Vettel, Alonso y 'Checo', las figuras a seguir en el Gran Premio de EU

El alemán conseguiría el campeonato de la F1 de ganar en Austin, la localidad más cercana a México en la que ha competido Pérez
sergio
sergio-perez-automovilismo-formula-uno  sergio  (Foto: )
  • A+A-
(AFP) -

El español Fernando Alonso (Ferrari) intentará dar caza al líder del mundial de Fórmula Uno, el alemán Sebastian Vettel (Red Bull), en el recuperado Gran Premio de Estados, que se disputará este fin de semana en Austin, Texas.

Vettel, quien ganó los últimos dos Mundiales, lidera el campeonato con 255 puntos, 10 más que el también doble campeón del mundo asturiano,  y este mismo domingo podría proclamarse ganador de nuevo.

El alemán protagonizó una gran remontada en el último Gran Premio, el de Abu Dabi, en el que logró acabar tercero luego de ser sancionado en la calificación y salir desde el pit lane.

Tercero es el finlandés Kimi Raikkonen (Lotus), que en Yas Marina se convirtió en el octavo ganador de la temporada y que, paradójicamente, celebró su victoria el mismo día que, al sumar 198 puntos, perdió toda opción matemática de anotarse de nuevo el título, que ya logró en 2007.

Alonso salió líder de Europa, pero, tras ganar cuatro de las cinco carreras del último periplo asiático (Singapur, Japón, Corea del Sur e India), Vettel no solo tomó el liderato, sino que en Austin, donde se disputará por primera vez un Gran Premio de Estados Unidos —que vuelve al calendario tras haberse disputado por última vez en 2007, en Indianápolis—, dispondrá de su primera bola de partido, que podría resolver a su favor en su GP numero cien en F1.

El campeón de Heppenheim se podría anotar su tercer campeonato seguido si logra sumar en el recién construido Circuito de las Américas 15 puntos más que Alonso, el otro aspirante a convertirse en el tricampeón más joven de la historia y que intentará por todos los medios que el duelo se resuelva una semana más tarde en Sao Paulo, sede del último Gran Premio, el de Brasil, donde el español festejó sus dos títulos, en 2005 y 2006 (con Renault).

Lo que parece imposible es que a la escudería austriaca, que dominó los dos últimos campeonatos gracias a las genialidades del ingeniero inglés Adrian Newey —el diseñador estrella de la F1—, se le escape el Mundial de constructores: a Vettel y al australiano Mark Webber les basta sumar cuatro puntos entre ambos para festejar otro título por equipos este mismo fin de semana en Texas.

Una carrera histórica para Checo

Se espera que al nuevo circuito de Austin asistan numerosos mexicanos para apoyar a su compatriota Sergio Pérez (Sauber), que buscará un buen resultado en EU.

El mexicano dijo este jueves que la localidad es la más cercana a México en la que ha competido "durante los últimos ocho o nueve años" de su vida.

Cuestionado en la conferencia de prensa oficial de la FIA en el Circuito de las Américas, acerca de si podía considerar este Gran Premio como el 'de casa', Checo -que la temporada que viene correrá en la escudería McLaren- respondió:

"Bueno, es lo más cercano (a México) donde he competido durante los últimos ocho o nueve años de mi vida, así que espero bastante apoyo aquí, porque vendrán muchos mexicanos, al estar bastante cerca de México. Creo que será un gran fin de semana".

A la competencia asistirá el presidente de México, Felipe Calderón, quien, a decir de un comunicado emitido por la Secretaría de Relaciones Exteriores, fue invitado por la escudería Sauber.

Lee 'Checo' Pérez, cerca de casa en Austin

Diseñado, al igual que el resto de las últimas pistas incorporadas al circo del gran motor, por el alemán Hermann Tilke, el nuevo circuito de Austin —al que el domingo está previsto que se den 56 vueltas, para completar un recorrido de 308.8 kilómetros— tiene una longitud de 5,516 metros y una zona de DRS en la recta entre la undécima y la duodécima de sus 20 curvas.

Este viernes se inaugurará como pista de competición de Fórmula Uno con los dos primeros entrenamientos libres, en la víspera del tercer y último ensayo, que precederá a la calificación que ordenará la parrilla de salida de un Gran Premio en el que, al igual que los de Singapur, Corea, Abu Dabi y Brasil, se rodará en sentido inverso al movimiento de las manecillas del reloj.

Pirelli, suministrador único de neumáticos, eligió los compuestos medios (raya blanca) y duros (plateada) para el Gran Premio de EU, en el que comparten récord de victorias —cinco— el alemán Michael Schumacher (Mercedes) y el brasileño Ayrton Senna, y que ganó por última vez, en 2007, el inglés Lewis Hamilton (McLaren).

Lewis se anotó el último GP de Estados Unidos en Indianápolis, una de las nueve sedes que hasta ahora ha tenido esta prueba, disputada por primera vez en Sebring, en 1959, y que en Austin estrenará su décimo escenario.

Ese día, Hamilton finalizó por delante de Alonso, que debe confiar en el definitivo avance de Ferrari para intentar comenzar a darle la vuelta al Mundial en el Circuito de las Américas.

El otro español en pista, Pedro de la Rosa, intentará abstraerse de la difícil situación de su escudería, la española HRT, recientemente puesta en venta, y buscará en Austin sacar lo máximo del monoplaza del equipo que dirige Luis Pérez Sala.

Con información de CNNMéxico

Ahora ve