Crear un uniforme olímpico original, el reto de marcas y los diseñadores

Ya que casi todo el mundo observa a los atletas, ellos esperan verse sentirse cómodos y verse bien para competir, coinciden expertos en moda
Autor: Tom McGowan
(Reuters) -

Medallas y reputaciones serán ganadas y perdidas en los Juegos Olímpicos de Londres... pero olvida los eventos, ¿quién triunfará en cuanto a moda en la justa deportiva?

Y no es solo la vestimenta de los atletas en la pista o en la piscina, también hablamos de los uniformes oficiales en la ceremonia de apertura de este viernes.

Como diseñador, dar con el estilo correcto puede asegurar que tu conjunto sea inmortalizado y apreciado en los recuerdos de un país. Equivócate y la policía de la moda nunca te dejará olvidarlo.

Y con esta revisión forense (hasta de parte de periodistas y paparazzi), las asociaciones olímpicas no han dejado ni una sola costura a medias para asegurar que los atletas salgan bien.

Pero esto no sorprende, dada la convergencia entre deportes y moda.

El mercado global de la ropa deportiva vale unos 120,000 millones de dólares, lo que explica en gran medida por qué los fabricantes buscan dar la impresión correcta.  

Adidas, que generó ventas de 16,300 millones de dólares en 2011 y realizó los trajes del equipo de Gran Bretaña, pretende aumentar su cuota en un mercado británico de ropa deportiva que vale 5,000 millones de dólares.

La empresa alemana tiene una relación de mucho tiempo con Stella McCartney, la hija de la leyenda musical y exbeatle, Paul McCartney, y ella diseñó los uniformes para el equipo anfitrión de estos Juegos Olímpicos. 

"El proyecto ha significado mucho para mí como diseñadora británica y trabajar con el equipo de Gran Bretaña en un momento como este, cuando somos anfitriones de los Juegos en Londres para 2012", dijo McCartney a CNN. "Supera cualquier cosa que haya hecho antes y es un honor tan increíble".

"Ser una diseñadora, una diseñadora de moda no es el tipo de oportunidad que normalmente se presenta en tu camino y me siento muy afortunada y privilegiada. Ha sido un desafío realmente emocionante".

McCartney enfrenta una competencia fuerte por parte de marcas como la casa de moda francesa Hermes, así como Prada, Armani y Ralph Lauren, las cuales trabajaron con otras asociaciones olímpicas para diseñar sus conjuntos y uniformes.

"Hubo millones de cosas para considerar con este rol", explicó McCartney. "La número uno fue tratar de identificar qué conforma a un país, mostrar el orgullo de la nación y traducir eso a la ropa, mientras tomaba en cuenta el logro técnico necesario.

"También involucra ver a los mejores atletas en el mundo y cómo hacerlos sentir orgullosos, y ayudar a mejorar y apoyar su rendimiento".

Mientras se aseguraba que el conjunto era adecuado para su propósito, McCartney también fue entusiasta para que cada pieza respetara la masculinidad y feminidad de los competidores.

"Cada atleta con el que hablé dijo que se desempeñaría mejor cuando se sintiera seguro sobre cómo se veían, así que realmente traté de hacer eso", dijo McCartney. "Otra cosa es cómo verse masculino y femenino con eso y mantener la dignidad del atleta", explicó. 

"También, cómo se verá en televisión, cuando miles de millones de personas lo vean, tratar de hacerlo diferente. Hay millones de cosas en las cuales pensar, trabajar con muchas pautas".

Los esfuerzos de McCartney han recibido el respaldo de uno de los principales del equipo de Gran Bretaña: el primer ganador británico del Tour de France, Bradley Wiggins... de alguna manera.

El ciclista escribió en su perfil de Twitter: "Llegando a los Olímpicos, tengo todo mi conjunto, aún creo que Stella tenía un poco de Lucy in the Sky cuando creó este", una referencia a una de las canciones clásicas del padre de McCartney.

"En una buena forma, ciertamente va a destacar", añadió Wiggins en un tuit subsecuente.

La confianza ganada al verse bien es algo que Willi Walters, director de moda en el Colegio de Arte y Diseño Central Saint Martins de Londres, cree que podría darles a los atletas la ventaja en lo que se refiere a ganar medallas.

"Es importante que a los atletas líderes se les de la confianza de verse lo mejor posible en una ocasión tan importante, cuando todo el mundo los observa”, dijo Walters.

"Esto debería ser proporcionado por los mejores diseñadores disponibles. Un diseñador versátil puede llevar sus talentos a un rango de estética dentro de los parámetros de atuendos deportivos", explicó. 

Walters también detalló los beneficios posibles para los diseñadores capaces de unir su nombre a un equipo exitoso en los Olímpicos, tanto en términos de reputación como de finanzas.

"La cobertura de los Olímpicos llama la atención de una audiencia más amplia al trabajo de estos diseñadores", dijo.

"(La ropa deportiva de diseñador) no puede ser fácil y requeriría mucha investigación del lado del diseñador y de su equipo: pensaría que debe ser bien remunerado".

Ahora ve
Personas que han sufrido una amputación comparten historias de resiliencia
No te pierdas
×