pero son emitidos no solamente para Acapulco, sino para muchas ciudades en donde tal vez estén ocurriendo ciertas situaciones sociales".

Para este año, el Abierto Mexicano celebra su décimo octava edición y la décima en el puerto del estado de Guerrero. En las ediciones anteriores, de 1993 a 2000 en la Ciudad de México y desde 2001 en Acapulco, no se han presentado problemas con los participantes por cuestiones de inseguridad.

"Esto es una nube gris perdida en el cielo azul de Acapulco y prefiero quedarme con la confianza de los jugadores para el torneo. Habrá 30 jugadores tratando de clasificar el fin de semana", explicó el director del abierto.

Sobre las medidas de seguridad que se establecieron, Kate Gordon, vicepresidenta de comunicaciones de la ATP, respondió a través de correo electrónico que no estaba en posición de aclarar los mensajes con advertencias a los jugadores porque era un asunto interno de la ATP.

Sin embargo, Gordon aseguró que en la asociación "estamos satisfechos con las medidas que se han tomado con el apoyo de las autoridades de Acapulco, el estado de Guerrero y el gobierno federal mexicano".

Zurutuza aseguró que las acciones para salvaguardar la integridad de los jugadores han sido satisfactorias y confía que en este décimo primer año que se realiza el torneo en Acapulco no haya ningún incidente.

Garantía de tranquilidad

El director del torneo apuntó que las medidas de seguridad definieron más en sintonía con los tres niveles de gobierno. "No diría que se extremaron, pero sí hay una situación en donde todos trabajamos juntos para tener una semana tranquila", contestó.

A la pregunta sobre si a los jugadores se les brindaría alguna compañía para recorrer la ciudad, Zurutuza aseguró que tratarán "de hacer nuestra vida normal como debe ser y disfrutar una semana de un gran evento deportivo".

Respecto al consejo que sugería a los tenistas salir de Acapulco en cuanto su participación concluyera, Zurutuza dijo que "no conozco a ningún jugador que se quede después de perder en ninguna parte del mundo. Los jugadores se quedarán todo el tiempo que quieran hacerlo. Es una situación muy ambigua, todo va caminando muy bien", insistió.

El campeón defensor del torneo, el español David Ferrer, teme más a los rivales en la cancha que puedan truncar su intención de volver a coronarse, que al supuesto riesgo de seguridad, de acuerdo con la agencia EFE. 

Dijo que todos los partidos son díficiles y que respecto a su integridad está tranquilo porque, a pesar de las noticias de violencia en el balneario de Acapulco, nunca ha tenido contratiempos. "Los organizadores nos ofrecen todas las garantías", observó el tenista español. 

El fin de semana fue divulgada una nota de la ATP en la que señalaba estar satisfecha con las medidas de seguridad tomadas en Acapulco. "Estamos satisfechos con las medidas de seguridad y por el apoyo de las autoridades de Acapulco, del estado de Guerrero y del Gobierno Federal", señaló el comunicado.

La argentina Gisela Dulko, cuarta favorita del concurso de mujeres, dijo estar feliz y despreocupada en Acapulco. "Me siento muy segura, no es un tema que tiene que ver con nosotros", dijo la jugadora 60 de la lista mundial de la Asociación Femenil de Tenis (WTA).

El Abierto Mexicano subió su categoría a Open 500 a partir de 2009 después de que dos años antes cumpliera con los requerimientos para alcanzar uno de los lugares disponibles entre 30 torneos para subir su categoría.

A lo largo de su historia han participado tenistas del alto nivel como los españoles Rafael Nadal y Carlos Moya, el brasileño Gustavo Kuerten y para este torneo destacan los top 10  mundiales David Ferrer y Fernando Verdasco.

Ahora ve