La policía británica investiga al árbitro del Chelsea-ManU por racismo

Mark Clattenburg, de 37 años, fue acusado por el Chelsea de usar lenguaje racista durante el encuentro del domingo pasado con el ManU
John Terry libra acusaciones de racismo
(Reuters) -

La policía británica emprendió una nueva investigación por supuestos insultos racistas en el futbol. Ahora determinará si el árbitro inglés Mark Clattenburg insultó a los futbolistas John Obi Mikel, de Nigeria, y a Juan Mata, de España, durante el encuentro entre el Chelsea y el Manchester United el domingo pasado, informó Scotland Yard.

La asociación de abogados británica Society of Black Lawyer interpuso una queja ante la policía británica después de que el Chelsea acusara el sábado ante la Federación inglesa de futbol (FA, por sus siglas en inglés) a Clattenburg, de 37 años, de utilizar lenguaje racista contra Mikel y dirigir insultos discriminatorios contra Mata.

Agentes del distrito de Hammersmith y Fulham, donde se ubica el estadio de Stamford Bridge, se están ocupando del caso en colaboración con la FA y el Chelsea, según la policía de Londres.

"Según nuestra información, se dirigieron comentarios racistas contra John Mikel Obi y Juan Mata. Si eso es cierto, se trata de algo inaceptable en cualquier circunstancia. Si bien el asunto está siendo investigando por la FA, es apropiado que la policía estudie de manera independiente si hubo ofensas raciales", dijo el presidente de Society of Black Lawyers, Peter Herbert.

Scotland Yard investigó la temporada pasada al defensa del Chelsea John Terry, luego de que un aficionado cuya identidad no trascendió denunció en una comisaría los insultos racistas que el inglés dirigió contra su compatriota del QPR Anton Ferdinand en un partido de liga.

Las autoridades absolvieron a Terry, aunque la Federación impuso al defensa una multa de 277,000 euros y cuatro partidos de sanción por ese caso.

La polémica actuación de Clattenburg se produjo durante un encuentro en el que dos futbolistas del Chelsea fueron expulsados, el serbio Branislav Ivanovic por roja directa y el español Fernando Torres por doble amarilla, este último debido a que el árbitro interpretó que simuló una falta.

Con nueve jugadores sobre el césped, el Chelsea terminó cediendo en casa ante el United por 2-3, después de que el mexicano Javier Chicharito Hernández marcara el tercero del ManU desde una posición dudosa.

A raíz de la polvareda levantada en los medios británicos por la actuación de Clattenburg el pasado domingo, el árbitro no arbitrará encuentros en la próxima jornada de la Premier League.

Ahora ve
Entre los disparos de sus compañeros, así desertó un soldado norcoreano
No te pierdas
×