Armstrong, otro golpe del dopaje al deporte mundial

El ciclista estadounidense se une a la lista de deportistas que se han visto involucrados en casos de dopaje
| Otra fuente: CNNMéxico

Luego de que la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA, por sus siglos en inglés) vinculara este miércoles a Lance Armstrong con lo que llamó “el programa de dopaje más sofisticado, profesionalizado y exitoso que el deporte haya visto”, el ciclista estadounidense se une a una lista de deportistas involucrados en casos de uso de drogas.

En 2007 un excompañero de su equipo, Flyod Landis había sido desposeído de su título en el Tour de Francia de 2006 tras dar positivo a testosterona exógena. Años después, Landis admitió haber competido dopado e incluso relató las ventajas de viajar con Armstrong para utilizar sustancias prohibidas.

Ese mismo año, la corredora estadounidense Marion Jones reconoció haber utilizado drogas para mejorar su rendimiento deportivo en "uno de los fraudes más grandes del deporte", según la Federación Internacional de Atletismo.

Jones, quien en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 se convirtió en la primera mujer en conseguir cinco medallas, reconoció públicamente haber consumido esteroides entre septiembre de 2000 y julio de 2001, por lo que todas sus marcas obtenidas en ese tiempo fueron eliminadas.

El canadiense Ben Johnson vivió un caso parecido luego de imponer récord mundial en los 100 metros con un tiempo de 9.79 segundos durante los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, el cual le fue despojado al dar positivo por esteroides.

La USADA lanzó más de decenas de páginas de evidencia contra el equipo ciclista patrocinado por el Servicio Postal de Estados Unidos. La agencia dijo que tiene “evidencia documental directa incluyendo pagos financieros, correos electrónicos, datos científicos y resultados de pruebas de laboratorio que demuestran el uso, posesión y distribución de drogas que mejoran el rendimiento por parte de Lance Armstrong”.

El grupo antidopaje también dijo que 11 corredores han admitido el uso de drogas que mejoran el rendimiento mientras estaban en el equipo, incluyendo el compañero de Armstrong, George Hincapie.

“A principios de mi carrera profesional se hizo claro para mí que, debido al uso amplio de sustancias que mejoran el rendimiento por parte de los ciclistas en el más alto nivel de la profesión, no era posible competir en el nivel más alto sin ellas”, dijo Hincapie en un comunicado escrito. “Me arrepiento profundamente de esa elección y sinceramente me disculpo con mi familia, compañeros y fanáticos”.

Armstrong ha negado repetitivamente las acusaciones. Su abogado, Tim Herman, llama al informe una “cacería de brujas del gobierno”.

Más información en HLN

Ahora ve
Terrorismo en Barcelona une en condolencias al mundo deportivo
No te pierdas
×