El Mundial de Futbol Gay en México, una prueba de respeto e inclusión

El torneo que inicia este viernes en el Distrito Federal incluye la participación de representativos que buscan dignificar la diversidad
Tri Gay - México
Tri Gay - México  Tri Gay - México  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Karla Villegas Gama | Otra fuente: CNNMéxico

En 1982 se celebró el primer Campeonato Mundial de Futbol Gay en San Francisco, Estados Unidos.

Y desde este viernes, México será sede de la vigésimo sexta edición de la justa, convirtiéndose en la segunda nación de América Latina que lo organiza.

La idea de traer el torneo surgió con la formación del Tri Gay, proyecto que planeó Andoni Bello en el 2006, y que se concretó un año más tarde, cuando el equipo disputó el Mundial de Argentina.

“Era muy importante traer a la sociedad de México un torneo que le muestre que hay equipos gay en todo el mundo, eso expresa que somos exitosos en todos los aspectos de la vida, incluyendo el deporte”, explicó a CNNMéxico el propio Bello, quien además de ser el capitán del selectivo, funge como presidente del Comité Organizador.

En el 2011, la Asociación Internacional de Futbol de Gays y Lesbianas (IGLFA, por sus siglas en inglés) designó a México como sede, y aunque es una nación que se apasiona por el futbol, el Tri Gay se enfrentó a un problema: la falta de recursos para organizar el campeonato.

“Conseguir patrocinadores fue complicado porque nunca tuvimos certeza en cuanto a los campos”, reconoció el jugador.

Las canchas que cumplían con los lineamientos de la IGLFA son propiedad de las escuelas de futbol y de los clubes profesionales, y no podían prestarlas.

El Comité Organizador se fijó entonces en los estados de la República Mexicana, pero los equipos extranjeros se opusieron a realizar el evento fuera del Distrito Federal.

Con este panorama, Bello y sus colaboradores se acercaron a David Razú, diputado local del Distrito Federal por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa del DF, y a Francisco Landeros, diputado federal por el Estado de México y militante del Partido Acción Nacional (PAN), en busca de apoyo.

Los legisladores consiguieron el préstamo del Deportivo Vivanco, localizado al sur de la capital.

El lugar cuenta con dos canchas de pasto sintético, suficientes para que los representativos de Argentina (2), Uruguay (1), Estados Unidos (2), Inglaterra (1), el combinado de Australia y Japón y el Tri Gay disputen el trofeo.

Con los campos listos, había que continuar con la búsqueda de patrocinadores; el interés por parte de las empresas llegó a cuentagotas y en especie.

Durante el proceso de organización, Bello descubrió que a pesar de tratarse de un torneo de futbol la respuesta no fue la que esperaba, lo cual atribuye a que “hay mucho estigma respecto a la diversidad, por eso queremos que este Mundial trascienda; buscamos enfatizar los valores de triunfo, respeto e inclusión”.

Para ello, el Comité Organizador decidió incluir la Feria de la Diversidad, “un evento que contará con conferencias, mesas redondas y presentaciones de libros”.

“Nuestro compromiso es dignificar el ser de diversidad sexual, generar interés y ayudar a la comunidad en tareas sociales”.

En total, se espera que asistan alrededor de 2,000 personas al día, y que conozcan de cerca a todos los equipos, pero sobre todo al Tri Gay, que en 2008 ganó la medalla de bronce en el Mundial de Londres, y cuyos integrantes se dedican a profesiones y oficios tan diversos que van desde la medicina hasta la captura de datos en computadora.

Ahora ve