El futbol regresa a la acción en Europa entre austeridad y despilfarro

Este fin de semana inician los partidos de futbol de las ligas más importantes de Europa con un bajo movimiento en el mercado de jugadores
psg
thiago silva psg  psg
| Otra fuente: CNNMéxico

Una nueva temporada en las ligas europeas está en puerta, y con ella las mismas deudas que los grandes equipos del continente arrastran, algunas controladas y otras creciendo cada vez más. 



Clubes en Europa, como el Manchester United, han decidido cotizar en la bolsa de Nueva York. Otros más se inclinan a la inversión de empresas extranjeras, como es el caso del Inter de Milán, donde una compañía china adquirió acciones a principios de agosto.



El Manchester United y el Barcelona han apostado por hacer giras internacionales para generar más dinero, aunque a costa del agotamiento de sus jugadores en la temporada.



Destaca también el poco movimiento que se vivió en la ventana de transferencias del futbol europeo de las ligas europeas este verano, en parte debido a las nuevas reglas del juego limpio financiero que la UEFA ha implementado.



El Fair Play financiero pretende que los equipos tengan una economía sana y no gasten más de lo que ganan ni acarreen deudas por compras de jugadores que provoquen problemas con los pagos de salarios. 



Sin embargo, en el futbol inglés parece que estas medidas para apretar el cinturón no han mermado las compras en el mercado de piernas del viejo continente. Según datos del sitio Transfermarkt.com, la Liga Premier inglesa es la que más suma números rojos con un déficit de 193 millones de libras (300 millones de dólares).



Es el Chelsea el que más ha gastado en la liga inglesa con más de 70 millones de libras (109 millones de dólares), de los cuales 35 millones fueron para Eden Hazard, jugador proveniente del Lille de Francia. 



El Manchester United, uno de los equipos europeos en apuros financieros con una deuda de más de 600 millones de dólares que carga, gastó este verano cerca de 43 millones de libras en fichajes, del que destaca la del holandés Robin van Persie esta semana.



La Bundesliga y la Liga 1 de Francia tampoco tuvieron buenos números, aunque no tan exorbitantes como lo visto en las canchas inglesas.



En Francia destacan los movimientos realizados por el París Saint-Germain, con la transferencia del futbolista Lucas Moura del Sao Paulo por 35 millones de libras (unos 50 millones de dólares) y del sueco Zlatan Ibrahimovic por 18 millones de libras (aproximadamente 28 millones de dólares).

El desembolso que ha hecho el equipo parisino por estas figuras del futbol viene después de que a principios de año la sociedad Qatar Sports Investments obtuviera el 100% de las acciones del club, mientras su presidente, Nasser Al Khelaifi, planea invertir en más fichajes.



Las ligas que esta temporada fueron más austeras fueron la Serie A italiana junto con la Liga de España. 

En Italia, el fichaje del brasileño Thiago Silva por parte del París Saint-Germain llenó las arcas del AC Milán con unas 37 millones de libras (unos 45 millones de dólares), convirtiéndose en el central más caro.

El equipo italiano se ahorró con la venta de Ibrahimovic y de Silva hasta 150 millones de euros (cerca de 185 millones de dólares), mientras que en el caso de la Liga Española, los gastos registrados para la temporada 2011-2012 fueron de 338 millones de libras. Comparado con los de este verano hay una diferencia abismal de 228 millones, considerando que en el país ibérico se vive una de las peores crisis financieras.



La compra más alta en el futbol español fue la que hizo el Barcelona por Jordi Alba,  por 12,320,000 libras, según datos de Transfermarkt.

Sin cifras estrafalarias, los mexicanos también figuraron dentro de estas transferencias con la adquisición de la carta de Carlos Vela por el Real Sociedad, así como Andrés Guardado aterrizando en el Valencia.

Ahora ve
La PGR cita a Emilio Lozoya para declarar sobre el caso de sobornos de Odebrecht
No te pierdas
×