Royce White, un novato de NBA lucha contra la ansiedad y el miedo a volar

Royce White comparte sus experiencias para crear conciencia acerca de la ansiedad y el trastorno obsesivo compulsivo
royce white  white
Jill Martin Wrenn
Autor: Jill Martin Wrenn
(Reuters) -

Antes de que empiece su temporada como novato con los Rockets de Houston, Royce White se enfrenta a un reto extraordinario: Le aterra volar.

“Para mí es una lucha diaria”, dijo. “Estoy muy contento de haber llegado aquí y de que los Rockets me dieran esta oportunidad”.

El poste de 21 años habla abiertamente del trastorno de ansiedad generalizado que sufre y de las exigencias de su nuevo papel como jugador profesional de basquetbol. “Solo por saber lo que sé acerca de la ansiedad y la salud mental, una parte de mi mente no puede olvidar el hecho en el que pienso todos los días: me levanto (y pienso), ‘¿Estaré hecho para esto?’”

Dice que su carrera en la Asociación Nacional de Basquetbol (NBA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos es un sueño hecho realidad. Sin embargo, realizar ese sueño es un reto para el jugador originario de Minneapolis, Minnesota, reclutado en la primera ronda del draft. Su ansiedad se manifiesta a través del miedo a volar y de un trastorno obsesivo compulsivo. Ambos podrían poner en riesgo la carrera de White en la NBA, con todos sus rigores y recompensas.

Faltó al campamento de entrenamiento de los Rockets, en McAllen, Texas, a principios de este mes, al parecer por su fobia a volar. De acuerdo con White, ese hubiera sido su primer vuelo al lado de sus nuevos compañeros de la NBA a bordo del avión del equipo. White reconoce las comodidades de volar en primera clase, pero eso no mitiga por completo su temor: “Definitivamente temo a las alturas”, dijo. “Y no estoy huyendo de eso en realidad”.

A través de una entrevista telefónica con CNN, relató los ataques de pánico que sufrió en los aeropuertos cuando viajó a los campamentos de basquetbol y a las academias de formación cuando estaba en preparatoria. White dijo que logró volar varias veces cuando fue reclutado a principios de este año. Además, planea cumplir sus compromisos con el equipo. Sin embargo, cuando hay turbulencia, “me muero de miedo”.

Cuando la temporada de la NBA inicie a finales de este mes, los jugadores deberán viajar por todo el país para los partidos, varias veces por semana. En la temporada se juegan más de 80 partidos, casi el triple de las exigencias de una temporada de basquetbol colegial.

White fue la estrella del equipo de la Universidad Estatal de Iowa la temporada pasada, tanto dentro como fuera de la cancha. Con sus 2.03 metros de altura, el ala-pivote fue el líder de anotaciones y rebotes de los Cyclones, sin mencionar las asistencias y los robos.

El analista de basquetbol, Nate Ross, señala que la transición de estrella colegial a recién llegado en la NBA es difícil para cualquier novato. “Pasan de jugar 30 partidos al año a casi 100 juegos”, dijo. “Eso es el triple de los partidos en contra de los jugadores más grandes y más rápidos que han visto en su vida”.

Claro que la compensación en la NBA es mucho mayor de la que un jugador podría obtener en la liga colegial. El contrato de más de un millón de dólares trae por sí mismo una serie de sorpresas para White mientras que este lidia con su trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

“Vivo en una casa más grande de lo que estoy acostumbrado”, dijo White. “Lo más difícil es dar una vuelta y ver que el polvo se ha acumulado en una habitación que no usas con frecuencia. Entonces tengo que pasar 30 minutos sacudiendo el lugar. Eso es nuevo para mí”.

White es franco acerca de su batalla personal con la ansiedad, que está apareciendo bajo la luz pública. White dice que está agradecido por el apoyo que los Rockets le han brindado. “Han estado muy dispuestos a ayudarme en la forma en la que lo necesite y me están dando el apoyo que necesito”, dijo.

Por su parte, los Rockets no harán comentarios específicos acerca de la enfermedad de White. Un portavoz del equipo emitió un comunicado del Director General, Daryl Morey, que decía: “Estamos comprometidos con el éxito a largo plazo de Royce, seguiremos apoyándolo de ahora en adelante”.

White habla públicamente acerca de su ansiedad -para la que toma medicamentos, aunque no se somete a ninguna terapia-, ya que quiere crear conciencia en la gente acerca de las enfermedades mentales. Comparte sus historias a través de Twitter y responde a las personas que se ponen en contacto con él. “De hecho, estoy iniciando la campaña, despertando el interés por las enfermedades mentales y combatiendo el estigma que representan”, dijo.

Mientras jugaba basquetbol colegial en Iowa, puso al servicio de su comunidad el poder de su celebridad. Habló con jóvenes admiradores en Orchard Place, una institución de caridad para niños que padecen enfermedades mentales o trastornos de la conducta. Firmó autógrafos durante más de una hora y dijo a su audiencia de fascinados jóvenes que su padecimiento es similar al de algunos de los niños de la institución.

“Para ellos fue inspirador”, dijo Nancy Bobo, vicepresidente de desarrollo y comercialización de la institución de beneficencia.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

White dijo que su nuevo equipo lo alienta a continuar con su labor filantrópica y a esparcir su mensaje. Al parecer su nuevo papel tendrá eco más allá de Houston.

¿La ansiedad ha evitado que logres tus objetivos? ¿Has encontrado alguna forma de combatirla? Comparte tu experiencia en la sección de comentarios, a continuación.

Ahora ve
Los jóvenes están durmiendo menos y estas son las razones
No te pierdas
×